¿Qué son los motores híbridos y qué tipos hay?

Dentro de la preocupación que existe por el medio ambiente, crece la oferta de coches con motores híbridos que combinan dos fuentes de energía diferentes para mover el automóvil. 

Existen diferentes tipos de coches híbridos. Si estamos pensando en adquirir uno por nuestra concienciación medioambiental o porque queremos un automóvil que nos resulte rentable debemos repasar los tipos de motores híbridos que hay en el mercado para ver cuál es el que más nos conviene.

motores híbridos

Dentro de la preocupación que existe por el medio ambiente, crece la oferta de coches con motores híbridos que combinan dos fuentes de energía diferentes para mover el automóvil. 

Existen diferentes tipos de coches híbridos. Si estamos pensando en adquirir uno por nuestra concienciación medioambiental o porque queremos un automóvil que nos resulte rentable debemos repasar los tipos de motores híbridos que hay en el mercado para ver cuál es el que más nos conviene.

¿Qué es un motor híbrido?

Quizás hayas oído hablar de los vehículos altamente eficientes y poco contaminantes, pero no tengas muy claro qué es un motor híbrido. Lo primero que hay que saber es que los vehículos híbridos combinan dos fuentes de energía diferentes, ya que tienen un motor térmico, que utiliza como combustible la gasolina, y uno eléctrico. Ambos pueden funcionar combinándose el uno con el otro, o de manera independiente, lo que permite al coche capacidad para gestionar y regenerar inteligentemente la energía. 

Por otra parte, esta combinación de fuentes de energía les hace ser más respetuosos con el medio ambiente que los vehículos solo con motor de combustión. Además, consumen menos, lo que se traduce en un ahorro de combustible considerable a lo largo del año.

¿Cómo funcionan los motores híbridos?

Ante la duda acerca de cómo funcionan los motores híbridos hay que pensar que el motor térmico lleva a cabo una combustión interna gracias a la gasolina, lo que proporciona propulsión al vehículo y recarga la batería cuando el coche trabaja a velocidad de crucero. 

Por su parte, el motor eléctrico tiene como objetivo proporcionar fuerza para favorecer el movimiento a través de la tracción eléctrica. Es, por tanto, el motor principal cuando circulamos por ciudad y resulta autónomo a bajas velocidades. 

Además, existen unas baterías que no contribuyen a la aportación de energía y permiten su almacenamiento, alimentando al motor de electricidad, además de aportar potencia. Los coches con motores híbridos no desperdician la energía, por lo que consumen menos combustible.

motores híbridos

Tipos de motores híbridos

Tras conocer cómo funciona un coche híbrido, el siguiente paso, si nos interesan estos automóviles, es elegir entre los diferentes tipos de motores híbridos:

  • Motor híbrido en serie: el propulsor principal es el encargado de mover el coche y el otro motor actúa como un asistente, ayudando a generar energía para el principal.
  • Motor híbrido en serie-paralelo: tiene dos propulsores conectados a las ruedas que se encargan de que el vehículo se mueva y que pueden actuar en serie -haciendo que el motor de combustión recargue la batería- o en paralelo. 
  • Motores híbridos combinados: cuentan con un propulsor eléctrico y otro de combustión conectados a las ruedas, y ambos funcionan paralelamente. 

En cuanto a los vehículos híbridos se refiere, en el mercado se pueden encontrar las siguientes tipologías:

  • Microhíbridos: tienen un motor eléctrico de poca potencia, que únicamente sirve para recargar la batería durante la frenada y para actuar como asistente en el momento de arrancar el coche.
  • Mild Hybrid: en estos coches el motor eléctrico es algo más potente, pudiendo actuar de manera independiente a la hora de arrancar o permitiéndole mover el coche por sí solo cuando circula a una baja velocidad. 
  • Full Hybrid: el motor eléctrico es tan potente que permite mover el coche por sí solo cuando circula entre los 60 y los 130 kilómetros hora.

Motores híbridos: ventajas y desventajas

En los motores híbridos, las ventajas y desventajas tienen que ser valoradas con el fin de escoger el coche que mejor se adapta a cada necesidad. 

Entre las ventajas de los coches híbridos está la mayor economía de combustible, el hecho de producen menos emisiones y su menor dependencia de los puntos de recarga. Además, estos vehículos tienen menores costes de mantenimiento que los de combustión, y ofrecen una experiencia de conducción segura y cómoda. Por el contrario, las desventajas son que tienen menos potencia que un automóvil tradicional, su precio algo más elevado y el incremento de los costes de reparación. 

Si lo tuyo son los motores híbridos, no te olvides de contratar un seguro de coches híbridos, con numerosas ventajas. Y si prefieres un coche eléctrico también existe un seguro para coches eléctricos, que incluye todas las coberturas propias de los coches tradicionales, más otras adecuadas a las características de este tipo de vehículos, como la asistencia en viaje en caso de falta o fallo de batería, con remolque al punto de carga más cercano.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *