¿Qué motos puedo conducir sin carné?

La posibilidad de pilotar vehículos de dos ruedas sin necesidad de un título específico ha hecho aumentar el número de usuarios en los últimos años. Pero, ¿qué opciones tengo para iniciarme?

Motos que se pueden conducir sin carné

En realidad, pasar de cuatro a dos ruedas es más sencillo de lo que parece siempre que se tenga el carné de conducir B desde hace al menos tres años. Eso sí, existen tres limitaciones relacionadas con las características de la motocicleta que se puede conducir de esta forma:

  • 125 cc de cilindrada
  • Potencia máxima de 15 cv
  • No puede llevar sidecar. 

Hay muchas razones para optar por este medio de transporte. “Personas que en el futuro quieren dar el salto a motos más grandes, empiezan con escúteres de marchas”, apunta Miguel Ángel Rodríguez, de la empresa especializada Moto Costa. Desde hace poco, en algunas grandes ciudades se ha asentado un nuevo colectivo de moteros: el de los que han probado las motos eléctricas de alquiler. “Al ver la facilidad de manejo, se deciden a comprarse una”, añade este responsable comercial.

Para gustos…

Sea cual sea nuestra motivación, a la hora de elegir la moto adecuada a nuestras necesidades encontraremos una amplísima variedad de modelos. Si bien el escúter es la tipología reina –el 58% de todas las motos vendidas en 2018 eran de este tipo, según datos de Anesdor–, también se pueden encontrar traileras, e incluso naked (deportivas) que no exceden los 125 cc. Son modelos que imitan a sus hermanas mayores sin llegar a su tamaño, potencia ni prestaciones. A cambio, son más ágiles callejeando que la mayoría de los escúteres gracias a que cuentan con un chasis más estrecho y un carenado menos voluminoso. 

Conducir moto sin carné

Por su parte, los escúteres ofrecen una posición de conducción más erguida que las naked y un espacio de carga superior, ya que bajo el asiento algunos modelos son capaces de albergar hasta dos cascos.

¿Así de fácil?

Aunque sea perfectamente legal ponerse a los mandos de una moto de 125cc solo con el carné de conducir B, no está de más conocer su funcionamiento básico antes de echarse a rodar y comprobar si tenemos la destreza necesaria. “En general, lo más difícil es aprender a levantar la mirada, porque muchas personas se quedan mirando a los mandos”, señala Pedro Cortés, director de la academia Motocircuito.

“En general, lo más difícil es aprender a levantar la mirada, porque muchas personas se quedan mirando a los mandos”

Pedro Cortés, director de la academia Motocircuito

¿Y si quiero rodar por carretera?

Si la ciudad se te queda pequeña y lo que quieres es recorrer distancias medias o largas, necesitarás al menos el carné de moto A2 que da acceso a motos de mayores prestaciones que las que permite el carné B de coche. Sacárselo no requiere una gran habilidad y si conduces un escúter o un coche de forma habitual tienes bastante ganado a la hora de superar las pruebas que incluyen, además de la teórica (una parte general que es la misma que para el carné B y otra específica sobre motos de la que te libras si tienes el carné A1), una de maniobras (a motor parado y en circuito cerrado) y otra de circulación. Sin ser difícil, recuerda que conducir una moto de mayor cilindrada requiere siempre mayor precaución.

En estos casos, lograr la pericia necesaria, “puede bastar con entre ocho y 10 clases de maniobras, y entre cuatro y seis de circulación en vías abiertas”, señala Enrique Fernández, director de la autoescuela San Antonio.

“También puede costar hacerse con el embrague”, que a diferencia del de los coches se acciona tanto hacia abajo como hacia arriba. 

Por otro lado, aunque la mayoría de los escúteres son automáticos, Cortés recomienda optar por modelos con cambio manual: “Siempre tienes un arma más en la mano –en concreto en la izquierda–, para controlar la moto y no depender solo de los frenos que, en determinadas circunstancias, puede no ser lo mejor para frenar la moto”, por ejemplo, si el asfalto está mojado. 

Para cogerle el tranquillo suele bastar con un curso intensivo de unas tres horas que combine la teoría con la práctica, tanto en circuito cerrado como en carretera. Eso sí, tras esa primera toma de contacto, “no todo el mundo está para salir”. En esos casos, lo mejor para esas personas, y para los demás, es que reciban algunas clases más sin tráfico. 

Potencia y marchas

Al margen del diseño, el otro elemento fundamental a la hora de escoger ‘montura’ es su potencia. Pedimos al experto que desglose sus ventajas:

  • Entre 8 y 11 cv. “Son más estrechas y las más adecuadas para un uso estrictamente urbano y de poco recorrido, con velocidades máximas de entre 80 y 90 km/h”, explica Rodríguez.
  • Intermedio: de 12 a 13 cv. “Con ellas puedes circular por vías rápidas con mayor soltura. Son las menos demandadas”.
  • 15 cv: Aquí se incluyen las llamadas maxi escúter. “Tienen asientos más anchos y mayor capacidad de carga. Sus prestaciones son más adecuadas para circular por autovía, ya que llegan a los 120 km/h”.

Por último, debemos tener en cuenta que en el comportamiento y la conducción de la moto influyen otros aspectos como el tamaño de la rueda y la presencia de cambio de marchas manual o automático. 

Hay una opción más: los escúteres con dos ruedas delante. Quienes hagan a diario un buen número de kilómetros para acceder al centro de la ciudad pueden agradecer contar con un punto de apoyo extra bajo el manillar, pero en ciudad se pierde maniobrabilidad, ya que el diámetro de giro es mayor que con una sola rueda. Dentro de esta configuración existe una variante denominada LT, que ya no está limitada a 125 cc y, de hecho, llega hasta los 500 cc. “Corren más… pero luego hay que frenarlas”, bromea Rodríguez. Además, debido a su mayor potencia, no se las considera motocicletas sino cuadriciclos y no pueden aparcar sobre la acera.   

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para ofrecerte una experiencia personalizada y algunas funcionalidades de nuestro sitio web, usamos cookies. Estas cookies nos permiten mejorar nuestra web día a día mediante una analítica avanzada. Para más información, consulta nuestra "política de cookies". Al hacer clic en el botón aceptas la utilización de cookies.

Opciones de Privacidad

Cuando visite nuestro sitio web, utilizaremos cookies para asegurarnos de que puede disfrutar al máximo de la experiencia. Estas cookies pueden contener información sobre el usuario, sus preferencias o su dispositivo. Normalmente dicha información no permite identificarle directamente, sino que está pensada para que pueda disfrutar de una experiencia de navegación más personalizada. Como respetamos su derecho a la privacidad, le ofrecemos la posibilidad de modificar los ajustes predeterminados. Sin embargo, el bloqueo de determinados tipos de cookies puede perjudicar su navegación por el sitio y los servicios que podemos ofrecer. Si desea más información sobre cómo procesamos sus datos personales, consulte nuestra página informativa "política de cookies".

Advertencia: Necesitamos utilizar una cookie para recordar los ajustes que ha realizado en nuestro administrador de privacidad de cookies. Si borra todas sus cookies deberá volver a actualizar sus preferencias en nuestro sitio, si utiliza un dispositivo o un navegador distinto deberá volver a indicarnos sus preferencias.