La telemedicina en la era del coronavirus: así es el presente y así será el futuro

¿Qué futuro tiene la telemedicina en España tras la covid-19? Según la OMS, las consultas médicas ‘online’ son una manera eficiente de prestar servicios sanitarios porque facilitan el contacto con los profesionales a enfermos crónicos, dependientes o a personas que viven en zonas aisladas.

telemedicina

El coronavirus ha tenido, al menos, una consecuencia positiva: ha dado un impulso decisivo a la telemedicina. La prestación de servicios sanitarios a distancia gracias a las nuevas tecnologías ha permitido a millones de enfermos crónicos y personas dependientes mantener consultas médicas online con los profesionales que antes les atendían presencialmente. “En España las consultas aumentaron casi un 150% durante el estado de alarma”, apunta Arantzazu Álvarez de Arcaya, coordinadora de Medicina Hospitalaria del Hospital Clínico San Carlos de Madrid. 

En ocasiones, la telemedicina recibe otros nombres como e-salud o salud digital, pero este es un concepto un poco más amplio, que abarca aspectos como el uso de aplicaciones móviles relacionadas, por ejemplo, con la educación en salud y el seguimiento de hábitos saludables.

La telemedicina incluye tres aspectos:

  1. Monitorización de pacientes a distancia con dispositivos que recopilan datos clínicos (nivel de azúcar, presión arterial).
  2. La tecnología que permite almacenar esos datos y enviarlos de un centro a otro.
  3. Comunicación en tiempo real, generalmente a través de videoconferencia, entre un profesional sanitario y un paciente.

El coronavirus ha convertido todos estos aspectos en una realidad clínica cotidiana, explica Arantzazu Álvarez: “Los profesionales estamos obligados a dispensar la mejor atención, y en un contexto donde había que evitar el desplazamiento a los centros de los pacientes, la telemedicina ha sido determinante para poder ofrecerla”. 

Viajar al extranjero con el médico en la maleta

Cuando viajamos a otro país y tenemos un problema de salud, aunque sea leve, nos encontramos un poco perdidos, nos sentimos vulnerables. La salud pasa a ocupar un primer plano. ¿Adónde acudir? Si no se domina el idioma, ¿cómo comprender las indicaciones médicas? Para salvar estos escollos, Caser ha puesto en marcha un servicio de asistencia sanitaria en el extranjero disponible a cualquier hora del día durante 365 días al año.

El servicio incorpora, además, la posibilidad de contactar con un profesional entre las 9:30 y las 20:00 mediante videollamada. Basta con marcar un número de teléfono y seguir las indicaciones para bajarse la aplicación VideoConsulta Caser. La app permite, por ejemplo, adjuntar informes o analíticas o recibir recetas electrónicas. Es una forma de viajar al extranjero con la tranquilidad de que un médico de guardia vela por tu salud.

Comunicación a distancia: ventajas e inconvenientes

Una de las principales ventajas de la telemedicina es que ha roto las barreras que existían entre la atención primaria y la especializada hospitalaria. La historia clínica ya se comparte entre los centros “y hacer sesiones clínicas conjuntas por videoconferencia entre distintos profesionales facilita la toma de decisiones”, señala Álvarez. Las nuevas tecnologías garantizan la continuidad asistencial: “El paciente es uno, y diferentes profesionales le prestan la atención que precisa porque ya disponen de toda la información sobre él”.

En esa faceta de la telemedicina, de puertas adentro del sistema sanitario, no hay inconvenientes, pero ¿puede decirse lo mismo de las consultas a distancia? ¿Son equiparables a las presenciales? Si lo son, ¿qué sentido tiene una cita cara a cara con el médico? La OMS dice que las nuevas tecnologías constituyen una manera eficiente de prestar servicios sanitarios, pero en el caso de las videoconsultas en ningún caso se plantean como un sustituto de las convencionales. “Se trata de una herramienta formidable a disposición del sistema sanitario para el  control y seguimiento de pacientes crónicos, discapacitados, o de personas que por dispersión geográfica no pueden acudir con facilidad a su centro de salud”, precisa la especialista del Clínico San Carlos.

Las asociaciones de pacientes valoran las ventajas que trae la nueva medicina y ponen el acento en que el objetivo es el bienestar de los pacientes y facilitar la conexión con los centros de salud y los hospitales. Sin embargo, señalan también las limitaciones de la telemedicina en algunos aspectos, como apunta Ávarez: “Sobre todo, las personas más vulnerables piden una comunicación directa con el profesional en determinados puntos del proceso de la enfermedad. No es lo mismo comunicar el resultado de una exploración por vía telefónica, mediante una viodeollamada, que el contacto presencial. Este resulta imprescindible, por ejemplo, en la toma de decisiones compartidas”. 

ventajas e inconvenientes de la telemedicina

El neurólogo Jordi Montero cuenta en el libro Permiso para quejarse el caso de una mujer que tenía un dolor persistente en las cicatrices de una intervención compleja. No existía ninguna causa que lo justificara, así que se levantó de la silla, rodeó la mesa que separa a los médicos de los enfermos, se sentó entre ella y su marido, se inclinó y le preguntó: “¿De qué tiene miedo?”. Sin dudarlo, ella contestó: “A que el tumor se reproduzca”. Esa era la razón del dolor. A ese acercamiento se refieren los pacientes cuando señalan lo importantes que son y seguirán siendo las consultas presenciales.

Salvar la brecha digital

Uno de los retos para la extensión plena de la telemedicina y de la salud digital en general es facilitar el acceso de los usuarios, teniendo en cuenta que muchos de ellos son personas con facultades disminuidas. “Con la edad perdemos visión, oído, y el manejo de dispositivos no resulta fácil, dificulta la comunicación”, recuerda Arantzazu Álvarez. En el caso de las aplicaciones, cada vez son más sencillas de manejar. Incluso hay apps para personas con discapacidad visual, que les facilitan información a través de realidad aumentada. Las hay también muy sencillas para rehabilitación cardiaca o para realizar ejercicios de fisioterapia respiratoria que han resultado muy útiles a muchos pacientes que han sufrido la covid-19.

La medicina del futuro irá de la mano de las nuevas tecnologías, tanto para profesionales como para pacientes. Las consultas médicas online y la telemedicina en general es una realidad en España; lo que ha hecho el coronavirus es acelerar su implantación.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para ofrecerte una experiencia personalizada y algunas funcionalidades de nuestro sitio web, usamos cookies. Estas cookies nos permiten mejorar nuestra web día a día mediante una analítica avanzada. Para más información, consulta nuestra "política de cookies". Al hacer clic en el botón aceptas la utilización de cookies.

Opciones de Privacidad

Cuando visite nuestro sitio web, utilizaremos cookies para asegurarnos de que puede disfrutar al máximo de la experiencia. Estas cookies pueden contener información sobre el usuario, sus preferencias o su dispositivo. Normalmente dicha información no permite identificarle directamente, sino que está pensada para que pueda disfrutar de una experiencia de navegación más personalizada. Como respetamos su derecho a la privacidad, le ofrecemos la posibilidad de modificar los ajustes predeterminados. Sin embargo, el bloqueo de determinados tipos de cookies puede perjudicar su navegación por el sitio y los servicios que podemos ofrecer. Si desea más información sobre cómo procesamos sus datos personales, consulte nuestra página informativa "política de cookies".

Advertencia: Necesitamos utilizar una cookie para recordar los ajustes que ha realizado en nuestro administrador de privacidad de cookies. Si borra todas sus cookies deberá volver a actualizar sus preferencias en nuestro sitio, si utiliza un dispositivo o un navegador distinto deberá volver a indicarnos sus preferencias.