Causas de la hinchazón abdominal: explorando las raíces del problema

En ocasiones notamos que nuestro abdomen aparece hinchado, con o sin razón aparente. Las causas de la hinchazón abdominal son de lo más variadas y las consecuencias van más allá de un problema estético, ya que en ocasiones provoca mucho dolor.

Causas de la hinchazón abdominal: explorando las raíces del problema

En ocasiones notamos que nuestro abdomen aparece hinchado, con o sin razón aparente. Las causas de la hinchazón abdominal son de lo más variadas y las consecuencias van más allá de un problema estético, ya que en ocasiones provoca mucho dolor.

Detrás del malestar: causas de la hinchazón de abdomen

Las causas de la hinchazón de abdomen son muy variadas y pueden deberse desde una simple indigestión o acumulación de gases en el estómago a un problema más serio de salud. 

En cualquier caso, los síntomas son muy desagradables porque no solo experimentamos una sensación de que el vientre está lleno y distendido, sino que, en ocasiones, experimentamos molestias o dolor. Entre las causas de la hinchazón abdominal más comunes destacan las siguientes:

  • Tragar aire y formación de gases.
  • Estreñimiento.
  • Indigestión.
  • Intolerancia a la lactosa o a otros alimentos.
  • Trastornos ginecológicos.
  • Comer en exceso.
  • Proliferación bacteriana en intestino delgado.
  • Infección.
  • Retención de líquidos.
  • Síndrome del intestino irritable.
  • Enfermedad de Crohn.
  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico.
  • Toma de ciertos medicamentos.
  • Dificultad para el vaciado del estómago.

Cuando comer es incómodo: causas de hinchazón abdominal después de comer

A veces nos notamos hinchados tras haber ingerido alimentos. Las causas de la hinchazón abdominal después de comer son de las más frecuentes, pero también de las más fácilmente evitables. Estas son algunas medidas que podemos tener en cuenta para evitar tan molesta situación:

  • Reducir la ingesta de bebidas gaseosas
  • Disminuir los alimentos con altos niveles de fructosa o sorbitol en la dieta.
  • No tomar chicles para dejar de tragar aire adicional.
  • Evitar comer demasiado rápido.
  • Disminuir la ingesta de alubias, lentejas y verduras como brócoli o repollo.
  • Masticar adecuadamente y las veces necesarias cada alimento.
  • Comer más despacio. 
  • Reducir los productos lácteos.

Si a pesar de tomar estas medidas la distensión continúa, conviene que un médico determine las causas de la hinchazón abdominal. Un nutricionista, además, puede aconsejar en aspectos puntuales, ajustados a la situación de cada persona, como las comidas más saludables y sencillas para comer bien en el trabajo o cómo comer sano cumplidos los 70 años, o los alimentos más recomendables para evitar gases, entre otras posibilidades.

causas hinchazón abdominal

Más allá de la incomodidad: hinchazón abdominal y gases causas

Ante la hinchazón abdominal y los gases, las causas pueden ser muy variadas. Hay personas que tienen intolerancia a la leche y a los productos lácteos que contienen lactosa y no lo saben. En otras ocasiones, se produce la ingesta de ciertos carbohidratos y fructosa que son fermentables, pero quien los ingiere no es consciente de ello. Y también hay alimentos que contribuyen a la producción de gases, incluyendo vegetales como la coliflor, el repollo o el brócoli.

El resultado de cualquiera de estos aspectos suele ser una hinchazón del abdomen, pero también gases, un aumento de eructos, náuseas o la sensación de querer evacuar. En la mayoría de los casos, la situación tiende a mejorar tras el paso de unas horas.

Un vistazo a las variaciones: causas de la hinchazón de estómago y barriga

Como hemos visto, las causas de hinchazón de barriga son de lo más variada. También hay trastornos más serios que pueden explicarla, como una celiaquía, problemas pancreáticos o tumores abdominales, pero son menos frecuentes.

Lo que hay que tener claro es que, en la hinchazón de tripa, las causas siempre hay que averiguarlas, ya no solo por la incomodidad que supone, sino también por la necesidad de determinar si hay alguna dolencia o enfermedad detrás de esta molesta situación.

Aunque la distensión rara vez es motivo serio de preocupación, conviene consultar al médico si creemos que las causas de la hinchazón abdominal no se encuentran relacionadas con los alimentos o con el acto de comer en sí, si notamos que empeora con el paso del tiempo, o si no desparece en uno o dos días. 

Contar con un seguro médico supone la ventaja de acceder a un profesional a la mayor rapidez, sin esperas innecesarias. Será el médico el que determinará si hay que realizar al paciente pruebas diagnósticas, desde una ecografía abdominal a una colonoscopia, pasando por una tomografía computarizada del abdomen, un examen coprológico o un análisis de sangre, entre otras posibilidades. Una vez identificadas las causas de la hinchazón abdominal será más fácil ponerlas remedio.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *