Subarrendamiento de vivienda: ¿qué es?, ¿es legal?

¿Subarrendar es legal? Esta es una duda frecuente que no tiene una única respuesta. Y es que, ante todo, siempre hay que recurrir al contrato para saber qué es lo que el inquilino puede o no hacer. Pues, al igual que el arrendador puede impedirle al arrendatario tener animales en su propiedad, también puede hacer lo propio con el subarrendamiento de la vivienda. Ahora bien, ¿en qué consiste realmente esto?

subalquilar habitaciones

¿En qué consiste el subarrendamiento?

Subalquilar habitaciones en una vivienda en la que una persona está como inquilina significa alquilarlas para que otras personas residan en ellas. El beneficio económico se lo lleva el inquilino y en la gran mayoría de los casos el propietario no sabe que esta práctica se está llevando a cabo. No obstante, ¿es rentable hacer esto?

La verdad es que sí, puesto que el alquiler de habitaciones siempre resulta más lucrativo que el de una vivienda completa. Además, debemos tener en cuenta los precios que en la actualidad se manejan y que se encuentran por las nubes en ciudades como Madrid o Barcelona, debido a la alta demanda que no deja de aumentar. 

subarrendar habitaciones

¿Es legal subarrendar una vivienda?

Para saber si subarrendar es legal o no hay que recurrir a la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), concretamente al artículo 8. En él se expone que subalquilar habitaciones es legal, siempre y cuando el propietario del inmueble lo apruebe. Si el arrendador da su visto bueno y así lo establece en el contrato, el inquilino puede subarrendar las habitaciones de las viviendas de forma legal y sin ningún tipo de problema. 

Condiciones

A pesar de que subarrendar es legal, deben cumplirse ciertas condiciones:

  • La renta por el subalquiler de habitaciones no debe superar a la de la vivienda. Es decir, si esta es de 500 euros, el subalquiler no puede ser de 300 euros por habitación. Esto sí hará que subarrendar sea ilegal. 
  • Debe haber un contrato firmado en el que aparezca el alquiler de las habitaciones, la zona en la que se encuentra la vivienda y cuáles son las normas que habrá (no fumar, no tener mascotas, etc.).
  • El propietario debe dar su visto bueno o especificar en el contrato de alquiler la posibilidad de subalquilar habitaciones. En caso contrario, no se podrá llevar a cabo de manera legal, lo que podría suponer una multa. 

¿Qué hacer si mi inquilino ha subarrendado mi piso ilegalmente?

Si un inquilino subarrienda una vivienda ilegalmente, el propietario lo puede echar por incumplimiento de contrato. Para ello, es útil que en el contrato exista una cláusula concreta en la que se prohíba de manera expresa subalquilar habitaciones.

Ponerse en contacto con la aseguradora en la que se haya contratado una póliza de seguro de hogar específica para viviendas que están de alquiler facilitará las cosas. La compañía explicará cuál será el procedimiento que se tendrá que hacer para echar al inquilino de la propiedad. 

Cómo denunciar un subarrendamiento ilegal

La denuncia de un subarrendamiento de vivienda se puede hacer al propio casero (si este no tiene conocimiento de lo que está ocurriendo) o a la comunidad de vecinos. En cuanto el arrendador sea conocedor de lo que sucede en su propiedad podrá tomar las medidas necesarias como iniciar un proceso de desahucio por la vía judicial. Poder contar con el testimonio de los vecinos será indispensable para poder corroborar los hechos. 

Duración del subarrendamiento

La duración del subarrendamiento de la vivienda también dependerá del acuerdo al que lleguen el arrendador y el arrendatario. En ningún caso se podrá superar el plazo que se pacte, ya que esto será un motivo por el que se incurrirá en una ilegalidad.

Subarrendar es legal, siempre que el arrendador tenga conocimiento de lo que sucede y lo haya aprobado (ya sea comunicándoselo al inquilino o exponiéndolo en el contrato). Lo que en ningún caso se puede hacer es subalquilar habitaciones sin contrato, a escondidas y sin el visto bueno del arrendador. Puesto que esto sería un motivo de denuncia y desahucio.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *