Dejar de fumar con vareniclina (Champix) y bupropion

Desde comienzos de año el Sistema Nacional de Salud financia dos medicamentos que ayudan a romper con el hábito tabáquico: vareniclina (Champix) y bupropion.

vareniclina y bupropion

La decisión de romper con el tabaco que toman muchos fumadores a comienzos de año es desde el 1 de enero más fácil. El Sistema Nacional de Salud (SNS) ya financia dos medicamentos que ayudan a dejar de fumar: bupropion y vareniclina, cuya marca comercial es Champix. Con la aprobación de esta medida el Ministerio de Sanidad atiende una petición reiterada en numerosas ocasiones por los neumólogos. “Si se financiaban los medicamentos para tratar otras patologías, no hay ningún motivo para que no tuvieran cobertura pública los tratamientos que han demostrado ser eficaces contra el tabaquismo, que también es una enfermedad”, apunta José Miguel Rodríguez, jefe de Neumología del Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares (Madrid). 

Para facilitar el éxito del tratamiento de 12 semanas de duración se han establecido cuatro condiciones.

  1. Los beneficiarios deben estar incluidos en algún programa de ayuda a la deshabituación, bien sea individual o en grupo. Existen tanto en los centros públicos como en los privados. En el Hospital Quirónsalud de Madrid funciona una Escuela de Pacientes que integra, entre otras, un Aula de Tabaco. Su responsable es María Villaverde, neumóloga del hospital, quien destaca el papel determinante que tiene el apoyo psicológico: “Hay dos tipos de dependencia, la clínica, que hace que el cuerpo te pida nicotina, y la psicológica. Ambas pesan lo mismo en la adicción al tabaco y por eso el uso de medicamentos debe combinarse con terapia coginitivo conductual”.
  2. La persona tiene que fumar al menos diez cigarrillos al día.
  3. El paciente ha que puntuar un 7 en el test de Fagerström. Esta prueba mide la dependencia química del tabaco “con preguntas como el número de cigarrillos que se fuman al día o cuánto tiempo se tarda en encender el primero al levantarse”, explica María Villaverde.
  4. El fumador ha de tener motivación expresa de romper con el tabaco y haber tenido al menos un intento de abandono que se pueda constatar en el último año. “El grado de motivación es fundamental y el seguimiento que se haga, también, porque el paciente necesita ayuda durante mucho tiempo. El papel de las enfermeras en esto es muy importante, porque siguen, a largo plazo, el proceso de deshabituación”, apunta José Miguel Rodríguez. 

Si se cumplen las cuatro condiciones, el médico ya puede recetar uno de los dos medicamentos, vareniclina (Champix) o bupropion. Lógicamente, queda a su criterio elegir uno u otro en función del paciente. Ambos han demostrado ser eficaces en la deshabituación tabáquica, aunque uno de ellos, Champix, se receta más. No es casual, según aclara José Miguel Rodríguez: “Se prescribe más porque la eficacia es mayor y también por su tolerancia. Tiene menos efectos secundarios”.

cómo dejar de fumar sin sufrir

Navarra, una comunidad pionera

La Comunidad Foral de Navarra retomó en 2017 la financiación de los tratamientos para dejar de fumar, una medida que había aplicado entre 2003 y 2012 y se interrumpió por la crisis económica. En el nuevo programa de prevención del consumo de tabaco la cobertura pública abarca los dos medicamentos que financiará el SNS en toda España y, además, los parches de nicotina. En 2018 se beneficiaron del proyecto 6.129 personas, de las que un 35% seguía sin fumar al cumplirse el año de tratamiento, según el Plan Foral de Drogodependencias. El porcentaje de éxito fue similar en ambos sexos, en todos los niveles de renta económica y de edad. La diferencia más significativa se observó en el grupo de pacientes que recibieron apoyo educativo, entre los que la tasa de abandono fue del 40%, y los que no lo tuvieron, grupo donde el porcentaje de éxito se redujo al 32%. 

Vareniclina (Champix)

El tratamiento actúa disminuyendo los síntomas de abstinencia. María Villaverde explica que bloquea los receptores de la nicotina en el cerebro, de manera que el paciente no tiene ganas de fumar. Incluso, si mientras se sigue el tratamiento se vuelve a encender un cigarrillo, no se sentirá tanto placer como antes. En la mayoría de las personas la vareniclina no presenta efectos secundarios y, cuando aparecen, son por lo general de escasa importancia: gases intestinales, estreñimiento, dolores de cabeza, somnolencia y cambios en el sentido del gusto. El tratamiento sale por 2,19 euros al día, pero dentro de dos años se comercializará como genérico y cuando esto ocurre el precio baja drásticamente. 

Bupropion

Este principio activo no pueden tomarlo menores de 18 años, embarazadas o personas con insuficiencia renal o trastornos alimentarios, entre otros grupos. Se emplea también para tratar la depresión y es muy importante tomar la presentación específica que existe para el abandono del tabaco, como apunta María Villaverde: “Se caracteriza porque la liberación del principio activo es prolongada, algo fundamental en el éxito del tratamiento que desconocen incluso muchos médicos de Atención Primaria”. Los efectos secundarios más comunes se manifiestan en problemas para dormir y boca seca. Debe abandonarse el tratamiento de inmediato si aparecen cambios en el comportamiento, como hostilidad o ánimo deprimido (poco frecuentes). 

El coste de la terapia con bupropion es de 0.66 euros al día. Se trata de un medicamento asequible, pero los especialistas insisten en que ni este fármaco ni vareniclina obran maravillas. “Hablamos de una adicción cuyo abordaje es mucho más complejo que tomarse una pastilla. No es una infección vírica que se resuelve con medicación en un par de semanas”, apunta José Miguel Rodríguez. Un fármaco es una ayuda, pero la clave del éxito en abandono del tabaco está en la determinación para dejarlo. El apoyo que reciba el fumador del entorno también ayuda, como apunta la especialista de Quirónsalud: “Comunicar a la familia y amigos el intento en el que se está resulta muy útil para que le echen una mano motivándole, o al menos no remen en contra invitándole a fumarse solo un cigarrillo”.

Deja un comentario

  1. Me sorprende que los doctores no hablen de los muertos y enfermos graves que deja el Champix. Hay métodos como el vapeo mucho mas inocuos o si lo prefieren mucho menos perjudiciales.

    1. Buenos días Luis, gracias por su comentario.

      En el texto se habla de los efectos secundarios y se da acceso a la ficha técnica del principio activo que figura en el Vademécum Nacional de Medicamentos.

      Los dos fármacos para dejar de fumar que se citan han sido aprobados por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA). Su eficacia clínica y la necesidad de que fueran financiados por el Sistema Nacional de Salud ha sido defendida reiteradamente por el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT), una organización que agrupa a docenas de entidades científicas y médicas, como la Sociedad Española de Cardiología (SEC), la Organización Médica Colegial (OMC) o la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). El CNPT también ha puesto en evidencia los riesgos para la salud del vapeo. Esta práctica se vincula, entre otras secuelas, con el cáncer de pulmón, según los datos aportados en la Conferencia Mundial de Cáncer de Pulmón celebrada en septiembre en Barcelona.

      Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para ofrecerte una experiencia personalizada y algunas funcionalidades de nuestro sitio web, usamos cookies. Estas cookies nos permiten mejorar nuestra web día a día mediante una analítica avanzada. Para más información, consulta nuestra "política de cookies". Al hacer clic en el botón aceptas la utilización de cookies.

Opciones de Privacidad

Cuando visite nuestro sitio web, utilizaremos cookies para asegurarnos de que puede disfrutar al máximo de la experiencia. Estas cookies pueden contener información sobre el usuario, sus preferencias o su dispositivo. Normalmente dicha información no permite identificarle directamente, sino que está pensada para que pueda disfrutar de una experiencia de navegación más personalizada. Como respetamos su derecho a la privacidad, le ofrecemos la posibilidad de modificar los ajustes predeterminados. Sin embargo, el bloqueo de determinados tipos de cookies puede perjudicar su navegación por el sitio y los servicios que podemos ofrecer. Si desea más información sobre cómo procesamos sus datos personales, consulte nuestra página informativa "política de cookies".

Advertencia: Necesitamos utilizar una cookie para recordar los ajustes que ha realizado en nuestro administrador de privacidad de cookies. Si borra todas sus cookies deberá volver a actualizar sus preferencias en nuestro sitio, si utiliza un dispositivo o un navegador distinto deberá volver a indicarnos sus preferencias.