En los fondos también hay clases

En los fondos también hay clases

Cada gestora bautiza su fondo como considera, y muchas veces añade al final del mismo una letra. El objetivo es clasificar el producto según la clase de inversor. Un mismo fondo puede estar destinado a la banca privada, a los institucionales y al inversor particular. La cartera y la estrategia que siguen es la misma para todos, la diferencia está en los importes mínimos que deben aportar unos y otros y en las comisiones.

Es importante conocer estos detalles cuando pensamos adquirir un fondo de inversión. El problema es que no hay una norma universal en el uso de las letras. Hay gestoras que utilizan la C o la H para referirse a los institucionales y otros echan mano de la misma H para el minorista. A pesar de las diferencias hay tres casos en los que se repite con más frecuencia: la I para institucionales, la BP para banca privada y la A para minoristas.

Todos siguen la misma estrategia, la diferencia está en las comisiones y los importes mínimos de desembolso

También puede ocurrir que especifiquen la divisa, y suele haber coincidencia con la utilización de la abreviatura Eur en el caso de que el fondo esté denominado en euros, Usd, en dólares y Gbp en libras.

Cuando no está en euros y cubre el riesgo divisa incluye la palabra hedged o la consonante C; si no lo hace, unhedged o UNH.

Por otro lado, cuando un fondo distribuye dividendos o cupones entre los partícipes de forma periódica, avisa con la abreviatura Inc o D. Cuando no se reparten, si no que se reinvierten, se determina con Acc o ND.

Es importante que tengas en cuenta este tipo de divisiones, ya que un fondo u otro puede hacer que ganes más o menos. Los institucionales tienen menos costes, pero a cambio precisan de un desembolso mayor. Si hay plusvalías serán más altas que las del retail porque han depositado más dinero: ganar un 5% sobre 3.000 euros significa haber logrado 150 euros; hacerlo sobre 1.000 euros, suponen 50 euros más. Si hay pérdidas, serán mayores también en los grandes inversores.

Siempre es recomendable acudir a un asesor si no se es un experto, y sobre todo es fundamental tener claro cuáles son nuestros objetivos y límites.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *