¿Se puede desgravar el seguro de vida? 

Desgravar un seguro de vida en la declaración de la Renta es posible, pero siempre que esté vinculado a la hipoteca de una vivienda, a un producto de ahorro o si el interesado es autónomo. Hay que cumplir alguna de estas tres condiciones.

cuanto desgrava el seguro de vida

Desgravar un seguro de vida en la declaración de la Renta es posible, pero siempre que esté vinculado a la hipoteca de una vivienda, a un producto de ahorro o si el interesado es autónomo. Hay que cumplir alguna de estas tres condiciones.

¿Se puede desgravar el seguro de vida en la Renta?

En la declaración de la Renta hay que tener en cuenta todos aquellos aspectos que se pueden desgravar, pero a la hora de hacerla una de las dudas más recurrentes es si se puede desgravar el seguro de vida. 

Las personas que se preguntan si se puede desgravar el seguro de vida en la Renta tienen una fácil respuesta: sí, pero con condiciones. Para poder hacerlo hay que ser autónomo, o tener vinculado el seguro de vida a la hipoteca de una vivienda o a un producto financiero. Esto quiere decir, por ejemplo, que una persona no podrá deducir un seguro de vida convencional en su declaración de la Renta, salvo que sea autónomo. 

como desgravar seguro de vida hipoteca

¿Cómo desgravar el seguro de vida?

Una vez que ha quedado claro que se puede desgravar el seguro de vida en la Renta, pero solo en determinadas condiciones, el siguiente paso es plantearse cómo desgravar el seguro de vida. Para ello hay que informarlo en la casilla correspondiente

¿Cuánto desgrava el seguro de vida?

Ante la duda de cuánto desgrava un seguro de vida si eres autónomo, hay que tener en cuenta que la Agencia Tributaria lo considera un gasto deducible ligado al desempeño profesional del trabajador por cuenta propia. En cualquier caso, que el límite está establecido en 500 euros o 1.500 euros si el trabajador autónomo tiene una discapacidad. 

Por otro lado, también se puede desgravar el seguro de vida de la hipoteca si está vinculado a un PIAS (Plan Individual de Ahorro Sistemático) o un PPA (Plan de Previsión Asegurado). En estos casos, la Agencia Tributaria establece que están sujetos a beneficios fiscales y desgravan de forma similar a los planes de pensiones.

¿Cómo incluir el seguro de vida en la Renta?

Si lo que te preocupa es cómo incluir el seguro de vida en la Renta, debes saber que, tanto si tienes un seguro de vida vinculado a una hipoteca o a un plan de ahorro, como si eres autónomo, para desgravar su importe tienes que marcar la casilla 200 de tu declaración de la Renta. 

¿Se puede desgravar el seguro de vida de la hipoteca?

Otra de las preguntas más frecuentes a la Agencia Tributaria es acerca de si se puede desgravar el seguro de vida vinculado a una hipoteca. En este caso, la normativa especifica que se puede hacer, pero siempre que el seguro de vida esté vinculado a un préstamo hipotecario firmado antes del 1 de enero de 2013.

¿Cómo desgravar el seguro de vida de la hipoteca?

Si te preguntas cómo desgravar el seguro de vida de la hipoteca, la ley establece que puedes incluir tu seguro en el cálculo de la deducción por adquisición de vivienda habitual de tu declaración. La deducción máxima que se puede obtener es del 15% del importe destinado a la misma.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que, aunque se pude desgravar el seguro de vida de la hipoteca, la deducción máxima es de 9.040 euros, según indica la Agencia Tributaria. 

El seguro de vida desgrava en la Renta, pero esta no es su única ventaja. Lo más importante es que este seguro protegerá a tu familia cuando tú no estés. Los tuyos se verán indemnizados en caso de que fallezcas, independientemente de la causa y, además, puedes elegir ampliar la cobertura incluyendo casos de invalidez. 

También existen seguros de vida 100% personalizables que, además de responder en caso de fallecimiento, te dan la posibilidad de hacerlo ante situaciones de hospitalización o enfermedades graves. Desgravar el seguro de vida de la Renta es solo un añadido ventajoso a una situación en la que te verás cubierto ante infortunios que pueden hacer mella en tu calidad de vida, como una incapacidad permanente absoluta por accidente, enfermedades graves u hospitalización, entre otras posibilidades.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *