Vida delante de la pantalla: consejos para evitar problemas de vista

La utilización creciente de dispositivos electrónicos ha disparado los problemas de visión. Sin embargo, las enfermedades de la era tecnológica no son irremediables: pueden prevenirse dejando de mirar la pantalla de vez en cuando y disfrutando de la luz natural.

consejos para reducir la fatiga visual

Nuestra visión se ha adaptado mal a la era tecnológica. Sigue siendo la misma que cuando nuestros antepasados vivían en las praderas cazando animales. Los ojos están diseñados para trabajar en entornos abiertos: ahí es donde se sienten más cómodos. Mirando al infinito, nuestro sistema visual está relajado, y en esa situación es difícil que surjan problemas. Estos aparecen cuando, al enfocar objetos cercanos, obligamos a los ojos a trabajar y a realizar un proceso de acomodación visual.

Los dispositivos electrónicos han obligado al sistema visual a un estrés continuo, un proceso que se ha visto incrementado durante el confinamiento y el teletrabajo. Los oftalmólogos están atendiendo a personas que incluso han pasado habitualmente 14 horas diarias frente a la pantalla, con los consiguientes efectos en la salud: “Estas jornadas extendidas han provocado un aumento de patologías como el cansancio en la acomodación, el ojo seco o el empeoramiento de patologías como la miopía o la vista cansada”, cuenta Carlos Palomino, Jefe de Oftalmología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid.

El problema viene de lejos. Un meta análisis del consorcio The European Eye Epidemiology,  publicado en el European Journal of Epidemiology, revisó los estudios que se habían hecho hasta 2013 sobre el impacto de las nuevas tecnologías en la salud visual. El resultado fue revelador. Mientras que la miopía (el principal de los problemas de visión) afectaba al 30% de la población general, entre las generaciones que empezaron a usar masivamente los nuevos dispositivos se disparaba: una de cada dos personas de entre 25 y 29 años era miope. El estilo de vida no lo favorece, pero hay una fórmula simple y efectiva para prevenir los problemas visuales o evitar que progresen: todos los especialistas recomiendan disfrutar de cuantas más horas de luz natural al día, mejor. Hay investigaciones que han cuantificado los beneficios de ese hábito. Un estudio que se presentó en 2011 en el congreso anual de la Academia Americana de Oftalmología demostraba que jugar en la calle previene la miopía. El riesgo de padecer este defecto refractivo se reduce un 2% cada cuatro horas que el niño da patadas a un balón o monta en bicicleta en la calle (si pasa ocho horas, un 4%, y así sucesivamente).

Cuatro reglas de higiene visual

El Colegio Nacional de Ópticos Optometristas (CNOO) aconseja seguir algunas normas de ergonomía muy sencillas, tanto en el trabajo como a la hora de ver la televisión, para ayudar a mantener la salud visual.

  1. El monitor debe ubicarse a una distancia de entre 50 y 65 centímetros de los ojos. La pantalla ha de inclinarse en un ángulo de 10 o 20 grados y la parte superior del monitor tiene que estar un poco por debajo del nivel de los ojos. “Así, al mirar, se encuentran algo entornados y están menos expuestos al aire y a la evaporación de la lágrima”, explica Carlos Palomino.
  2. Si se emplea un atril para ver documentos, tiene que estar cerca de la pantalla y a la misma distancia que esta.
  3. La postura al sentarse debe ser cómoda y ergonómica: la espalda se apoyará en el respaldo para que se adapte al perfil de la columna vertebral. Los pies, apoyados sobre el suelo o en un reposapiés, permitirán que las rodillas formen un ángulo aproximado de 90 grados.
  4. La televisión es mejor verla con una fuente de luz ambiental para minimizar el estrés visual. ¿A qué distancia? Para saberlo hay que multiplicar la longitud diagonal de la pantalla por seis.

La regla 20-20 para conservar la salud ocular

Vivir entre la pantalla del móvil, la del ordenador y la de la televisión durante largos periodos de tiempo a distancias cortas obliga a los ojos a un trabajo constante. Para mantener la salud ocular no se trata de renunciar a estos dispositivos, sino de contrarrestar sus efectos negativos en la visión. Carlos Palomino aconseja, además de disfrutar de la luz natural, lo que denomina la ‘regla 20-20’: “Cuando una persona lleve 20 minutos frente una pantalla, debe parar y pasar 20 segundos mirando por la ventana lo más lejos que pueda. Con esta práctica los ojos reducen el estrés a los que les sometemos al enfocar a distancias cortas”.

cuidar la vista de los niños

Niños y ancianos, los más vulnerables

El cansancio de los ojos no distingue entre edades, pero los especialistas han comprobado durante el confinamiento que la salud visual ha empeorado, sobre todo, en los niños y en los ancianos. “Los niños tienen un sentido de la vista en crecimiento y deben desarrollar su visión en espacios libres”, apunta el especialista de Hospital Quironsalud. Sin embargo, durante meses no han tenido opción de hacerlo: incluso las clases las han tenido a través del ordenador. “Desde hace tiempo llevábamos observando un incremento de las miopías infantiles debido a que su sistema visual se ha desarrollado mirando cosas cercanas; el confinamiento sólo ha incrementado esta tendencia”, explica Carlos Palomino. Lo mismo ha sucedido en las personas mayores, entre las que se observa un empeoramiento de los problemas de miopía, hipermetropía, astigmatismo y vista cansada.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para ofrecerte una experiencia personalizada y algunas funcionalidades de nuestro sitio web, usamos cookies. Estas cookies nos permiten mejorar nuestra web día a día mediante una analítica avanzada. Para más información, consulta nuestra "política de cookies". Al hacer clic en el botón aceptas la utilización de cookies.

Opciones de Privacidad

Cuando visite nuestro sitio web, utilizaremos cookies para asegurarnos de que puede disfrutar al máximo de la experiencia. Estas cookies pueden contener información sobre el usuario, sus preferencias o su dispositivo. Normalmente dicha información no permite identificarle directamente, sino que está pensada para que pueda disfrutar de una experiencia de navegación más personalizada. Como respetamos su derecho a la privacidad, le ofrecemos la posibilidad de modificar los ajustes predeterminados. Sin embargo, el bloqueo de determinados tipos de cookies puede perjudicar su navegación por el sitio y los servicios que podemos ofrecer. Si desea más información sobre cómo procesamos sus datos personales, consulte nuestra página informativa "política de cookies".

Advertencia: Necesitamos utilizar una cookie para recordar los ajustes que ha realizado en nuestro administrador de privacidad de cookies. Si borra todas sus cookies deberá volver a actualizar sus preferencias en nuestro sitio, si utiliza un dispositivo o un navegador distinto deberá volver a indicarnos sus preferencias.