¿Por qué se baja la presión de la caldera?

Cuando observamos que el indicador de la presión de la caldera ha descendido de manera significativa quizá nos preguntemos por qué baja la presión de la caldera si no hemos manipulado el equipo. 

Si una caldera que no tiene una presión de agua constante no puede funcionar de manera eficiente. Por este motivo, si baja la presión de la caldera podría ser el reflejo de que nuestro equipo tiene algún problema y deberíamos dar con la causa para encontrar una solución.

presión de la caldera baja

Cuando observamos que el indicador de la presión de la caldera ha descendido de manera significativa quizá nos preguntemos por qué baja la presión de la caldera si no hemos manipulado el equipo

Si una caldera que no tiene una presión de agua constante no puede funcionar de manera eficiente. Por este motivo, si baja la presión de la caldera podría ser el reflejo de que nuestro equipo tiene algún problema y deberíamos dar con la causa para encontrar una solución.

¿Qué pasa si baja la presión de la caldera?

La caldera tiene un umbral mínimo de funcionamiento, que habitualmente suele ser 0,5 bar. Si baja la presión de la caldera por debajo de este mínimo, se bloqueará. 

A muchas personas les preocupa qué pasa si baja la presión de la caldera de una manera significativa o llega a cero. En este caso, el sistema de seguridad del equipo hará que salte un error y la caldera no arranque. Si esto nos ocurre, hay que llamar a un técnico para que inspeccione el equipo y pueda detectar qué problema tiene.

¿Por qué baja la presión de la caldera?

Ante la pregunta de por qué pierde presión la caldera, existen dos posibilidades que son las más habituales. En primer lugar, podemos tener una fuga de agua en las tuberías, en los radiadores o en la propia caldera y no habernos percatado. En ocasiones estas fugas de agua son difíciles de detectar, por lo que hay que mirar atentamente dónde puede estar la filtración. 

También es posible que nuestra caldera tenga baja la presión porque hayamos purgado los radiadores. Con la liberación del aire se produce una caída en la presión del sistema y esta es la razón por la que detectamos que los niveles están en mínimos. 

Existen también otras razones que explican por qué baja la presión de la caldera de manera significativa. Puede que nuestro equipo se haya averiado, lo que también exigiría la presencia de un técnico.

presión de la caldera baja

Cómo verificar si la presión de la caldera es baja

Tras conocer por qué pierde presión la caldera, el siguiente paso es verificar la presión de nuestro equipo. La mayor parte de las calderas actuales posee un manómetro que nos indica este dato. Si es inferior a 1 bar, se considera que la presión es baja. 

¿Qué hacer si su caldera tiene baja la presión?

Una vez que hemos constatado que la presión de nuestro equipo es baja y que no se debe a una fuga o a un problema técnico, podemos presurizar la caldera nosotros mismos y hacer que vuelva a sus niveles normales, por encima de 1 bar. 

Hay que tener en cuenta que cada fabricante recomienda un nivel de presión específico para cada modelo de caldera, por lo que conviene consultar las instrucciones del equipo para confirmar cuál es el nivel recomendado por nuestro fabricante. 

Si lo que buscamos es reiniciar nosotros mismos la caldera, lo primero que debemos hacer es apagar el equipo y esperar a que se enfríe. Después, localizaremos el circuito de llenado, que suele ser de metal con dos válvulas conectadas. Comprobaremos que está apretado y seguro, quitando las tapas de los extremos de las tuberías si es necesario.

A continuación, abrimos las válvulas de llenado, que en algunos equipos puede ser una sola, para que el agua de la red eléctrica ingrese al sistema de calefacción. Mientras lo hacemos, hay que vigilar el manómetro, que debe llegar a 1 bar. Cuando esto ocurra, volvemos a colocar las válvulas en su posición original y el flujo de agua se detendrá. 

Ya solo queda dejar que salga algo de agua del circuito de llenado, para que se libere, y después volvemos a apretar las válvulas y a colocar las tapas de los extremos de las tuberías si las hemos retirado previamente. Si todo funciona correctamente los próximos días, dejarás de preguntarte por qué la caldera pierde presión.

Aunque el proceso es muy sencillo, si necesitamos ayuda con cualquier elemento de la cocina y tenemos un seguro de hogar Caser, podemos hacer uso del Servicio Bricocaser, que envía a un manitas a tu domicilio para realizar pequeñas tareas de mantenimiento. Este profesional es un valor añadido cuando te preguntas por qué baja la presión de la caldera, ya que puede echarte una mano a la hora de detectar fugas y averías, colocar enchufes o sellar juntas, entre otras ventajas. 

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Volver arriba