¿Es la implantología solo una cuestión estética?

Detrás de la implantología se esconde, en múltiples ocasiones, la necesidad que tienen las personas de sentirse bien consigo mismas. Ganar en autoestima y calidad de vida es una de las principales razones por la que las personas se someten a la implantología dental o la implantología capilar.

salud bucal

Detrás de la implantología se esconde, en múltiples ocasiones, la necesidad que tienen las personas de sentirse bien consigo mismas. Ganar en autoestima y calidad de vida es una de las principales razones por la que las personas se someten a la implantología dental o la implantología capilar.

Sin embargo, los implantes no solo tienen como fin recuperar la confianza en uno mismo. En ocasiones, también conllevan beneficios para la salud, más allá de las ventajas estáticas.

Implantología bucal para aumentar la autoestima

La implantología bucal ha avanzado mucho en los últimos años, convirtiéndose en una de las prácticas mejor valoradas a la hora de sustituir un diente perdido. Los implantes suelen estar fabricados de titanio y actúan como sustitutos de la raíz del diente natural. Una vez que se integran con el hueso dan soporte a las prótesis y ofrecen el aspecto de un diente natural.

El tratamiento de los implantes dentales es considerado hoy en día la opción más cómoda y duradera para masticar, hablar y sonreír sin preocupaciones cuando has perdido alguna pieza dental. En cualquier caso, antes de someterse a la intervención, conviene tener claro las claves sobre los implantes dentales y consultar a un especialista con el fin de conocer si es la práctica odontológica que resulta más conveniente según tus necesidades.

Implantologia bucal

Implantología estética para poder sonreír

La implantología estética está indicada para quienes han perdido alguna pieza dental o sus dientes no se encuentran todo lo bien que deberían por el paso del tiempo. Esto provoca que a las personas les cueste algo tan cotidiano como sonreír.

La zona estética en la que se centran estos implantes son los incisivos, caninos y premolares. La implantología estética busca, ante todo, que la pieza parezca natural, sin olvidar los criterios odontológicos. En ocasiones se utilizan implantes de carga inmediata, también conocidos como implantes en un día. Consisten en colocar una prótesis provisional mientras se lleva a cabo la osteointegración. Después, se quita esta prótesis y se coloca la definitiva.

En cualquier caso, cuidar nuestra salud bucodental desde que somos pequeños es la mejor manera de tener una boca sana. Contar con un seguro médico dental resulta una excelente idea para poder acceder a diagnósticos y tratamientos siempre que lo necesitemos, de la mano de profesionales especializados.

La implantología dental para mejorar la salud

Con la implantología dental no solo lograrás tener una bonita sonrisa, sino que te ayudará a conservar la cavidad oral en un estado óptimo. Entre las mejoras que puede suponer para tu salud bucodental se encuentran las siguientes:

Frenará la pérdida ósea: con los implantes dentales evitamos que el hueso pierda su función y se debilite, acelerando el proceso de pérdida ósea. Esto nos ayudará a conservar el resto de las piezas.

Evitará que las piezas se desplacen: cuando pierdes un diente, las piezas colindantes tienden a desplazarse. La implantología dental evita este desplazamiento, que puede tener consecuencias en la masticación y la mordida.
Disminuirá el riesgo de enfermedad periodontal: el desplazamiento de los dientes puede dar lugar a un peor cepillado y, por tanto, a la acumulación de placa, con un aumento significativo del riesgo de enfermedades periodontales.

Implantología capilar para ganar en seguridad

La calvicie, que afecta a millones de personas en todo el mundo, es otro de los aspectos físicos que nos hace sentir inseguros. La pérdida de pelo no es solo un problema estético, sino que en ocasiones trae consigo problemas de autoestima y un bajo estado de ánimo. En casos extremos, puede incluso dificultar nuestras relaciones, lo que conlleva problemas de distanciamiento que incluso pueden conducir a una depresión.

La implantología capilar soluciona el problema de la alopecia. La técnica FUE consiste en extraer unidades foliculares de zonas de la cabeza en la que existe una buena densidad capilar, para implantarlas en las zonas alopécicas. Esta técnica, practicada por especialistas, ofrece excelentes resultados.

Los psicólogos resaltan que las personas que se han sometido a tratamientos de implantes presentan grandes cambios en su conducta. No solo recuperan su alegría, sino también su seguridad, al tiempo que bajan sus niveles de estrés e incluso, en los casos más graves, desaparecen traumas que llevaban años afectando a la salud mental del paciente.

La implantología, ya sea capilar o bucal, nos permite no solo solucionar un problema, sino también encontrarnos mejor con nosotros mismos. Según los expertos, puede convertirse en un punto de inflexión en nuestro día a día.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *