¿Es el cepillo de bambú el más ecológico? Toda la verdad

La higiene dental juega un importante papel trascendental en nuestra salud, de ahí la importancia de contar con un seguro dental. Sin embargo, la utilización de cepillos de dientes convencionales supone un impacto ecológico para nuestro planeta, ya que el plástico que utilizan no es degradable. Por ello, personas con un alto grado de conciencia medioambiental han decidido sustituir su cepillo de dientes tradicional de plástico y nylon por un cepillo de bambú, que es biodegradable y puede ser depositado en la basura orgánica.

¿Es el cepillo de bambú el más ecológico? Toda la verdad

La higiene dental juega un importante papel trascendental en nuestra salud, de ahí la importancia de contar con un seguro dental. Sin embargo, la utilización de cepillos de dientes convencionales supone un impacto ecológico para nuestro planeta, ya que el plástico que utilizan no es degradable. Por ello, personas con un alto grado de conciencia medioambiental han decidido sustituir su cepillo de dientes tradicional de plástico y nylon por un cepillo de bambú, que es biodegradable y puede ser depositado en la basura orgánica.

Cepillos de bambú: beneficios para el planeta

A lo largo de nuestra vida utilizaremos unos 300 cepillos de dientes. Teniendo en cuenta que tardan entre 75 y 100 años en degradarse, a lo largo de nuestra vida estaremos generando unos 5 kilos de residuos de plástico como consecuencia de su uso.

Cada año, más de 4.000 millones de cepillos de dientes de plástico acaban en el fondo del mar o del océano cada año. Estos artículos se hunden y terminan descomponiéndose en microplástico, contaminando los fondos marinos y sus especies. 

Por otra parte, además de reducir nuestro impacto medioambiental, la utilización de un cepillo de bambú también presenta ventajas para nuestra salud bucodental, según determinan los expertos, ya que permiten una limpieza más en profundidad.

Cepillo de dientes de bambú para niños

La higiene dental es importante para todos los miembros de la familia, incluidos los niños. Desde que aparecen sus primeros dientes es importante inculcarles una rutina de limpieza que minimizará la formación de placa bacteriana y la aparición de caries.

Los expertos consideran que el cepillo de bambú puede ser un gran aliado para los más pequeños, ya que al ser al tener las cerdas más suaves y flexibles no causarán daño a sus encías. Además, este cepillo es más ligero y resistente, lo que permite que los niños lo manejen mejor y evita lesiones.

Lo más importante es elegir un cepillo adecuado a su edad, con un tamaño que permita una cómoda sujeción y no cause problemas al ser introducido en la cavidad bucal.Atendiendo a lo que dicen los expertos, utilizar un cepillo de bambú de acuerdo a un estilo de vida respetuoso con el planeta no solo supone beneficios para el medio ambiente, sino también para nuestra salud bucodental. Ante cualquier duda, lo mejor es solicitar asesoramiento a un especialista, que es quien mejor puede explicarnos qué modelo resulta más conveniente.

Cepillos de bambú: ventajas y desventajas

Utilizar este tipo de cepillos biodegradables tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Entre los puntos a favor de su uso se encuentran los siguientes:

–       El bambú es sostenible: es una planta que crece con gran rapidez y su cultivo resulta beneficioso para disminuir el CO2 del planeta. De una sola rama de bambú pueden fabricarse hasta 500 cepillos de dientes.

–       Los productos elaborados con este material son biodegradables, pero siempre que estén fabricados 100% con bambú o en combinación con otros ingredientes naturales, como la madera.

–       El bambú es un antimicrobiano natural, lo que significa que es más resistente a las bacterias que el plástico.

–       Las cerdas de bambú resultan más suaves y finas, por lo que no provocan daños en las encías. Además, son más flexibles, lo que se traduce en una mejor limpieza.

–       Utilizar cepillos de dientes de bambú reduce el riesgo de acumulación de partículas de plástico en nuestro organismo.

–       La renovación de estos cepillos de dientes se puede alargar hasta 12 meses si las cerdas se mantienen en buen estado.

Por el contrario, también encontramos desventajas a la hora de utilizar cepillos de bambú:

–       Los cepillos de bambú son más caros que los de plástico, ya que el coste de fabricación es más elevado.

–       Algunos cepillos se venden como biodegradables pero es una publicidad engañosa, ya que tienen cerdas de nylon o se comercializan en envases de plástico.

–       Algunos de los diseños no son tan atractivos ni ergonómicos como los de los cepillos tradicionales, aunque cada vez existen más alternativas en el mercado.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *