Cómo escojo la empresa en la quiero trabajar

En un proceso de selección el reclutador no es el único que toma decisiones. Para afinar al máximo el tiro en la búsqueda de empleo, el candidato debe valorar cuestiones que van más allá del salario, como los valores de la compañía, sus exigencias horarias o el margen que le deja para desarrollar su talento.

Brújula

Por sexto año consecutivo, el salario sigue siendo la principal razón que lleva a los españoles a valorar o aceptar un trabajo. Según se desprende del estudio Employer Brand Research de Randstad de 2019, el 62% de los encuestados da prioridad al sueldo cuando busca empleo, pero ni se trata del único criterio que conviene incluir en la ecuación ni quizás del más importante.

No todo es dinero

A la hora de escoger una empresa por la que apostar, Luis Pérez, director de Relaciones Institucionales de Randstad, asegura que “resulta fundamental tener en cuenta su Employer Branding; es decir, aspectos como los valores, la cultura y el ambiente de trabajo”. Recuerda que elegir un puesto no depende solo del sueldo, sino que conviene sopesar además la flexibilidad, las posibilidades de conciliación y de formación o las acciones de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) que lleve a cabo la compañía. “Todo eso contribuirá a que nuestra elección sea más acertada”, asegura.

“Los empleadores valoran que un candidato conozca la actividad, estructura y actualidad de la empresa, así como los pormenores del puesto al que está optando”, Luis Pérez, director de Relaciones Institucionales de Randstad.

Estrategias de búsqueda activa

Además de la clásica opción de la carta de autocandidatura, Pérez recuerda que utilizar las redes sociales puede ser una buena estrategia para aproximarse a la compañía seleccionada: “Permiten conocer todo lo que la rodea, sus resultados e hitos, y ponernos en contacto con sus empleados para así ser los primeros en aspirar cuando surja un puesto”. Muchas empresas, como Caser, publican sus propias ofertas de empleo a través de sus plataformas y disponen de espacios especialmente diseñados para que los candidatos se postulen, de manera que la aproximación resulte más fácil.

Diseñar una ruta a medida

No todas las personas tienen las mismas necesidades ni los mismos sueños profesionales. Por esta razón, lo primero que debes tener claro como candidato son tus expectativas laborales. ¿Qué es lo que quieres conseguir?, ¿adónde quieres llegar?, ¿cómo te ves dentro de diez años?, ¿qué significa para ti el trabajo?, ¿qué lugar deseas concederle en tu vida? El contexto actual de crisis económica, en el que tantos empleos están en peligro, puede llevar a pensar que este tipo de preguntas son secundarias ante la urgencia de encontrar un puesto que garantice la supervivencia. Sin embargo, conocer la respuesta nos ayudará a caminar en una dirección que nos resulte ilusionante y retadora, pese a que por el camino encontremos obstáculos.  

Cómo destacar sobre el resto

Otro reto para el candidato consiste en conseguir que la empresa valore su interés cuando entregue su currículum. Entre los errores más comunes que se cometen al dar este paso figura insistir demasiado a los encargados de recursos humanos o a profesionales que forman parte de la plantilla, así como no haberse informado lo suficiente sobre las labores que desempeña la compañía, señala Luis Pérez. “Los empleadores valoran bastante que un candidato conozca la actividad, estructura y actualidad de la empresa y los pormenores del puesto al que está aspirando. Si esa empresa es la que hemos elegido y nos atrae, no nos costará nada hacerlo”.  

Consejos para trabajar en una empresa

Cuánta más información, más poder de decisión

Se habla mucho de las preguntas que el reclutador puede hacer al candidato en una entrevista de trabajo, pero resulta igualmente importante que la persona que busca empleo resuelva sus dudas sobre la compañía a la que aspira a incorporarse, así como sobre las condiciones del puesto. En este sentido, no está de más informarse sobre los detalles del horario o el contrato y comprobar si se ajustan a nuestras expectativas, destrezas o experiencia.  

¿Seré feliz aquí?

Antes de firmar y comprometerse, resulta recomendable concederse un tiempo para valorar si el futuro puesto nos hará, en definitiva, estar a gusto. En este sentido, cabría preguntarse si nos permitirá desarrollar nuestro talento, cuánto tiempo invertiríamos cada día en desplazarnos hasta el trabajo, con qué nivel de autonomía contaríamos o si la filosofía de la empresa está en sintonía con la nuestra. Buscar la opinión de personas que ya hayan trabajado en la compañía o fijarse en su tiempo medio de permanencia en ella también nos puede ayudar a decidirnos.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para ofrecerte una experiencia personalizada y algunas funcionalidades de nuestro sitio web, usamos cookies. Estas cookies nos permiten mejorar nuestra web día a día mediante una analítica avanzada. Para más información, consulta nuestra "política de cookies". Al hacer clic en el botón aceptas la utilización de cookies.

Opciones de Privacidad

Cuando visite nuestro sitio web, utilizaremos cookies para asegurarnos de que puede disfrutar al máximo de la experiencia. Estas cookies pueden contener información sobre el usuario, sus preferencias o su dispositivo. Normalmente dicha información no permite identificarle directamente, sino que está pensada para que pueda disfrutar de una experiencia de navegación más personalizada. Como respetamos su derecho a la privacidad, le ofrecemos la posibilidad de modificar los ajustes predeterminados. Sin embargo, el bloqueo de determinados tipos de cookies puede perjudicar su navegación por el sitio y los servicios que podemos ofrecer. Si desea más información sobre cómo procesamos sus datos personales, consulte nuestra página informativa "política de cookies".

Advertencia: Necesitamos utilizar una cookie para recordar los ajustes que ha realizado en nuestro administrador de privacidad de cookies. Si borra todas sus cookies deberá volver a actualizar sus preferencias en nuestro sitio, si utiliza un dispositivo o un navegador distinto deberá volver a indicarnos sus preferencias.