Cómo prevenir y afrontar los catarros

El invierno no tiene por qué ser sinónimo de catarro. La primera causa de absentismo laboral y escolar en España puede prevenirse con medidas simples y efectivas, y si los virus ya han hecho mella en la salud, lo que procede es evitar males mayores: cuidarse para que el resfriado evolucione lo mejor posible y no dé lugar a problemas de salud más graves, y prevenir el contagio de otras personas.

¿cómo prevenir y curar catarros?

Los adultos y los niños pasan dos o tres catarros de media al año, y aunque pueden producirse en cualquier estación del año, son más frecuentes en invierno. No existe vacuna que proteja de los rinovirus y de la otra media docena de virus que los ocasionan, pero algunas normas pueden minimizar el riesgo de contraerlos. Esther Redondo, de la Sociedad de Médicos de Atención Primaria, Semergen, apunta que una medida imprescindible para evitar el contagio es lavarse las manos: “Los virus pueden persistir hasta seis u ocho horas en el ratón del ordenador, el teléfono o en cualquier superficie que tocamos y con esta medida de higiene básica se eliminan”. Mojar, enjabonar, frotar, enjuagar y secar son los cinco pasos de un buen lavado de manos. Hay que practicarlo habitualmente y es imprescindible antes de tocarse los ojos, la nariz o la boca porque los virus pueden penetrar por esta vía en el cuerpo. 

“Los virus pueden persistir hasta seis u ocho horas en el ratón del ordenador, el teléfono o en cualquier superficie que tocamos»

Esther Redondo, coordinadora del Grupo de Actividades Preventivas y Salud Pública de Semergen

Mantenerse alejado de las personas que ya están resfriadas es la segunda medida de prevención. No siempre resulta posible en casa o en el trabajo, pero sí lo es evitar el contacto físico con ellas, darles la mano o besarlas. La tercera regla consiste en evitar los cambios bruscos de temperatura y mantener la humedad en casa o en la oficina. Esther Redondo, que coordina el Grupo de Actividades Preventivas y Salud Pública de Semergen, explica que “la humedad debe superar el 30% porque los ambientes secos favorecen el resfriado. Y además, las habitaciones tienen que estar aireadas”. 

Prevenir resfriados lavándose las manos

Cómo evitar el contagio a otras personas

  • Quedarse en casa si los síntomas del catarro aparecen:  moqueo, dolor de garganta, estornudos y tos (los síntomas del resfriado suelen aparecer por este orden)
  • Proteger a los demás alejándote de ellos antes de estornudar
  • Cubrirse la nariz y la boca antes de estornudar con un pañuelo
  • Utilizar un nuevo pañuelo después de estornudar
  • Lavarse las manos frecuentemente
  • Desinfectar los objetos y superficies que se tocan con más frecuencia, como las manillas de las puertas
  • “Tener a mano una solución hidroalcohólica para lavarse las manos sin jabón, si no hay posibilidad de ir al baño, es una opción muy útil”, sugiere Esther Redondo. 

¿Es resfriado o gripe?

Lo que diferencia a ambas enfermedades es la intensidad de los síntomas, la duración y la velocidad con la que aparecen. La gripe se manifiesta de forma súbita (el resfriado lo hace de forma gradual), los síntomas pueden durar hasta dos semanas y son mucho más intensos y debilitantes. Aunque un resfriado puede provocar fiebre, en la gripe es más alta y dura al menos tres días. Si una persona presenta dolores musculares intensos, escalofríos y fatiga, no hay duda, es gripe. 

En la prevención también hay una diferencia muy importante: existe una vacuna contra la gripe, mientras que no la hay contra el resfriado. No obstante, al contrario que en la inmunización contra otras enfermedades donde la eficacia es muy alta, en la gripe varía mucho de un año a otro. La razón es que la vacuna se elabora a partir de las cepas de virus que han circulado la temporada anterior, pero estas pueden hacerse más patógenas y, por tanto, la protección que proporcione la vacuna sea solo parcial. 

Cómo cuidarse si ya se está resfriado

En la mayoría de la población el catarro transcurre sin complicaciones. No hay cura, así que hay que cuidarse para facilitar la recuperación. Descansar ayuda a sentirse aliviado, y lo que mejor puede hacer el enfermo es beber abundantes líquidos “porque favorecen la expectoración, hacen que el moco no se espese y sea más fácil echarlo”, apunta la portavoz de Semergen. 

Los medicamentos no van a acelerar la recuperación, pero pueden aliviar algunos síntomas. Eso sí, prohibido automedicarse. El uso del paracetamol, por ejemplo, para mitigar el dolor, puede consultarse con el farmacéutico. El resto de tratamientos necesitan prescripción médica e indicaciones precisas sobre su uso, recuerda Esther Redondo: “Por ejemplo, los descongestionantes nasales se pueden utilizar como máximo tres días porque tienen efecto rebote y no pueden usarlos personas hipertensas, diabéticas o embarazadas”. 

Además de los síntomas iniciales citados, también pueden aparecer dolores musculares, de cabeza y fiebre. Lo normal es que esta sea baja. Si supera los 38,5º C y persiste dos o tres días hay que consultar al médico porque, tal y como señala la especialista de Semergen, “puede ser el comienzo de una bronquitis o haber, además del resfriado, alguna infección de oído”. También hay que acudir a la consulta cuando el dolor de cabeza es bastante intenso, si los mocos son muy verdes, muy espesos o presenten mal olor, si duele el oído o el pecho, cuando haya pitos al respirar y si no se experimenta mejoría tras seis o siete días de resfriado.

Los médicos insisten en que deben tener especial cuidado las personas mayores y las que sufren una enfermedad de base, como bronquitis crónica, epoc, diabetes o patologías cardíacas. “En estos casos hay que estar alerta porque cualquier catarro se puede complicar con una sobreinfección bacteriana”, advierte Esther Redondo. 

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para ofrecerte una experiencia personalizada y algunas funcionalidades de nuestro sitio web, usamos cookies. Estas cookies nos permiten mejorar nuestra web día a día mediante una analítica avanzada. Para más información, consulta nuestra "política de cookies". Al hacer clic en el botón aceptas la utilización de cookies.

Opciones de Privacidad

Cuando visite nuestro sitio web, utilizaremos cookies para asegurarnos de que puede disfrutar al máximo de la experiencia. Estas cookies pueden contener información sobre el usuario, sus preferencias o su dispositivo. Normalmente dicha información no permite identificarle directamente, sino que está pensada para que pueda disfrutar de una experiencia de navegación más personalizada. Como respetamos su derecho a la privacidad, le ofrecemos la posibilidad de modificar los ajustes predeterminados. Sin embargo, el bloqueo de determinados tipos de cookies puede perjudicar su navegación por el sitio y los servicios que podemos ofrecer. Si desea más información sobre cómo procesamos sus datos personales, consulte nuestra página informativa "política de cookies".

Advertencia: Necesitamos utilizar una cookie para recordar los ajustes que ha realizado en nuestro administrador de privacidad de cookies. Si borra todas sus cookies deberá volver a actualizar sus preferencias en nuestro sitio, si utiliza un dispositivo o un navegador distinto deberá volver a indicarnos sus preferencias.