Quién debe pagar los gastos de la comunidad, ¿propietario o inquilino?

Los gastos de la comunidad son uno de los aspectos a tener en cuenta cuando compramos una vivienda, ya que suponen un desembolso que garantiza el mantenimiento en buen estado de las zonas comunes del edificio. Este concepto, sin embargo, genera muchas dudas, entre ellas quién paga los gastos de comunidad en alquiler o si las plantas bajas pagan gastos de comunidad.

gastos comunidad

Los gastos de la comunidad son uno de los aspectos a tener en cuenta cuando compramos una vivienda, ya que suponen un desembolso que garantiza el mantenimiento en buen estado de las zonas comunes del edificio. Este concepto, sin embargo, genera muchas dudas, entre ellas quién paga los gastos de comunidad en alquiler o si las plantas bajas pagan gastos de comunidad. 

¿Cuáles son los gastos de comunidad?

Los gastos de la comunidad son aquellos que se destinan a un adecuado mantenimiento del inmueble y sus zonas comunes, así como a los servicios que no corresponden a uno o varios pisos o locales en concreto. Estos gastos generales incluyen los trabajos que sean necesarios para el sostenimiento y conservación del edificio, lo que engloba las obras orientadas a mejorar su habitabilidad, seguridad y accesibilidad. 

Los gastos de la comunidad pueden ser ordinarios y extraordinarios. Los ordinarios, contemplados en los presupuestos anuales y aprobados en la Junta Ordinaria, sirven para el mantenimiento del inmueble, así como para las reparaciones habituales que son necesarias para su conservación. 

En cambio, los gastos extraordinarios son necesarios para para realizar obras, trabajos y reformas en zonas comunes, pero no están contemplados en los presupuestos anuales y se aprueban en una Junta Extraordinaria. Estos gastos conllevan una derrama o la subida de la cuota que paga cada propietario, o bien pueden acometerse con el dinero que la comunidad tenga ahorrado.

pagar gastos comunidad

¿Las plantas bajas pagan gastos de comunidad?

En cuanto a los gastos de la comunidad de refiere, cada propietario paga una cantidad que varía dependiendo de la participación que tenga sobre la finca, en función de la Escritura de División Horizontal. 

Ante la duda de si las plantas bajas pagan gastos de comunidad, la respuesta es que están obligados a ello, excepto si en la Escritura de División Horizontal se estima lo contario, o si la Junta de Propietarios exonera a las plantas bajas de determinados gastos. 

Este es el motivo por el que las plantas bajas deben pagar por el uso de ascensores o escaleras su cuota correspondiente, aunque no hagan uso de estas zonas comunes del edificio, tal y como establece el artículo 9 de la Ley de Propiedad Horizontal. En cualquier caso, si vas a comprar un local o inmueble en planta baja, conviene que preguntes al administrador acerca del aporte económico que tendrás que realizar. 

¿Quién paga gastos de comunidad en alquiler?

Otro de los aspectos que también despierta dudas es quién paga gastos de comunidad en alquiler de viviendas o locales. En este caso, le corresponden al propietario del inmueble, que es quien responde ante la comunidad de propietarios. 

En algunos casos, sin embargo, se puede llegar a un acuerdo para que sea el inquilino el que asuma estos gastos, ya que se trata de un gasto negociable en un contrato de alquiler. Sin embargo, incluso en este caso, el propietario del inmueble seguiría siendo quien tenga toda la responsabilidad frente a la comunidad de propietarios y el encargado de responder ante ella.

Ante cualquier duda, se recomienda tanto a propietarios como a inquilinos consultar u derechos y obligaciones. Para los arrendatarios, existe un Seguro para Inquilinos con diferentes ventajas para las personas que viven de alquiler, ya que asume los daños causados a la vivienda, a un vecino o a un tercero. Además, este seguro ofrece asesoramiento y defensa jurídica, así como orientación telefónica, además de la reclamación de fianzas. 

En cambio, si eres propietario y vas a alquilar tu vivienda, te conviene un Seguro de Impago de Alquiler, que te ayudará a elegir al mejor inquilino de entre todos los candidatos posibles. Este seguro tiene la ventaja de que te protege frente al impago y te indemniza por destrozos. Y si el inquilino no quiere abandonar la vivienda, se encarga del desahucio y la defensa jurídica. 

Los gastos de la comunidad son un desembolso que hay que plantearse cuando compramos una vivienda o local, ya que todo propietario tiene la obligación de contribuir al pago de los gastos generales de mantenimiento del inmueble, así como hacer frente a sus servicios, cargas y responsabilidades.  

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.