Guía para iniciarse en el buceo

El buceo nos permite explorar un mundo que, a pesar de estar muy cerca, permanece oculto a nuestros ojos. Pese a que a muchas personas les puede parecer una actividad claustrofóbica o peligrosa, es un deporte sencillo y seguro, siempre que se tenga precaución. No solo te permitirá estar en contacto con la naturaleza, sino también relajarte y divertirte.

consejos de buceo

El buceo nos permite explorar un mundo que, a pesar de estar muy cerca, permanece oculto a nuestros ojos. Pese a que a muchas personas les puede parecer una actividad claustrofóbica o peligrosa, es un deporte sencillo y seguro, siempre que se tenga precaución. No solo te permitirá estar en contacto con la naturaleza, sino también relajarte y divertirte.

Bautizo de buceo y primeros pasos

Existen dos maneras de tomar contacto con este deporte: realizar un bautismo de buceo o hacer un curso. El bautismo de buceo es lo que todo el mundo que nunca lo haya probado debería realizar como primer paso.

Consiste en probar la experiencia en un entorno controlado y bajo la supervisión de un monitor especializado. De esta manera, puedes comprobar si el buceo te gusta y cumple tus expectativas. Una persona puede realizar un bautizo de buceo tantas veces como quiera, pero eso no le convertirá en un buzo titulado ni le dará la posibilidad de hacer una inmersión en solitario.

bautismo de buceo

Cursos de buceo

Si ya has comprobado que el buceo te gusta y tienes ganas de seguir avanzando en este deporte, el siguiente paso es apuntarte a un curso de buceo con una empresa especializada. Con esta formación aprenderás a manejar tu equipo de forma autónoma y a resolver los problemas que pueden surgir dentro del agua. 

Los cursos se componen de una parte teórica y otra práctica. Con la formación adecuada puedes obtener una acreditación que te permitirá bucear sin supervisión en cualquier parte del mundo.

Por el contrario, si ofreces cursos de buceo necesitarás un seguro de responsabilidad civil para empresas con una compañía que responda por ti y defienda tus intereses. En Caser existe la posibilidad de contratar un seguro de responsabilidad medioambiental, específico para compañías susceptibles de provocar un daño al medio ambiente.

Equipamiento de buceo necesario

El equipamiento para bucear puedes alquilarlo o comprarlo. Si optas por la segunda opción debes comprometerte a que siempre esté en las mejores condiciones, ya que es clave para tu seguridad

En primer lugar necesitarás un traje de buceo y puedes elegir entre trajes húmedos o wetsuites o trajes secos o drysuits. La mayoría de los buceadores eligen un traje húmedo o de neopreno, que se ajusta a tu piel dejando una fina capa de agua entre el traje y el cuerpo que actúa como aislante. También necesitarás botas, escarpines y guantes que completen el taje.

Otro aspecto importante del equipo es la máscara de buceo, que tiene que ser cómoda, con un buen campo de visión y fácilmente ajustable. En cuanto a las aletas de buceo, te permitirán moverte con mayor agilidad bajo el agua.

El regulador y la botella de buceo son también muy importantes. Encontrarás botellas de diferentes materiales, tamaños y presión de carga. Además, deberás invertir en el chaleco de buceo, donde se coloca el cinturón de lastre, el regulador y la botella de aire comprimido. Y por último, deberás hacerte con instrumentos de buceo, como un profundímetro y un manómetro, que pueden estar unidos en una consola de buceo.

El buceo sin botella: otra alternativa

Si crees que el buceo con botella es demasiado complicado para ti, podrías probar el buceo sin botella, mucho más sencillo. Sin embargo, no debes confiarte, ya que en el mar cualquier precaución es poca.

El snorkel consiste en explorar bajo el agua sin necesidad de sumergirte. Respirarás a través de un tubo de unos 30 centímetros de longitud. También hay quien opta por utilizar la técnica de la apnea, es decir, aguantando la respiración y saliendo a la superficie a tomar aire.

Consejos para bucear por primera vez

Si vas a realizar buceo por primera vez, aquí tienes algunas recomendaciones que pueden serte de utilidad:

  • Buenas condiciones meteorológicas: escoge un día que brille el sol y con el mar en calma.
  • Aclara todas tus dudas: no debes sumergirte con dudas rondándote la cabeza.
  • Templa tus nervios: respira normalmente e intenta mantener la calma si tienes algún problema.
  • Asciende lentamente: te permitirá no sufrir daños con un cambio brusco de presión.
  • Sumérgete siempre acompañado: y no olvides ser un buen compañero debajo del agua.
  • No toques lo que veas: por tu seguridad, debes ser un simple observador del mundo submarino.
  • Revisa el equipo: comprueba siempre que tu equipo está en perfectas condiciones.
  • Sigue tu instinto: si sospechas que algo va mal, no lo dejes pasar y actúa en consecuencia.
Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *