¿Se puede transferir un coche sin ITV? ¿Cómo?

La compraventa de un vehículo de segunda mano es un proceso relativamente fácil, pero genera algunas dudas sobre determinados aspectos. Algunos compradores, por ejemplo, se preguntan si se puede transferir un coche sin ITV en vigor. La respuesta más sencilla es que sí es posible, pero no podrá circular hasta que no pase la inspección técnica de vehículos.

se puede transferir un coche sin itv

La compraventa de un vehículo de segunda mano es un proceso relativamente fácil, pero genera algunas dudas sobre determinados aspectos. Algunos compradores, por ejemplo, se preguntan si se puede transferir un coche sin ITV en vigor. La respuesta más sencilla es que sí es posible, pero no podrá circular hasta que no pase la inspección técnica de vehículos.

¿En qué casos podemos transferir un coche sin ITV?

La transferencia de un vehículo sin ITV es posible, pero con matices. Existen algunos casos en los que se puede transferir un vehículo sin ITV:

Si se busca solo la titularidad del vehículo

En el caso de la transferencia de un vehículo sin ITV, la DGT admitirá el cambio de titularidad, pero no expedirá el correspondiente Permiso de Circulación

Si el coche no va a circular

El Permiso de Circulación no tendrá validez hasta que el comprador no pase la ITV. Esto significa que no podrá circular por la vía pública hasta que no haya pasado la inspección técnica de vehículos.

Si no existen precintos o cargas sobre el automóvil

En el caso de que existan precintos o cargas sobre el vehículo se puede denegar la transferencia del coche. Algunos de estos casos son una reserva de dominio, multas pendientes, un precinto que implique la inmovilización del vehículo, un embargo, una incidencia denegatoria o si el titular del vehículo ha fallecido, entre otras circunstancias. 

Pasos para traspasar un coche sin ITV

Si el comprador ha decidido finalmente hacer la transferencia del vehículo sin ITV deberá dar los siguientes pasos:

Pedir un informe de vehículo

Para solicitar un informe de vehículo, ya sea sencillo o completo, el comprador deberá acudir a la DGT. El informe sencillo comunicará si se puede hacer o no la transferencia, mientras que el completo hace alusión a dónde está domiciliado el coche, su historial de la ITV o si tiene alguna carga.

Comunicar el cambio de propietario

El siguiente paso, una vez que se ha decidido hacer la transferencia, es acudir a la DGT para comunicar el cambio de propietario, para lo que hay que presentar el formulario de la DGT, el DNI del vendedor y del comprador, el contrato de compraventa y la copia del impuesto de transmisiones patrimoniales con el justificante del pago. El comprador, además, tendrá que abonar las tasas, pero hay que tener en cuenta que la DGT, al no estar la ITV en vigor, no expenderá el Permiso de Circulación.

Acudir a pasar la ITV

Dado que la DGT no facilitará al comprador del vehículo el Permiso de Circulación, para pasar la ITV hay que llevar el documento acreditativo que le habrán facilitado en Tráfico, además del justificante del seguro del coche. 

Obtener el Permiso de Circulación

Cuando el nuevo propietario haya pasado la ITV será necesario acudir de nuevo de la DGT para presentar el informe favorable y obtener así el Permiso de Circulación. Con este permiso, ya podrá circular con el vehículo.

Hay que tener en cuenta que hasta que el nuevo propietario no obtenga el Permiso de Circulación no puede circular con el coche, de igual manera que también existen multas por ir sin ITV.

se puede transferir un coche sin itv

Además, para circular es necesario contar con un seguro de coche. Es obligatorio, al menos, contar con un seguro de coche a terceros básico, pero también existe la posibilidad de un seguro a terceros ampliado, con coberturas diferenciales, como rotura de lunas o robo. Y el más completo es un seguro de coche a todo riesgo, que ofrece la máxima protección tanto para el propietario como para el vehículo, ya que tiene incluidos también los daños propios.

Volviendo al caso de comprar un vehículo sin tener la inspección técnica de vehículos al día, hay que tener en cuenta que, aunque se puede traspasar un coche sin ITV, conviene que el comprador valore la situación, ya que es una opción arriesgada que conllevará, además, ciertas gestiones por su parte, con los desplazamientos, pérdidas de tiempo y desembolsos económicos asociados.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *