Ortodoncia infantil: edad mínima, tipos y cuidados

La ortodoncia infantil es cada vez más común. Los adultos no dudamos en someternos a un tratamiento de ortodoncia cuando nuestros dientes están apiñados y producen un efecto poco estético a la hora de sonreír, pero en niños su conveniencia levanta más dudas, casi siempre relacionadas por la utilidad del tratamiento en dientes de leche y mientras que el niño se encuentra en pleno proceso de crecimiento.

Una visita temprana al dentista puede ayudar a detectar si el niño presenta algún problema que haya que solucionar con un tratamiento de ortodoncia infantil, que a edades tempranas suele resultar muy efectivo.

ortodoncia para niños

La ortodoncia infantil es cada vez más común. Los adultos no dudamos en someternos a un tratamiento de ortodoncia cuando nuestros dientes están apiñados y producen un efecto poco estético a la hora de sonreír, pero en niños su conveniencia levanta más dudas, casi siempre relacionadas por la utilidad del tratamiento en dientes de leche y mientras que el niño se encuentra en pleno proceso de crecimiento. 

Una visita temprana al dentista puede ayudar a detectar si el niño presenta algún problema que haya que solucionar con un tratamiento de ortodoncia infantil, que a edades tempranas suele resultar muy efectivo

¿Cuál es la edad ideal para empezar con la ortodoncia infantil?

Una de las dudas más frecuentes cuando se habla de ortodoncia infantil es cuándo empezar con un tratamiento. Aunque la Sociedad Española de Ortodoncia recomienda una primera visita a los 6 o 7 años, que es cuando comienzan a salir las primeras muelas, lo ideal es hacer una revisión previa a los 3 o 4 años

Concertar una cita temprana con el dentista es importante para detectar problemas, especialmente si los padres presentan problemas dentales o si el niño ha utilizado chupete por mucho tiempo o succiona el dedo de forma continuada. Además, esta primera visita servirá para observar si existen caries que tratar y para evaluar la higiene dental, que tiene que comenzar desde la salida del primer diente.

El tratamiento de ortodoncia puede comenzar a los 7 u 8 años, sin importar si el niño tiene una mezcla de dientes de leche y definitivos. De esta manera, a los 12 años ya tendrá solucionado su problema y podrá encarar la salida de los segundos morales permanentes con garantías.

ortodoncia infantil

Cuidados y revisiones en la ortodoncia infantil

En cualquier tratamiento de ortodoncia infantil las revisiones son fundamentales. El dentista es el encargado de especificar la periodicidad de las visitas, aunque en muchos casos suelen ser mensuales. 

Durante el tiempo que dure el tratamiento también es importante la higiene dental y el cuidado de los aparatos de ortodoncia infantil. El cepillado frecuente de los dientes antes de colocar el aparato y después de retirarlo es fundamental para que no salgan caries. Asimismo, también hay que limpiar el propio aparato. Se recomienda a los padres revisar la limpieza dental para asegurarse de que el niño la está realizando adecuadamente. 

Un seguro dental familiar es una excelente opción, ya que incluye supone servicios gratuitos e importantes descuentos en tratamientos. Tiene la ventaja de que se puede usar desde el primer día y puede incluir un plan dental infantil con acceso gratuito a tratamientos odontopediátricos.

Casos en los que se recomienda usar ortodoncia infantil

La ortodoncia infantil para mordida cruzada posterior o para expandir la arcada dentaria son algunos de los casos más frecuentes que aconsejan tratamiento, especialmente teniendo en cuenta que la salud bucodental es hereditaria

Además de para corregir el crecimiento inadecuado de los huesos, la ortodoncia infantil también sirve para tratar otros problemas que pueden causar desajustes en un futuro, como incisivos demasiado salidos o dientes que no dejan hueco para los definitivos

Un niño que se ha sometido a un tratamiento de ortodoncia infantil será un adolescente con un crecimiento adecuado de los huesos maxilares, que se asegurará que todos los dientes encajen correctamente. 

Tipos de ortodoncia infantil

Existen dos tipos de ortodoncia infantil. El problema que tratar y la edad del niño son las claves para recomendar una u otra, y en cualquier caso siempre debemos dejarnos guiar por el consejo del especialista.

Ortodoncia infantil removible

Los aparatos de ortodoncia removible son aquellos que el niño puede quitarse y ponerse. Se suele aconsejar llevarlos un mínimo de cuatro horas diarias y por la noche, y hay que tener en cuenta que cuanto mayor sea su uso, más rápido y efectivo será el tratamiento. Es importante que los niños se responsabilicen de su utilización y los padres vigilen que los utilizan el tiempo recomendado.

Ortodoncia fija para niños

La ortodoncia fija es recomendable cuando ya han salido los dientes definitivos. Esta ortodoncia se basa en brackets o piezas que se fijan a los dientes. Existen brackets metálicos, que son más visibles, pero más baratos. Y también se pueden encontrar de cristal de zafiro, más estéticos. Los cerámicos suelen teñirse con el paso del tiempo y los 100% invisibles, que se colocan en la parte interna del diente, son los más caros y no suelen ser utilizados en niños.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.