Elementos de seguridad activa y pasiva de un vehículo

Los elementos de seguridad activa de un vehículo son necesarios para evitar accidentes en carretera o paliar las consecuencias si sufrimos un impacto. Los fabricantes de automóviles trabajan constantemente en mejorarlos para conseguir que tanto el conductor como los acompañantes estén más seguros en sus desplazamientos.

seguridad activa y pasiva de un vehículo

Los elementos de seguridad activa de un vehículo son necesarios para evitar accidentes en carretera o paliar las consecuencias si sufrimos un impacto. Los fabricantes de automóviles trabajan constantemente en mejorarlos para conseguir que tanto el conductor como los acompañantes estén más seguros en sus desplazamientos.

¿Qué es la seguridad activa y pasiva de un vehículo?

La seguridad activa y pasiva de un vehículo se refiere al conjunto de elementos que intervienen en la prevención de accidentes o en la reducción de sus consecuencias. La combinación de ambas resulta fundamental en la seguridad vial.

Diferencias

Los elementos de seguridad activa en vehículos están pensados para prevenir cualquier accidente mientras se circula. Son elementos que permiten controlar el vehículo, evitando las salidas de la vía y los impactos.
En cambio, los elementos de seguridad pasiva son los que están orientados a evitar lesiones graves o mortales si tenemos un accidente, protegiendo la integridad física de todos los ocupantes del vehículo.

¿Cuáles son los elementos de seguridad activa y pasiva del vehículo?

Si te estás preguntando cuáles son los elementos de seguridad activa y pasiva de un vehículo, para distinguirlos solo debes pensar en si su objetivo es evitar un accidente o bien proteger al conductor y acompañante una vez que ha ocurrido el siniestro. 

Elementos que componen la seguridad activa

Los elementos de seguridad activa en vehículos son, principalmente, los siguientes:

  • Sistema de frenado: su misión es reducir la velocidad o detener el coche. El sistema ABS permite reducir la distancia de frenado y la inestabilidad del vehículo.
  • Sistema de suspensión: los amortiguadores permiten que un coche alcance la estabilidad necesaria y el confort para sus ocupantes en diferentes terrenos.
  • Sistema de dirección: a través de elementos como la dirección asistida se controla la respuesta del coche en las maniobras a realizar. 
  • Sistema de control de estabilidad: mantiene la posición del volante y la velocidad de las ruedas para que equilibrar el coche en caso de pérdida de control.
  • Iluminación: es la encargada de dar visibilidad en los momentos que se necesita.
  • Neumáticos: unos neumáticos en buenas condiciones se agarran bien a la calzada y aguantan sus irregularidades, y contribuyen a evacuar en agua en caso de que esté mojada. 
elementos de seguridad activa y pasiva

Elementos que componen la seguridad pasiva

Los principales elementos de seguridad pasiva de un coche son los siguientes:

  • Cinturones de seguridad: evitan que los ocupantes de un vehículo salgan despedidos en caso de colisión y también el temido efecto submarino, que puede causar graves lesiones. 
  • Chasis y carrocería: si se produce un accidente, el chasis y la carrocería absorberán el mayor impacto posible a través de las zonas de deformación del vehículo. 
  • Airbags: son elementos clave en la seguridad pasiva del vehículo, ya que consiguen amortiguar el impacto del conductor y los acompañantes con la carrocería del vehículo.
  • Reposacabezas: si están bien ajustados, reducen las lesiones cervicales cuando el vehículo sufre un impacto posterior.
  • Cristales: los avances tecnológicos han permitido que los cristales, en caso de impacto, no se rompan en trozos que puedan causar cortes a los usuarios del vehículo.
  • Sistemas de retención infantil: es necesario informarse sobre los sistemas más adecuados para el peso del niño, con el fin de minimizar las consecuencias que supondría un accidente.

La importancia de la seguridad: seguros de coche

La seguridad activa y pasiva de un vehículo es clave para minimizar los accidentes y sus consecuencias. Si además queremos un plus de tranquilidad, hay que contratar un seguro de coche que se ajuste a nuestras necesidades y expectativas.

Existen diferentes modalidades, desde un seguro a terceros básico, que es el mínimo legal para que el coche pueda circular con seguridad, a un seguro a terceros ampliado con coberturas diferenciales, como rotura de lunas o robo. Y si queremos la máxima protección para todos los ocupantes del vehículo, existe un seguro a todo riesgo.

Caser Autohelp es una cobertura del seguro de coche que puede salvarnos la vida. En caso de sufrir un accidente, se detecta automáticamente y avisa al 112 de la localización para el envío de una ambulancia. Y todo ello sin que el conductor o los acompañantes tengan que hacer nada. 

Además, hay que recordar que invertir en elementos de seguridad activa y pasiva nunca está de más, ya que supone la tranquilidad de ver reducido el riesgo de accidentes o lesiones cuando circulamos, un elemento clave de la seguridad vial.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *