Ha llegado el momento de asegurarnos el futuro

Durante las semanas de confinamiento, hemos reflexionado sobre la importancia de la salud y de la familia. Pero también nos hemos analizado a nosotros mismos y hemos forjado un camino hacia un nuevo futuro de protección.

Asegurarnos el futuro

La necesidad de cuidarnos día a día o garantizar el futuro de nuestra familia no supone solo llevar un estilo de vida saludable o hacer deporte. La protección conlleva también la tranquilidad emocional y la económica. Contar con un respaldo para proteger nuestro patrimonio y hacer frente a situaciones imprevistas y complicadas en el medio y largo plazo es una inversión que garantiza el porvenir de nuestros más allegados. “El mundo interior que hayamos analizado desde el confinamiento va a determinar el escenario que va a venir”, asegura la socióloga Alicia Aradilla. Hemos vivido en un proceso de aprender y descubrirnos y aceptarnos sin caer en el victimismo. “Se activará la solidaridad, no seremos tan hiperindividualistas. Seguiremos siendo individualistas, pero prestaremos más atención a los demás. Cuidar a la comunidad es el camino para cuidarnos a nosotros mismos”, continúa Aradilla.

“El mundo interior que hayamos analizado desde el confinamiento va a determinar el escenario que va a venir”, asegura la socióloga Alicia Aradilla

Cambio de prioridades

Nuestro estilo de vida hasta ahora, basado en un consumo inmediato nos ha llevado a valorar y asegurar nuestros bienes personales, como vehículos y hogares, y apenas hemos reflexionado sobre la necesidad de proteger a las personas salvo cuando han ocurrido desgracias cercanas como eventos negativos, fallecimientos de familiares o amigos o pandemias: “Resulta muy necesario estar protegidos ante cualquier imprevisto vital, ya que la contratación de un Seguro de Vida Riesgo nos asegura los ingresos que suponen el flujo monetario necesario para sufragar los gastos de nuestra vida cotidiana”, comenta Miguel Aldalur, director de Vida y Pensiones Particulares de Caser. En la compañía han incluido en sus pólizas de vida otros servicios como la consulta online con médicos de distintas especialidades, que han prestado atención a la covid-19, pero también a cualquier otra patología o eventualidad.

Una inversión con responsabilidad

Saber invertir con responsabilidad

Elegir un modelo de inversión debería venir dado por la reflexión sobre la finalidad del ahorro. Es posible que se pueda realizar una aportación mensual a un plan de pensiones y otra a otro producto, para así cubrir cada uno de los objetivos que una persona quiera fijarse. Antes de decidirse por un producto, habrá que considerar qué riesgo se quiere asumir para el ahorro y en función de él habrá que seleccionar el producto final. Es clave plantearse las siguientes preguntas:

  1. ¿Para qué quiero ahorrar? Seguramente tengamos distintos objetivos: jubilación, estudio de los hijos, vivienda, nuevo vehículo…
  2. En el caso optar por la jubilación: ¿Estoy seguro de que ese importe no lo necesitaré o no querré disponer de él para otra circunstancia? ¿Me conviene contar con la ventaja fiscal de los planes de pensiones?
  3. Para cada una de las respuestas anteriores: ¿Cuánto tiempo estaré ahorrando para cada uno de esos objetivos? ¿Cuál es el plazo en el que necesitaré cada uno de esos ahorros?
  4. ¿Cuánto quiero ahorrar al mes para cada uno de ellos? ¿Lo haré todos los meses o puntualmente?

Futuro a distancia

Este inolvidable año 2020 nos ha enseñado a acostumbrarnos a una vida menos presencial, menos in situ. “En el futuro va triunfar todo lo que lleve por delante el prefijo tele-: teletrabajo, telemedicina, teleeducación”, explica la socióloga Aradilla. Según ella, el modelo va a permanecer, porque va a ser la única manera de preservar la salud por mucho tiempo. “Vamos a asistir a un resurgimiento de los movimientos sociales, hemos empezado con la solidaridad y esto es muy motivador. Incluso la globalización se está poniendo en duda, porque lo primero que hicieron todos los estados ante la pandemia fue cerrar las fronteras”, añade Aradilla.

Pensar en nuestras necesidades

Hace tiempo que vivíamos instalado en la creencia del carpe diem, un tanto desvirtuada, y las redes sociales no hicieron más que fomentarla: vivimos en el día a día, en efecto, pero nos apoyamos tanto en el pasado como en el futuro. “Las personas que han se han mantenido al día, como filosofía de vida, ahora tienen sensación de incertidumbre y de inestabilidad, lo que puede resultar insostenible”, comenta la experta. “Hemos sido muy consumistas y eso ha tenido un coste económico y emocional. Vamos a tender a ser más prudentes. Lo importante es la planificación desde la tranquilidad y la motivación”, continúa la socióloga Aradilla.

¿Qué hago con el dinero?

Somos conscientes de que tendremos que convivir con la crisis sanitaria y las previsibles social y económica. Los que tengan suerte de contar con algunos ahorros podrán decidir si invertirlos en un plan de pensiones o en un depósito bancario. Lo más importante será realizar una inversión en función de nuestras necesidades.

 “La ventaja de los planes de pensiones es que nos permiten ahorrar de una manera específica para nuestra jubilación, ya que tienen limitado su rescate a que se dé esta situación o alguna otra en la que de verdad se necesite este ahorro: fallecimiento, incapacidad permanente, enfermedad grave, desempleo de larga duración”, asegura Eva Valero, directora de Pensiones de Caser.

Además, los planes de pensiones cuentan con una importante ventaja fiscal, ya que todas las aportaciones que se hagan reducen la base imponible del IRPF en la declaración de Hacienda y pagaremos menos impuestos. Sin embargo, si ahorramos en otro producto, podremos disponer del ahorro en las condiciones que se hayan pactado, pero no contaremos con la ventaja fiscal anterior.

“La decisión para elegir uno u otro debería venir dado por la reflexión sobre la finalidad del ahorro”, recomienda Valero. En cualquier caso, no se trata de productos sustitutivos, es decir, “es posible que se pueda realizar una aportación mensual a un plan de pensiones y otra a otro producto para así cubrir cada uno de los objetivos que me fije”, concluye Valero.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para ofrecerte una experiencia personalizada y algunas funcionalidades de nuestro sitio web, usamos cookies. Estas cookies nos permiten mejorar nuestra web día a día mediante una analítica avanzada. Para más información, consulta nuestra "política de cookies". Al hacer clic en el botón aceptas la utilización de cookies.

Opciones de Privacidad

Cuando visite nuestro sitio web, utilizaremos cookies para asegurarnos de que puede disfrutar al máximo de la experiencia. Estas cookies pueden contener información sobre el usuario, sus preferencias o su dispositivo. Normalmente dicha información no permite identificarle directamente, sino que está pensada para que pueda disfrutar de una experiencia de navegación más personalizada. Como respetamos su derecho a la privacidad, le ofrecemos la posibilidad de modificar los ajustes predeterminados. Sin embargo, el bloqueo de determinados tipos de cookies puede perjudicar su navegación por el sitio y los servicios que podemos ofrecer. Si desea más información sobre cómo procesamos sus datos personales, consulte nuestra página informativa "política de cookies".

Advertencia: Necesitamos utilizar una cookie para recordar los ajustes que ha realizado en nuestro administrador de privacidad de cookies. Si borra todas sus cookies deberá volver a actualizar sus preferencias en nuestro sitio, si utiliza un dispositivo o un navegador distinto deberá volver a indicarnos sus preferencias.