Vacunas gatos caseros: ¿qué vacunas son necesarias?

Una de las preguntas que más se repiten en las consultas veterinarias es acerca de las vacunas de los gatos caseros. Mucha gente piensa que si su animal no sale de casa no es necesario vacunarle, pero lo cierto es que es recomendable.

Vacunas gatos caseros: ¿qué vacunas son necesarias?

Una de las preguntas que más se repiten en las consultas veterinarias es acerca de las vacunas de los gatos caseros. Mucha gente piensa que si su animal no sale de casa no es necesario vacunarle, pero lo cierto es que es recomendable.

¿Cuánto cuesta vacunar a un gato?

La duda acerca de cuánto cuesta vacunar a un gato es la que hace que muchas personas duden acerca de la necesidad de poner las vacunas correspondientes a su animal. Aunque el precio puede variar de un centro veterinario a otro, y también depende de la localización geográfica, las vacunas para gatos caseros suelen costar entre 25 y 50 euros. Una cantidad que no supone un gran desembolso económico, especialmente si lo comparamos con lo que podríamos gastarnos si nuestro animal enferma por no haberle vacunado.

vacunas gatos caseros

El itinerario de inmunización: cuántas vacunas tiene un gato

Una vez que sabemos que las vacunas previenen de la transmisión de enfermedades infeccioso-contagiosas que pueden resultar mortales para nuestra mascota, llega la siguiente cuestión: ¿cuántas vacunas tiene un gato? 

En el calendario de vacunación felino existen algunas vacunas consideradas obligatorias, que comienzan a ponerse a los dos meses de vida del animal, mientras que otras son opcionales, aunque también son recomendables. Además, si te preocupa cuántas vacunas hay que ponerle a un gato debes tener en cuenta que algunas tienen que ser renovadas anualmente para que nuestro animal esté completamente protegido.

Guía completa: qué vacunas hay que ponerle a un gato

¿Qué vacunas hay que ponerle a un gato de forma obligatoria si queremos que esté sano? Las que entran dentro de este grupo son las siguientes:

  • Vacuna trivalente: protege frente a la panleucopenia, la rinotraquítis y el calcivirus. Esta vacuna se suele administrar a partir de la octava semana de vida, y precisa de una segunda y tercera dosis con una separación de cuatro semanas entre una y otra. También requiere una dosis de recuerdo cada año. 
  • Leucemia felina (leucosis): esta enfermedad no tiene cura y causa tumores. Los gatos que tienen contacto con el exterior tienen más riesgo de enfermar, pero es recomendable para todos los gatos a partir de la novena semana de vida. Además, es necesaria una dosis de recuerdo a los tres meses de la primera, y después anualmente.
  • Rabia: la rabia es una enfermedad mortal que, además, puede transmitirse a los humanos, con graves consecuencias. Esta vacuna es obligatoria si piensas viajar con tu gato al extranjero. Se pone a partir del tercer o cuarto mes de vida y es necesario revacunar cada año.

También existen otras vacunas que son recomendables, como la de la clamidiosis felina, que protegerá a tu mascota de una conjuntivitis que podría transmitirse a las personas, y la de la peritonitis infecciosa felina, una enfermedad mortal para los gatos causada por un coronavirus felino.

La importancia de la prevención: es conveniente vacunar a los gatos caseros

La evidencia científica establece que es conveniente vacunar a los gatos caseros, especialmente en tres circunstancias: si salen esporádicamente al exterior, si tiene contacto -aunque sea mínimo- con otros gatos ajenos al domicilio y si convive con más animales.

En cualquier caso, todas las dudas existentes acerca de las vacunas de los gatos caseros debes consultarlas con un veterinario, que es el profesional que mejor puede informarte acerca del mejor plan de vacunas para tu gato y si el animal está preparado para recibir las dosis. Si tienes un seguro veterinario premium cuentas con la ventaja de poder consultar todas estas dudas de la manera más rápida, ya que incluye asistencia veterinaria telefónica 24 horas.

Posibles consecuencias: qué pasa si no vacuno a mi gato casero

Como dueños de una mascota, una de las cosas que más nos preocupa es que nuestro animal pueda enfermar. Por ello es necesario tener claro qué es necesario hacer para mantenerle sano.

Cuando acudas a la consulta con tu veterinario puedes consultarle todo aquello que te preocupe. De hecho, tres de las consultas más recurrentes son cómo saber si mi gato tiene depresión, cuáles son las plantas tóxicas y venenosas para gatos, y qué pasa si no vacuno a mi gato casero. 

Las vacunas previenen del contagio de enfermedades muy dañinas que son más comunes de lo que piensas. Si no vacunas a tu gato y se pone enfermo puede que su sistema inmunológico no esté preparado para luchar contra la enfermedad. Simplemente por esta razón, las vacunas para gatos caseros nunca están de más.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *