Ser celiaco cumplidos los 50: así puede aparecer y afectarte esta enfermedad

La celiaquía puede aparecer en cualquier momento: según la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, más del 20% de los casos se diagnostican después de los 50 años. Esta enfermedad autoinmune y sin cura que modifica nuestra alimentación y estilo de vida se manifiesta en varios síntomas dentro y fuera del tubo digestivo.

Diagnostico celiaquía en adultos

Cada 27 mayo se celebra en España el Día Nacional del Celíaco. Se pretende dar visibilidad a una enfermedad cada día más común y diagnosticada. El número de celíacos en nuestro país aumenta anualmente un 15%, según los datos de la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE). El total de afectados por esta enfermedad multisistémica con base autoinmune provocada por el gluten podría superar ya los 500.000, más de un 1,5% del total de la población.

Estas cifras desmontan la extendida creencia de que la celiaquía es una enfermedad minoritaria e infantil. Algo sí es cierto: en algunos casos, tarda en dar la cara o, simplemente, no la da. De hecho, se estima que tres de cada cuatro celíacos españoles no saben que lo son, porque la sintomatología es tan variada que en algunos pacientes los diagnósticos se retrasan durante años. 

El número de celíacos en nuestro país aumenta anualmente un 15%, según los datos de la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE).

Nunca es tarde para (poder) ser celiaco

La celiaquía, por tanto, es una enfermedad capaz de sorprendernos en cualquier momento de nuestra vida. Según la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, más del 20% se diagnostican pasados los 50 años. Si bien es cierto que parece necesario presentar una predisposición genética, no es posible saber a ciencia cierta si la persona va a desarrollar la celiaquía ni cuándo lo va a hacer. Que suceda o no depende de factores ambientales que pueden desarrollarse en cualquier momento y que son los encargados de desencadenar el proceso inflamatorio.

Por eso la investigación tiene tanta importancia. “Es fundamental que se trabaje en el diagnóstico de la enfermedad”, comenta Jon Zabala, presidente de FACE. Según él, el 1 % de la población europea es celíaca, pero el 85 % sigue sin diagnosticar. “Se ha demostrado que el infradiagnóstico de la enfermedad se asocia entre otros sucesos con abortos de repetición, infertilidad, depresión y patologías más graves, como tumores digestivos. Resulta tremendamente importante que se siga investigando, que nuestros médicos conozcan la enfermedad, la diagnostiquen a tiempo y sepan realizar un seguimiento adecuado”, concluye. 

No elimines el gluten sin estar diagnosticado

Uno de los mitos en el ámbito de la alimentación es que el gluten es perjudicial para salud de las personas no celiacas. Y no, no es cierto. De hecho, los especialistas, tal y como confirman desde la Sociedad Española de Patología Digestiva, no recomiendan eliminarlo de la dieta sin haber recibido un diagnóstico previo. Hacerlo es contraproducente porque puede retrasar o dificultar el diagnóstico de la celiaquía. Por ello, una de las indicaciones que se hace antes de realizar una biopsia duodeno yeyunal es no acudir a la prueba después de haber suprimido la ingesta de gluten. Por otro lado, eliminar esta proteína puede causar efectos secundarios en el organismo de las personas sanas, ya que los alimentos sin les priva de fibras dietéticas e ingredientes naturales.

Algunas pistas

Los adultos que desarrollen esta patología podrían empezar a sufrir numerosos síntomas, que pueden ir desde la pérdida de peso o el apetito pasando por la fatiga, la anemia, las náuseas, los vómitos, la diarrea, la distensión abdominal o sufrir alteraciones del carácter, tal y como advierte la FACE. De hecho, la sintomatología es cambiante según las edades, afectando de manera diferente a niños que a personas de más de 60 años, e, incluso, dándose casos en los que el paciente es asintomático.

panes integrales y con cereales

Cómo actuar

Una vez que se haya valorado la existencia de síntomas en el paciente, las pruebas sanguíneas y genéticas serán de gran utilidad para orientar el diagnóstico, pero no definitivas. En este punto, la prueba que confirme la celiaquía será la biopsia duodeno yeyunal, que consiste en la extracción de una muestra de tejido del intestino delgado superior para ver si está o no dañado.  

Si la biopsia concluye que la persona es intolerante al gluten, el siguiente paso será modificar completamente su dieta. Esta es, actualmente, la única solución para sobrellevar una enfermedad sin cura: mantener una dieta sin gluten toda la vida, o lo que es lo mismo, eliminar una proteína que se encuentra en la semilla de cereales como trigo, cebada, centeno y derivados y algunas variedades de avena. Los celíacos no tienen ningún problema alimenticio ni ninguna deficiencia nutricional derivadas de esta dieta sin gluten, pero han de suprimir el consumo de alimentos tan comunes como el pan, las galletas, la pasta o algunos tipos de cerveza. Pero no solo es importante eliminar la ingesta de estos productos –que, por suerte, tiene muchas alternativas en el mercado–, sino también evitar la contaminación cruzada. Además de la lista de la compra, donde se tiene que prestar especial atención al etiquetado, habrá que modificar la elaboración de las comidas y seleccionar cuidadosamente los restaurantes a los que acudir.

Si eres cliente de Caser y presentas algunos de los síntomas comunes de la celiaquía, la aseguradora pone a tu disposición una prueba de intolerancia al gluten por solo 58 euros (su precio en el mercado es de 100€).

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para ofrecerte una experiencia personalizada y algunas funcionalidades de nuestro sitio web, usamos cookies. Estas cookies nos permiten mejorar nuestra web día a día mediante una analítica avanzada. Para más información, consulta nuestra "política de cookies". Al hacer clic en el botón aceptas la utilización de cookies.

Opciones de Privacidad

Cuando visite nuestro sitio web, utilizaremos cookies para asegurarnos de que puede disfrutar al máximo de la experiencia. Estas cookies pueden contener información sobre el usuario, sus preferencias o su dispositivo. Normalmente dicha información no permite identificarle directamente, sino que está pensada para que pueda disfrutar de una experiencia de navegación más personalizada. Como respetamos su derecho a la privacidad, le ofrecemos la posibilidad de modificar los ajustes predeterminados. Sin embargo, el bloqueo de determinados tipos de cookies puede perjudicar su navegación por el sitio y los servicios que podemos ofrecer. Si desea más información sobre cómo procesamos sus datos personales, consulte nuestra página informativa "política de cookies".

Advertencia: Necesitamos utilizar una cookie para recordar los ajustes que ha realizado en nuestro administrador de privacidad de cookies. Si borra todas sus cookies deberá volver a actualizar sus preferencias en nuestro sitio, si utiliza un dispositivo o un navegador distinto deberá volver a indicarnos sus preferencias.