Seguro del contenido de mi hogar: qué cubre y cómo calcularlo

Contratar un seguro que cubra los bienes que hay dentro de nuestra vivienda es más importante de lo que parece. En caso de siniestro, la indemnización recibida podrá ayudar a reponer todo aquello que haya sido dañado o sustraído.

Contenido seguro hogar

Cuando pensamos en contratar un seguro del hogar solemos asociarlo únicamente con la vivienda en sí. Sin embargo, si nos parásemos a reflexionar la cantidad de cosas que guardamos de puertas para dentro, probablemente no perderíamos ni un minuto en añadir una póliza que protegiese esos centenares de objetos que tenemos en el interior de casa. Pero ¿qué es el seguro del contenido de hogar y por qué puede ser interesante tenerlo en cuenta? Te lo contamos.

¿A qué hace referencia el contenido en un seguro?

El seguro del contenido de hogar incluye todo lo que está de puertas para dentro. Es decir, lo que no es la fachada ni el exterior de tu vivienda. Por lo tanto, la ropa, los objetos de valor, las obras de arte, los electrodomésticos… Todo lo que haya dentro de tu casa puede estar asegurado. Ahora bien ¿y el continente qué es?

Diferencia entre contenido y continente en el seguro

La cobertura de un seguro del hogar puede ser de dos tipos: de continente y de contenido. El primero protege los daños provocados en todo lo que forma parte de la edificación: paredes, techos, suelos, ventanas, instalación de electricidad, calefacción… Por su parte, el seguro de contenido cubre los objetos que tienes dentro de la vivienda, los denominados bienes muebles: electrodomésticos, equipos informáticos, ropa, menaje de cocina, artículos de deporte, joyas…

¿Qué contenido cubre el seguro de hogar?

Para decidir qué incorporar al seguro lo más aconsejable es hacer un inventario de todos los enseres. Después hay que estimar su valor económico. Para justificar esas cantidades no es necesario aportar facturas o tiques de compra, salvo que sean objetos con una valoración especial. “En estos casos es recomendable, aunque no imprescindible, presentar la documentación del bien”, concreta José Carlos Campos, de Caser Seguros.

En esa lista debe reflejarse todo lo que se tenga dentro de la casa, incluso cosas tan atípicas o aparentemente insignificantes monetariamente como una cinta de correr, el secador de pelo, la ropa, una colección de DVD, la vajilla, una bicicleta…

Es importante actualizar este inventario cuando se incorporan más elementos, como ordenadores, una secadora, etc. Así, en el caso de que ocurra un evento inesperado, estos objetos formarán parte del contenido del seguro de hogar. Puedes encontrar más información sobre cómo calcular el continente y contenido de tu vivienda.

¿Cuánto contenido debo asegurar?

No hay una lista estipulada de lo que debe incluirse en un seguro de contenido del hogar, si bien las compañías suelen recomendar asegurar un valor mínimo en función de la tipología de la vivienda. Cada tomador es libre de declarar en la póliza los bienes que desea proteger dentro de su casa y de otorgarles una tasación para, en caso de siniestro, recibir la correspondiente indemnización.

Algo que debes tener presente es que al contenido del seguro de hogar se puede añadir todo tipo de bienes, independientemente del uso que hagas de estos, particular o profesional. Por ello, si trabajas en casa es posible incluir en la póliza el ordenador, la impresora, el teléfono, el escritorio, la silla…

Asimismo, no puedes olvidarte de los objetos de valor. Las joyas, obras de arte o colecciones, que superen los 2000 euros de valor unitario hay que incluirlos y reflejarlos específicamente en el seguro de contenido. Si estos tienen un valor inferior deben formar parte del contenido general de la póliza. Eso sí, ten en cuenta que, a veces, para determinados bienes con una tasación mayor o especial la aseguradora exige que estén depositados en una caja fuerte con determinadas características. Guardar una factura que describa el objeto y justifique el importe pagado o una fotografía del bien es también aconsejable de cara a una posible indemnización.

precio contenido seguro casa

¿Cómo se calcula el contenido en el seguro de hogar?

Como informan desde Caser, “en el cálculo del precio de una póliza de contenido intervienen multitud de factores variables relacionados con la vivienda, el tomador, la ubicación, el uso…”. Por ello, no se puede establecer una cantidad media de referencia, aunque “es habitual y lógico que, a mayor valor de continente, el valor del contenido sea también mayor”.

¿Qué cantidad pagaré?

Cuantas más cosas incluyas en el seguro de contenido del hogar más alta será la prima a pagar, pero recuerda que esos bienes estarán cubiertos y serás compensado en caso de siniestro. “Si el valor declarado en la póliza se corresponde con la valoración real en el momento del siniestro, se recibirá la cantidad asegurada; si no se correspondiese, la indemnización será proporcional a la diferencia entre el valor declarado y el real en ese momento”, puntualiza el experto de Caser. ¿Nunca te habías pensado en el seguro del contenido de hogar? Si buscas sentirte tranquilo y con cero preocupaciones, necesitas una póliza de estas características. Ponte en contacto con nosotros para que podamos aconsejarte sobre cómo asegurar el contenido de tu vivienda.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *