Utilizar el coche de empresa para uso particular, ¿es posible?

Cada vez más empresas ofrecen a sus trabajadores herramientas para realizar sus funciones laborales en las mejores condiciones. El coche de empresa es, junto con el móvil, una de las más comunes, aunque en ocasiones al trabajador le surge la duda acerca de si puede utilizar el coche de empresa para uso particular. La respuesta está en el contrato y los acuerdos alcanzados entre el empleado y la organización.

coche empresa particular

Cada vez más empresas ofrecen a sus trabajadores herramientas para realizar sus funciones laborales en las mejores condiciones. El coche de empresa es, junto con el móvil, una de las más comunes, aunque en ocasiones al trabajador le surge la duda acerca de si puede utilizar el coche de empresa para uso particular. La respuesta está en el contrato y los acuerdos alcanzados entre el empleado y la organización.

¿Puedo conducir un coche de empresa para uso particular?

Usar un coche de empresa para uso particular sin consentimiento de la compañía puede ser motivo de despido, tal y como reflejan diferentes sentencias. En los casos en los que se admite como válido el despido disciplinario realizado por la compañía, la sentencia confirma que hay una vulneración del principio de buena fe contractual que se produce cuando el empleado oculta el hecho a sus superiores.

Normativa acerca del uso de los vehículos de empresa

Si el vehículo se considera una herramienta exclusiva de trabajo, el empleado no puede usar el coche de empresa para uso particular. Pero si el coche es considerado una retribución en especie y se pacta el uso mixto tanto dentro como fuera del trabajo no habrá ningún problema en que sea utilizado cuando el trabajador termine su jornada laboral, pero no en su transcurso. 

Conviene consultar los seguros de coche existentes para adaptarlos a cualquiera de las funciones previstas y que el vehículo pueda estar cubierto ante posibles imprevistos o accidentes sin que afecte al normal desarrollo de la compañía. Hay que tener claro, además, que una actuación contraria a lo reflejado en el contrato puede traer represalias que pueden llegar incluso al despido del trabajador por causa justificada.

coche empresa

Fiscalidad del coche de empresa

La fiscalidad del coche de empresa es importante conocerla, puesto que invertir en vehículos necesarios para el negocio permite ciertas deducciones de IVA e IRPF. No obstante, hay que prestar atención a ese hecho de usar el coche de empresa para uso particular, ya que puede haber problemas con relación a esto.

Deducción del IVA

Las compañías que compran un coche de empresa pueden deducirse el IVA siempre que se cumplan unos requisitos indispensables, como que el vehículo sea necesario para el desarrollo de la actividad empresarial. En caso de inspección por parte de la Agencia Estatal de Administración Tributaria se debe justificar este uso profesional. 

Si el vehículo afecta directa y exclusivamente a la actividad profesional, la empresa puede deducirse el 100% del IVA de los gastos que ocasione su uso: gasolina, reparaciones, ITV, peajes, aparcamiento o piezas de recambio, entre otros. Todos estos gastos deben ser justificados con factura. 

En el caso de usar el coche de empresa para uso particular, solo podrá deducirse el 50% del IVA del vehículo y de los gastos relacionados con el mismo. 

IRPF

Con respecto al IRPF, usar el coche de empresa para uso particular tributará en la declaración de la Renta. Eso sí, ten presente que los gastos de combustible, reparaciones o incluso los pagos de los peajes son objeto de desgravación, aunque hay que contemplar los límites si se utiliza para la vida personal, ya que no todos los gastos estarán permitidos. 

¿Se puede tener un coche particular a disposición de la empresa?

Antes de poner un coche particular a disposición de la empresa conviene preguntarse si existe alguna fórmula que permita no tener que hacerlo, como realizar el desplazamiento en otro medio de transporte o acometer la actividad mediante la modalidad de teletrabajo.

Para distancias superiores a 110 kilómetros, ida y vuelta, se recomienda a los empleados usar un coche de empresa como alternativa al propio vehículo. En función de si un coche se usa de forma particular o se realizan con él funciones de empresa, existen diferentes tipos o modalidades en el seguro del coche que permiten elegir el que mejor se adapta a cada necesidad. Y si eres autónomo, tal vez te interese un seguro para vehículos profesionales Coche x Coche PRO, que te ofrece un coche en propiedad si te quedas sin tu vehículo de trabajo por siniestro total.  

Por otra parte, las compañías que tienen coches de empresa suelen tener una alta rotación de su parque de vehículos, por lo que es bastante habitual la venta del coche de empresa a un particular. En este caso salen beneficiadas ambas partes. La empresa puede ofrecer a sus trabajadores vehículos en excelentes condiciones de manera frecuente y el particular recibe un coche que no cuenta con un número elevado de kilómetros y que ha sido sometido a un constante mantenimiento.
Si tienes la suerte de que tu compañía ponga a tu disposición un vehículo, debes tener en cuenta que solo podrás usar el coche de empresa para uso particular si previamente lo has pactado con tu compañía y así queda reflejado en tu contrato laboral.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *