Cómo hacer más cómodo y seguro un viaje largo con niños

La monotonía y la falta de atención de los adultos crean el cóctel perfecto para que los más pequeños se desesperen tras varias horas en el coche. Aprende a evitarlo, y no olvides tampoco la preparación de tu vehículo para que todo salga rodado.

Cómo hacer más cómodo y seguro un viaje largo con niños

“Lo importante es el camino, no la meta”. Sí, pero dile eso a niños que, durante cientos de kilómetros, apenas ven otra cosa que el cielo azul por una ventanilla. Muchos no llegarán hasta el lugar elegido para pasar las vacaciones sin hacer ostensible su aburrimiento y ansiedad. Y si al tiempo de un largo viaje por carretera le sumamos la posición fija que les imponen los sistemas de retención infantil, tenemos una situación abonada para todo tipo de quejas, resumidas en una temida pregunta: “¿Queda mucho?”.

Planificación y descanso

La DGT recomienda parar unos 20 minutos cada dos horas de conducción o 150-200 kilómetros porque la fatiga –responsable del 25% de los accidentes– reduce la capacidad de reacción del conductor. Sin embargo, esta norma vale para todos, grandes y pequeños, porque cada uno tenemos nuestro propio umbral de cansancio. Ante la temida pregunta, la mentirijilla piadosa (“Cuando pasemos tres pueblos”, “En cuanto te despiertes”) siempre es una opción. Pero, ¿por qué casi nunca sirve para aplacar su desazón? Dado que los niños no tienen percepción del tiempo y el trayecto puede parecerles infinito, acudamos a quien sabe: “Podemos decirles que pararemos en un rato y aprovecharemos para comer o hacer alguna actividad, así les enfocamos en un objetivo cercano para el que pueden prepararse”, aconseja María Cornejo, psicóloga especialista infanto-juvenil.

Esto guarda relación con otro punto muy importante, el de la planificación de la ruta y las paradas. Antes de salir, busca información sobre áreas de servicio y poblaciones cercanas, para saber qué posibilidades tienes.

Los 4 puntos de tu vehículo que debes revisar antes de salir

Puntos a revisar de tu coche antes de viajar

El estado del vehículo no se debe descuidar nunca, pero cuando tenemos cientos de kilómetros por delante, resulta imprescindible para evitar incidentes y tener que utilizar la asistencia en carretera. Estos son los dispositivos y sistemas que deben estar en perfectas condiciones para lograr una conducción lo más segura y predecible posible.

Neumáticos.

Hay que revisar la presión para reducir la posibilidad de ‘reventones’, y que no tengan clavos u otros objetos. También hay que comprobar la profundidad de la huella del neumático, cuanto menor sea (aunque no esté en el mínimo) mayor será la distancia de frenado.

Dirección.

Hay que soltar el volante a baja velocidad y observar si el coche se desplaza mucho a izquierda o derecha en lugar de mantener la trayectoria.

Amortiguadores.

Un examen visual permite detectar fugas del aceite interno que reducen su rendimiento.

Frenos.

Si son de disco es fácil comprobar el desgaste de estos y de las pastillas. El líquido de frenos debe cambiarse cada dos años o cada 40.000 km.  

El ‘Veo-veo’ está ‘quemado’

“Una de las cosas que más influyen para que los niños se mantengan tranquilos es la participación del adulto”, subraya Cornejo. Aquí es donde el copiloto juega un papel capital. El problema es que el clásico Veo-veo cansa después de un rato, además que agota nuestro vocabulario. A veces, ambas cosas. Así que, ¿hay posibilidades de entretenimiento más allá de este clásico juego? Las hay. Para Leticia Ballesteros, experta en psicología infantil de Mariva Psicólogos, estos viajes en familia son, de hecho, “importantes para mejorar el vínculo entre todos los miembros”.  Según ella, estar durante varias horas en un coche “es un momento perfecto para hacer cosas juntos”.

Estos son algunos ejemplos de juegos que promueven áreas como la atención, memoria, vocabulario, percepción y, en general, estimulan cognitivamente:

· Iniciar una historia con unas pocas palabras que el otro debe repetir y continuar. El primero que se equivoca, pierde.

· Elegir categorías semánticas (ropa, instrumentos musicales, animales…) a partir de unas tarjetas o con una ruleta y decir todas las palabras que sepamos.

· Encadenar palabras a partir de la última sílaba de la anterior.

· Escribir el nombre de un personaje de dibujos, por ejemplo, y ponérselo en la frente por turnos a los niños, para que traten de adivinarlo con preguntas y respuestas de “sí” o “no”.

· Y en casos desesperados, María Cornejo propone recurrir a “una ‘bolsa sorpresa’ en la que habremos metido cosas que no conozcan de antemano, como dibujos para colorear, un pequeño puzle, un minicuento…”.

La disciplina a bordo

Pero por mucho que nos esforcemos en crear un buen ambiente, no podemos eliminar por completo la posibilidad de que surjan roces entre los ocupantes a cuenta, por ejemplo, del cinturón de seguridad, en el caso de los más pequeños. “Generalmente, los niños que se lo quitan repetidamente lo hacen por aburrimiento y necesidad de atención. Por eso es tan importante jugar con ellos”, explica esta experta de Madrid. “Debemos cambiar su foco de atención jugando a algo”.

Para un conflicto puntual es imprescindible conseguir bajar el tono de voz al mínimo para poder hablar con normalidad sobre lo que ocurre. “El siguiente paso es resolver la situación mediante una conversación en la que debemos escuchar que es lo que nuestro hijo tiene que decir, asegurarle que le hemos entendido y que vamos a hacer lo posible por solucionarlo entre todos”, añade Ballesteros.

Como ayuda extra para regular el comportamiento se pueden emplear aplicaciones. “Yo recomiendo usar ‘Si te portas bien’, una app gratuita disponible para Android en la que podrás añadir los comportamientos que quieras que sumen o resten puntos para conseguir ciertos premios. Esto puede ser un gran aliado para prevenir malos comportamientos durante el viaje”, concluye.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para ofrecerte una experiencia personalizada y algunas funcionalidades de nuestro sitio web, usamos cookies. Estas cookies nos permiten mejorar nuestra web día a día mediante una analítica avanzada. Para más información, consulta nuestra "política de cookies". Al hacer clic en el botón aceptas la utilización de cookies.

Opciones de Privacidad

Cuando visite nuestro sitio web, utilizaremos cookies para asegurarnos de que puede disfrutar al máximo de la experiencia. Estas cookies pueden contener información sobre el usuario, sus preferencias o su dispositivo. Normalmente dicha información no permite identificarle directamente, sino que está pensada para que pueda disfrutar de una experiencia de navegación más personalizada. Como respetamos su derecho a la privacidad, le ofrecemos la posibilidad de modificar los ajustes predeterminados. Sin embargo, el bloqueo de determinados tipos de cookies puede perjudicar su navegación por el sitio y los servicios que podemos ofrecer. Si desea más información sobre cómo procesamos sus datos personales, consulte nuestra página informativa "política de cookies".

Advertencia: Necesitamos utilizar una cookie para recordar los ajustes que ha realizado en nuestro administrador de privacidad de cookies. Si borra todas sus cookies deberá volver a actualizar sus preferencias en nuestro sitio, si utiliza un dispositivo o un navegador distinto deberá volver a indicarnos sus preferencias.