¿Qué es el certificado de últimas voluntades y cómo lo solicitamos?

Cuando una persona fallece y se tramita una herencia, los familiares deben preparar diferentes documentos. Es el momento en el que muchas personas se preguntan qué es el certificado de últimas voluntades, quién y cómo lo puede solicitar, o cuánto tarda en emitirse.

certificado de ultimas voluntades para que sirve

Cuando una persona fallece y se tramita una herencia, los familiares deben preparar diferentes documentos. Es el momento en el que muchas personas se preguntan qué es el certificado de últimas voluntades, quién y cómo lo puede solicitar, o cuánto tarda en emitirse.

¿Para qué sirve el certificado de últimas voluntades?

Al tramitar una herencia es necesario tener claro qué es el certificado de últimas voluntades. Se trata de un documento que ayudará a conocer la persona fallecida había hecho testamento y, en caso de haberlo realizado, en qué notaría se tramitó. 

En cuanto a la duda acerca del certificado de últimas voluntades y para qué sirve, este documento se precisa para la realización de cualquier acto sucesorio. Paralelamente, los familiares también pueden conocer si la persona fallecida tenía algún seguro de vida o accidente, con el fin de conocer si son beneficiarios.

Solicitud del certificado de últimas voluntades

Una vez que conocemos qué es el certificado de últimas voluntades, conviene saber que cualquier persona puede solicitarlo, ya que es un documento público. Simplemente aportando los documentos requeridos, el interesado puede acceder a la esta información. 

Sin embargo, solo los herederos o las personas que demuestran un interés legítimo pueden llegar a obtener una copia del certificado si así lo requieren. 

¿Cómo debemos solicitarlo?

Otra de las dudas más frecuentes por parte de los familiares es cómo se solicita el certificado de últimas voluntades y los documentos que hay que entregar. En primer lugar, habrá que cumplimentar el Modelo 790. También hay que entregar el certificado literal de defunción, ya sea el original o una copia compulsada. Y, por último, también hay que adjuntar el justificante de haber abonado el importe de la tasa que corresponde al certificado.

¿Dónde lo solicitamos?

Ante la duda acerca de dónde solicita el certificado de últimas voluntades, hay varias formas de gestionarlo: se puede solicitar presencialmente, por correo o de forma telemática. Si optas por pedirlo presencialmente debes acudir a la Oficina Central de Atención al Ciudadano o, previa cita, a cualquier oficina de las Gerencias Territoriales del Ministerio de Justicia. 

Otra opción es solicitarlo por escrito al Registro General de Actos de Última Voluntad, a cargo del Ministerio de Justicia. O también se pueden hacer las gestiones cómodamente desde casa solicitando este documento telemáticamente a la Sede del Ministerio de Justicia, pero en este caso es obligatorio disponer de certificado electrónico. Además, en este caso se exige que la fecha del fallecimiento sea posterior al 2 de abril de 2009 y que esté inscrita en el Registro Civil.

qué es el certificado de últimas voluntades

 ¿Cuánto tarda una vez solicitado?

Si el certificado se solicita presencialmente o a través del correo postal, el tiempo de emisión del certificado de últimas voluntades es de 10 días hábiles a contar desde el momento en que se entrega la solicitud.

Si corre prisa, lo mejor es solicitarlo telemáticamente, ya que el tiempo de emisión se reduce a la mitad. Al pedirlo de manera online, lo tendremos en cinco días hábiles, por lo que esta fórmula es una de las preferidas por los ciudadanos, ya que no solo implica un menor tiempo de emisión, sino también la comodidad de realizar las gestiones desde nuestro hogar.

Hay que tener en cuenta, además, que es conveniente que los familiares soliciten el certificado de contratos de seguros de cobertura por fallecimiento, que les permitirá conocer si el fallecido contaba, por ejemplo, con un seguro de decesos y quiénes son beneficiarios del mismo. 

El seguro de decesos permite estar al lado de las personas queridas en el momento en que más lo necesitan, y la ventaja es que existen diferentes modalidades, aunque todos ellos cumplen el mismo objetivo: al menos asumir los gastos asociados al servicio funerarios. Sin embargo, en función de la modalidad elegida, no solo se limitan a esta prestación, sino que también contemplan otras líneas de actuación.

Entre las gestiones personales a preparar antes de fallecer está el testamento. De esta manera, los familiares, aunque se pregunten qué es el certificado de últimas voluntades y tengan que familiarizase con la burocracia para comenzar a tramitar la herencia, recibirán finalmente lo que la persona fallecía quería para ellos.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *