Trucos para que tu coche esté tan limpio como el primer día

Cuando nos compramos un vehículo está impoluto, pero poco a poco va perdiendo ese brillo que viene de fábrica. Para conservarlo en buen estado durante más tiempo, nada mejor que limpiar los coches periódicamente. Así evitaremos que envejezcan y ofrecerán siempre su mejor imagen. 

limpiar coche

Cuando nos compramos un vehículo está impoluto, pero poco a poco va perdiendo ese brillo que viene de fábrica. Para conservarlo en buen estado durante más tiempo, nada mejor que limpiar los coches periódicamente. Así evitaremos que envejezcan y ofrecerán siempre su mejor imagen. 

¿Cómo limpiar el interior del coche? 

¿Eres de los que se preguntan cómo limpiar un coche o si es mejor hacerlo a mano o en en el túnel de lavado? Con esa motivación y un poco de dedicación lograrás mantenerlo perfecto.

Limpiar coches por dentro es muy fácil, además de necesario, porque un habitáculo limpio nos proporciona confort y salubridad. Además, es fundamental si tenemos niños.
Cómo limpiar el coche por dentro es muy sencillo, pero hay que seguir los siguientes pasos:

  • Aspira el interior del coche con una aspiradora de mano enchufada al mechero.
  • Pasa un cepillo húmedo por los pedales y las alfombrillas, sobre todo si hay barro. 
  • Quita la suciedad de los huecos con un cepillo de cerdas. Ten especial cuidado en las rejillas de ventilación.
  • Limpia la tapicería si tiene manchas.
  • Prosigue con las puertas y el salpicadero. Una toalla de microfibra humedecida puede ser de mucha utilidad en este caso. 
  • Limpia los cristales con un limpiacristales sin amoniaco y repásalos con una toalla de microfibra.
  • Por último, coloca un ambientador para que el coche huela bien.
limpiar interior coche

La limpieza del asiento del coche

A la hora de limpiar los coches, hay que tener en cuenta que quitar las manchas de los textiles no es nada complicado. Pero para ello es conveniente utilizar un producto para la limpieza en seco del coche.

Si tienes tapicerías de tela existen diferentes tipos de espumas aptas para tejidos. Simplemente hay que extenderlas por la superficie, previamente aspirada, frotar con una esponja húmeda y dejarlas actuar. Después, bastará con aspirar o cepillar los restos del producto sobrante.

En cambio, si el asiento es de cuero necesitaremos un limpiador especial y deberemos añadir un acondicionador para nutrir la piel y que se mantenga como nueva. 

¿Cómo limpiar el coche por el exterior?

Para limpiar los coches por el exterior podemos hacerlo a través del túnel de lavado, con una manguera a presión o con una limpieza manual del coche. Este lavado detallado a mano a través de cubo y bayeta se conoce como detailing, y aunque es el más costoso y el que más tiempo lleva, es el que ofrece mejores resultados.

Si te decantas por este último sistema debes saber que lavar el coche en la calle no está permitido. Lo prohíbe el Reglamento General de Circulación y te pueden multar por ello. Sin embargo, existen zonas específicas en las que podrás lavar tu coche, como las estaciones de servicio. 

¿Con qué podemos lavar la carrocería?

Los excrementos de los pájaros son los mayores enemigos de nuestra carrocería. Para eliminarlos lo mejor es utilizar agua caliente y un pañuelo de papel. En cambio, para la arena y el salitre de las zonas costeras, conviene utilizar aire a presión o una manguera sin cepillo antes de frotar con la esponja. 

Además, es importante seguir un orden: primero el techo, después las ventanillas y las lunas, posteriormente el capó, la parte trasera y las puertas, a continuación los parachoques y por último las llantas, que deben lavarse con un jabón con ph neutro para evitar manchas.

Cómo lavar el coche sin rayarlo

El mayor peligro a la hora de limpiar los coches es hacerlo con productos que no sean adecuados, ya que pueden llegar a rayar la carrocería. Por ello, la mejor herramienta es una simple esponja o un guante de lavado. 

Utilizaremos un producto específico para lavar el coche, descartando los lavavajillas, que terminarían eliminando la cera protectora. Una vez que hayas lavado toda la carrocería, hay que aclararla con abundante agua y secar la superficie con una toalla o bayeta de microfibra, que además de no arañar la pintura absorbe muy bien el agua. 

Si te gusta cuidar tu vehículo, seguro que te has detenido a pensar en los diferentes seguros de coche que existen. Un seguro de coche a todo riesgo supone la máxima protección. ¡Qué importante es tener todo bajo control!

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.