Cómo combatir el frío en casa: consejos para calentarla en invierno

La llegada del frío pone de manifiesto la necesidad de preparar la casa para el invierno, no solo para sentirnos confortables, sino también para evitar que nuestra factura energética se dispare y de paso contribuir, en la medida de nuestras posibilidades, al cuidado medioambiental.

frio en casa

La llegada del frío pone de manifiesto la necesidad de preparar la casa para el invierno, no solo para sentirnos confortables, sino también para evitar que nuestra factura energética se dispare y, de paso contribuir, en la medida de nuestras posibilidades, al cuidado medioambiental. No obstante, ¿cómo combatir el frío en casa?

¿Cuál es la temperatura ideal a la que debería estar una casa en invierno?

Para combatir el frío en casa, conviene saber cuál es la temperatura ideal que se debe mantener en el interior de la vivienda. Es un error pensar que hay que poner la calefacción hasta tal punto que podamos estar en manga corta, ya que al salir al exterior nos puede coger el frío por el cambio de temperatura. Por eso, lo ideal es que no suba de los 23 °C.
Pero, ¿a qué temperatura poner la calefacción por la noche? No debe superar los 17 °C. Pues, aunque pensemos que vamos a pasar frío, debemos tener en cuenta que estaremos dormidos cubriéndonos con el nórdico y el edredón, incluso con pijama. Por lo tanto, no es necesario que la calefacción esté tan elevada. Así, también, ahorraremos.

¿Cómo podemos calentar la casa en invierno? Trucos y consejos

Combatir el frío en casa no es fácil, a veces, algo que puede acabar convirtiéndose en una lucha en la que salgamos perdiendo. Por eso, existen algunos trucos para calentar la casa en invierno que revisaremos a continuación. Toma nota de todos ellos. 

Comprobar fugas del circuito de la calefacción

Nuestra casa pierde calor por muros, ventanas y esas pequeñas grietas insignificantes a las que nunca damos importancia. De nada vale elevar la calefacción, si hasta un 25% de ese calor se está escapando continuamente por los puntos débiles de la vivienda. Pero, también existe la posibilidad de que la caldera gotee o haya algún desperfecto en el sistema de calefacción. En estos casos, hay que buscar la forma de resolver esto. 

Para conseguir la hermeticidad existen numerosos productos de sellado, desde cintas adhesivas a espuma de poliuretano, cola de contacto, poliestireno expandido o lana mineral de roca, entre otros. Deberás escoger el que mejor se adapte a tus circunstancias. En el caso de que no seas capaz de detectar o resolver lo que está pasando, no dudes en contactar con tu aseguradora para que te indique los pasos que debes dar. 

Programar el termostato y las válvulas de la calefacción

Para combatir el frío en casa, uno de los aparatos más útiles durante el invierno son los termostatos inteligentes, que permiten programar cuándo queremos que se encienda la calefacción y qué temperatura debe alcanzar la vivienda. De esta manera podremos encenderla, por ejemplo, 30 minutos antes de levantarnos por las mañanas.

También podemos optar por utilizar válvulas termostáticas en los radiadores, que limitan el caudal de agua caliente de manera individual, lo que nos permitirá un ahorro de energía de hasta el 40%. ¿Te imaginas lo que esto supondrá para ti cuando llegue la factura?

Instalar estufas de pellets

Te has preguntado alguna vez ¿cómo calentar la casa en invierno sin calefacción? Pues una buena forma de conseguir esto son los pellets. Una estufa sostenible que desprende una gran cantidad de calor a un mínimo coste y sin emitir gases contaminantes. Además, le proporciona un aura romántica y muy agradable a tu hogar, al mismo tiempo que estás preparado para combatir el frío en casa de forma eficaz

¿Podemos calentar la casa sin calefacción?

¡Sí! Como ya hemos mencionado, sabemos cómo calentar la casa en invierno sin calefacción con estufas de pellets. Pero, existen otras opciones. Por ejemplo, si tu vivienda se encuentra ubicada en una zona en la que le da el sol de pleno, esto será estupendo. Pues recibirá todo el calor posible que se almacenará en el interior. Ahora bien ¿cómo evitar que se escape de la vivienda? Para ello, debes velar por tener un buen aislamiento.

El aislamiento térmico te ayudará a poner la calefacción unas muy pocas horas al día e, incluso, puede que acabes no teniendo que usarla debido a lo que te acabamos de comentar. Si, además, en lugar de una calefacción tienes una estufa de pellets, estarás ahorrando y construyendo la sostenibilidad del medioambiente.  Una forma estupenda de combatir el frío en casa gastando muy poco dinero.

Auditoría energética y seguro de hogar

¿Te has planteado alguna vez hacer una auditoría energética? Hay compañías de suministros que las realizan de forma gratuita y también encontrarás empresas privadas a las que puedes encargársela. Revisarán tu hogar, encontrarán tus puntos débiles y te aconsejarán desde cómo evitar que las tuberías se congelen por el frío a qué ventanas te interesaría instalar, pasando por cómo evitar los desperfectos derivados del clima en invierno.

Por último, te recomendamos que te hagas un seguro de hogar para estar cubierto si ocurre un imprevisto. Solo tienes que escoger la modalidad que necesites, que puede incluir desde problemas motivados por fenómenos atmosféricos a coberturas opcionales como la avería de electrodomésticos. Estarás protegido y es una manera más de preparar la casa para el invierno y sus, en ocasiones, nefastas consecuencias. ¡Aplica ya los consejos para combatir el frío en casa y disfruta de esta estación del año sin preocupaciones!

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *