La salud comienza en la boca

La salud bucodental no solo equivale a tener unos dientes y encías libres de enfermedades. También contribuye a un mejor estado de nuestra salud general, evitando la aparición de patologías cardiovasculares y respiratorias, diabetes y cáncer. Aprovechamos cada 20 de marzo, Día de la Salud Bucodental, para recordar los principales consejos recomendar seguirlos a lo largo de todo el año.

Como cuidar la salud de tu boca

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud bucodental es un indicador clave de la salud, el bienestar y la calidad de vida en general. Unos buenos hábitos preventivos, una alimentación adecuada –evitando el alcohol-, no fumar y visitar periódicamente al dentista son pautas fundamentales para garantizar una boca, cavidad bucal y dientes sanos.

No cuidar la salud de nuestra boca puede originar o ser el primer indicador de otro tipo de patologías que afectan a nuestra salud general, como enfermedades cardiovasculares, respiratorias, diabetes y cáncer.

Consejos para una boca sana

  1. Cepillarse dos veces al día. Tras el desayuno y la cena, durante dos minutos. Además, hay que pasar la seda dental o los cepillos interproximales una vez al día. “Si el paciente tiene mayor riesgo de caries, deberá cepillarse también después de la comida”, puntualiza la doctora Filipa Pereira, Directora Médica de Caser Dental.
  2. Cuidar los dientes desde el nacimiento:
    1. La salud bucodental comienza antes de que salga el primer diente. “En los bebés hay que limpiar las encías, la lengua, el paladar y el interior de las mejillas con una gasa, la punta de un paño o un dedal de silicona humedecido”, explica la doctora Pereira.
    2. Con la irrupción del primer diente empieza la etapa del cepillado. Hay que utilizar los mismos instrumentos anteriores junto con una pasta fluorada con 1000 ppm de flúor, en una cantidad similar a la de un grano de arroz. Cuando aparecen las primeras muelas, también hay que pasar un hilo dental.
  3. Crear el hábito Es importante que los niños incorporen la rutina del lavado de dientes. Hasta los 8 años hay que supervisar y repasar el cepillado. La adolescencia es un momento en el que la higiene bucodental se resiente, por lo que la doctora Pereira recomienda “comprar un cepillo eléctrico y explicar las consecuencias de una mala higiene oral”.
  4. Extremar la atención en el embarazo: “En esta etapa hay una mayor tendencia a la inflamación de las encías, se descuidan los hábitos de higiene oral y el esmalte se puede debilitar. Además, aumenta el riesgo de gingivitis y caries”, concreta la doctora Pereira.
  5. Visitar al dentista: Una cita anual es suficiente. Sin embargo, y tal y como puntualiza la doctora Pereira, “los pacientes con mala higiene oral, problemas periodontales no controlados o con un alto riesgo de caries, deben acudir al dentista dos veces al año o cuando lo paute su médico”.
  6. Vigilar la alimentación: “Las galletas y las chucherías tienen un alto índice cariogénico y consumirlos con frecuencia no es beneficioso. Y lo mismo ocurre con las bebidas refrigerantes”, aclara la doctora Pereira. Además, no fumar ni consumir mucho alcohol es fundamental.

¿Qué trastornos y enfermedades bucodentales son más frecuentes?

La caries dental es la enfermedad bucodental más común. Se produce cuando la placa bacteriana que se forma en la superficie del diente convierte los azúcares de los alimentos y las bebidas en ácidos que, con el tiempo, disuelven el esmalte dental y la dentina.

Las enfermedades periodontales, como la gingivitis y la periodontitis, también comprometen la salud bucodental. La primera es un proceso por el que se inflaman las encías, y la segunda, un agravamiento que daña los tejidos blandos que sostienen los huesos, hasta provocar su caída. La mala higiene bucal y el consumo de tabaco son los principales causantes de estas patologías.

El cáncer oral, que abarca los tumores de labio y de cavidad oral, también está relacionado con la salud bucodental. Es el octavo más común del mundo y suele prevalecer en hombres y personas mayores. El tabaco y el alcohol son los dos factores principales que suelen originar esta enfermedad.

¿Visitamos los españoles al dentista?

Cómo cuidar la salud bucodental

Nuestro país es el cuarto de la Unión Europea con menor tasa de visitas periódicas al dentista, según datos del Consejo General de Dentistas de España. Conforme a una encuesta realizada por la Federación Española de Tecnologías Sanitarias (Fenin), solo el 60% de los españoles estuvo en la consulta del dentista en 2017. El informe, en el que se entrevistó a 2.283 familias, desveló que la causa principal esgrimida para eludir la cita fue considerarla innecesaria, seguido de no disponer de recursos económicos y no tener tiempo.

El motivo primordial por el que los encuestados acudieron a visitar al dentista fue para que le realizaran una limpieza. La aparición de caries, una revisión y seguir un tratamiento de alto valor económico –implantes, prótesis y ortodoncia– fueron las otras razones argumentadas entre los que participaron en el estudio de Fenin.

El Consejo General de Dentistas de España vaticina que en 2020 aumentará la demanda de cuidados dentales, sobre todo entre la población más joven (entre 0 y 12 años) y la tercera edad (a partir de los 65 años). Entre los tratamientos más requeridos destacarán los estéticos, los implantes y la ortodoncia, así como los relacionados con la prevención.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para ofrecerte una experiencia personalizada y algunas funcionalidades de nuestro sitio web, usamos cookies. Estas cookies nos permiten mejorar nuestra web día a día mediante una analítica avanzada. Para más información, consulta nuestra "política de cookies". Al hacer clic en el botón aceptas la utilización de cookies.

Opciones de Privacidad

Cuando visite nuestro sitio web, utilizaremos cookies para asegurarnos de que puede disfrutar al máximo de la experiencia. Estas cookies pueden contener información sobre el usuario, sus preferencias o su dispositivo. Normalmente dicha información no permite identificarle directamente, sino que está pensada para que pueda disfrutar de una experiencia de navegación más personalizada. Como respetamos su derecho a la privacidad, le ofrecemos la posibilidad de modificar los ajustes predeterminados. Sin embargo, el bloqueo de determinados tipos de cookies puede perjudicar su navegación por el sitio y los servicios que podemos ofrecer. Si desea más información sobre cómo procesamos sus datos personales, consulte nuestra página informativa "política de cookies".

Advertencia: Necesitamos utilizar una cookie para recordar los ajustes que ha realizado en nuestro administrador de privacidad de cookies. Si borra todas sus cookies deberá volver a actualizar sus preferencias en nuestro sitio, si utiliza un dispositivo o un navegador distinto deberá volver a indicarnos sus preferencias.