Ecografías 3D, 4D y 5D: ¿en qué se diferencian?

Las ecografías en los embarazos son muy habituales. Gracias a la revolución tecnológica que han experimentado en los últimos años, se han convertido en mucho más que una prueba rutinaria de control. Poder observar a tu bebé en tiempo real es una forma de vivir más conscientemente tu embarazo, implicar a tus seres queridos en el proceso y tener un recuerdo para disfrutar en el futuro.

Ecografías 3D, 4D y 5D: ¿en qué se diferencian?

Las ecografías en los embarazos son muy habituales. Gracias a la revolución tecnológica que han experimentado en los últimos años, se han convertido en mucho más que una prueba rutinaria de control. Poder observar a tu bebé en tiempo real es una forma de vivir más conscientemente tu embarazo, implicar a tus seres queridos en el proceso y tener un recuerdo para disfrutar en el futuro.

Diferencias entre las ecografías 5D, 4D y 3D

Conocer las características de las ecografías 3D, 4D y 5D es fundamental para poder elegir la que se ajusta más a tus necesidades. Si en un primer momento la ecografía en 2 dimensiones supuso todo un avance, ya que permitía tener una fotografía del feto en blanco y negro, la ecografía 3D dio un paso más allá, aportando profundidad a la imagen y un mayor realismo.

Sin embargo, las ecografías en el embarazo preferidas hoy en día son la eco 4D o 5D, ya que permiten ver al bebé en movimiento y disfrutar de un momento emocionante y único. La diferencia entre estos dos tipos de ecografías es que la 5D presenta una tecnología más avanzada, lo que hace que la imagen sea más nítida y se observan más nítidamente los rasgos del bebé.

Un software avanzado hace que visualicemos el feto en alta definición, con más textura y luminosidad, e incluso con una tonalidad en la piel. Es lo más cercano a conocer a tu bebé sin esperar a que nazca.

¿Cuál es el precio de las ecografías 3D, 4D y 5D?

El precio de las ecografías en el embarazo varía en función de cuál es la prueba que nos queramos hacer y en qué centro la llevemos a cabo. Cuanto más moderna sea la tecnología que utilicemos, mayor será el precio a desembolsar. 

Actualmente, las ecografías en el embarazo más demandadas son, sin duda, las 5D, que se pueden encontrar a un precio básico inferior a 70 euros. Si quieres un servicio extra, como un DVD con el vídeo de la sesión, el precio puede ascender a 95 euros. Lo importante es escoger un centro de prestigio y que te aporte confianza, ya que la técnica utilizada y la pericia del especialista resultan claves para disfrutar de la ecografía al máximo.

¿Cuál es la mejor semana para hacer una eco 3D?

Realizarte ecografías en el embarazo resulta tranquilidad. Las ecografías 3D puedes hacerlas a lo largo de los 9 meses, y dependiendo de la semana que elijas así podrás utilizarla para una función u otra. 

A partir de la semana 6 o 7, la eco 3D te permitirá observar el saco gestacional y comprobar que el embarazo marcha según lo previsto. En las siguientes semanas esta ecografía te permitirá confirmar que tu hijo crece al ritmo adecuado. Hasta la semana 20, aproximadamente, podrás ver al feto entero, pero a medida que se vaya acercando el momento del parto el tamaño del bebé será mayor y ya solo podrás observarlo por partes.

¿Cuál es la mejor semana para hacerse una ecografía 4D?

La elección de la semana para hacerte una ecografía 4D dependerá de tus expectativas. Para obtener un vídeo con la figura completa de tu hijo se recomienda hacérsela entre las 16 y las 22 semanas de embarazo.
Sin embargo, si deseas observar sus rasgos de una manera más definida, habría que esperar al menos hasta la semana 24. Y hasta la 32, aproximadamente, para ver a quién se parece.

¿Cuál es la mejor semana para una ecografía 5D?

La mejor semana para hacerse una ecografía en 5D es la misma que para una 4D, es decir, entre la semana 24 y la 32, que es cuando el tamaño del bebé y el volumen del líquido amniótico permiten una mejor visualización. Sin embargo, si es un embarazo múltiple, los expertos recomiendan hacerse esta ecografía entre la semana 24 y 26 de gestación. 

Hay que tener en cuenta que las ecografías en embarazos no solo sirven para establecer un vínculo emocional con tu bebé sino también para diagnosticar posibles enfermedades, malformaciones o problemas de salud. 

Estas pruebas se complementan con los tipos de test prenatales para ofrecer un seguimiento que tiene un importante valor diagnóstico en el embarazo. Asimismo, disponer de un seguro de salud para embarazadas hace que la madre se sienta más cómoda, protegida y tranquila en uno de los momentos más importantes de su vida.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *