¿Pasa el estrés factura a nuestra salud dental?

Los períodos de tensión prolongados pueden provocar problemas en la articulación tempero-mandibular, dolores musculares y desgastes dentarios. Os damos algunas claves para detectarlos, abordarlos y prevenirlos.

Salud dental

La crisis del coronavirus ha generado niveles de estrés más intensos de lo habitual. Al miedo al contagio se ha sumado la preocupación por infectar a seres queridos en situación de riesgo. El aislamiento, la soledad y el desconcierto del confinamiento han llegado, además, acompañados por una fuerte ruptura de las rutinas y una situación de intensa incertidumbre laboral, en la que se han sucedido los ERTES o instalado el teletrabajo, a menudo en condiciones familiares muy difíciles.

La intranquilidad y sus secuelas en nuestra salud dental

Todo ello tiene su eco en nuestra salud dental, explica Filipa Nunes Pereira, directora médica de Caser Dental. “Hay personas que, en este tipo de circunstancias, tienden a apretar mucho los dientes, lo que puede originar problemas en la articulación tempero-mandibular, dolores musculares y desgastes dentarios”, indica la experta.

También existen hábitos que se desarrollan normalmente cuando estamos estresados, como morder bolígrafos o comerse las uñas, que pueden originar microfisuras en los dientes. Además, “los desgastes dentarios pueden originar sensibilidad dentaria por la pérdida de la capa exterior del diente (esmalte) y exposición de la parte más interior (dentina). Y, en casos extremos, originar fracturas de los dientes”, comenta Nunes Pereira.

Nervios y salud bucal

Relajarse en tiempos de incertidumbre

Aprender a reducir, en la medida de lo posible, los niveles de estrés en tiempos de covid-19 nos ayudará a sentirnos mejor pese a que las circunstancias sean adversas. Según recoge el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social entre sus consejos para abordar la pandemia, es importante identificar y aceptar las emociones tal como vengan, pero sin dejarse llevar por ellas.

También resulta beneficioso compartir cómo nos sentimos con otras personas, practicar técnicas de relajación o respiración y reservar espacio para hacer cosas que nos gusten o que liberen nuestra creatividad. Más que obsesionarse con las limitaciones que tenemos y con lo que está por llegar, lo recomendable es centrarse en el presente y en lo que sí podemos hacer. Si la sucesión de malas noticias nos abruma, mejor apagar la tele o la radio y exponerse a ellas lo justo. Establecer un horario y marcarse pequeños objetivos realistas viene bien, así como mantener las rutinas de alimentación, higiene y sueño. Y, por supuesto, el ejercicio físico siempre es un aliado excepcional de la salud mental y física.

Qué hacer en caso de molestias

Resulta difícil cuantificar el nivel de estrés al que tiene que estar sometida una persona para que este le pase factura dental, así como durante cuánto tiempo: varía mucho entre unas y otras. No obstante, los desgastes dentarios y problemas articulares se asocian normalmente a períodos prolongados de tensión, sostiene Nunes Pereira. En cualquier caso, habrá que acudir al dentista para realizar un correcto diagnóstico de los problemas y determinar el plan de tratamiento más adecuado. 

Si una persona presenta sensibilidad dentaria, lo mejor es que visite a un especialista para que lo valore. Lo mismo si siente molestias articulares o musculares de forma frecuente o que duren varios días, así como si detecta zonas de desgaste dentario o de fracturas. Aun así, no es conveniente esperar a que algo de esto suceda. “Por norma, todas las personas deberían pedir cita con su odontólogo al menos una vez al año para realizar una revisión e higiene”, afirma la especialista.

“Si alguien presenta sensibilidad dentaria, advierte molestias articulares o musculares o detecta desgaste o fractura en las piezas, debe acudir al dentista”

 Filipa Nunes Pereira, directora médica de Caser Dental

Cuidar cuerpo y mente

Pero, ¿hay algo que podamos hacer para minimizar las consecuencias del estrés y cuidar nuestra boca? Según Filipa Pereira, existen pequeños trucos que pueden ayudar:

  • Disponer alarmas en el móvil (o incluso póst-its en diversos lugares del escritorio o la vivienda) que nos recuerden que no debemos apretar los dientes.
  • Partir los alimentos en trozos pequeños, para reducir el tiempo de masticación.
  • Dormir con la mandíbula fuera de la almohada para que no esté en una posición forzada.
  • Abandonar hábitos nocivos, como morder bolígrafos o comerse las uñas.
  • Practicar deporte y llevar un estilo de vida sano y tranquilo siempre contribuye, por supuesto, a combatir el estrés.
Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para ofrecerte una experiencia personalizada y algunas funcionalidades de nuestro sitio web, usamos cookies. Estas cookies nos permiten mejorar nuestra web día a día mediante una analítica avanzada. Para más información, consulta nuestra "política de cookies". Al hacer clic en el botón aceptas la utilización de cookies.

Opciones de Privacidad

Cuando visite nuestro sitio web, utilizaremos cookies para asegurarnos de que puede disfrutar al máximo de la experiencia. Estas cookies pueden contener información sobre el usuario, sus preferencias o su dispositivo. Normalmente dicha información no permite identificarle directamente, sino que está pensada para que pueda disfrutar de una experiencia de navegación más personalizada. Como respetamos su derecho a la privacidad, le ofrecemos la posibilidad de modificar los ajustes predeterminados. Sin embargo, el bloqueo de determinados tipos de cookies puede perjudicar su navegación por el sitio y los servicios que podemos ofrecer. Si desea más información sobre cómo procesamos sus datos personales, consulte nuestra página informativa "política de cookies".

Advertencia: Necesitamos utilizar una cookie para recordar los ajustes que ha realizado en nuestro administrador de privacidad de cookies. Si borra todas sus cookies deberá volver a actualizar sus preferencias en nuestro sitio, si utiliza un dispositivo o un navegador distinto deberá volver a indicarnos sus preferencias.