Conducir un coche sin estar de titular en el seguro. ¿Puede haber problemas?

A veces surge la posibilidad de ponerse al volante de un vehículo que no es el nuestro y es cuando surge la duda acerca de si conducir un coche sin estar en el seguro del propietario implicará algún problema con la aseguradora si sufrimos un accidente.

Las compañías de seguros recomiendan incluir en el seguro a todas las personas que vayan a conducir un vehículo para estar plenamente cubiertos en el caso de sufrir un accidente. Aunque las condiciones dependerán de lo indicado en cada póliza, esto es especialmente interesante en las ocasiones en las que el perfil de los conductores que usan el vehículo no es similar.

tipo conductores seguro

A veces surge la posibilidad de ponerse al volante de un vehículo que no es el nuestro y es cuando surge la duda acerca de si conducir un coche sin estar en el seguro del propietario implicará algún problema con la aseguradora si sufrimos un accidente. 

Las compañías de seguros recomiendan incluir en el seguro a todas las personas que vayan a conducir un vehículo para estar plenamente cubiertos en el caso de sufrir un accidente. Aunque las condiciones dependerán de lo indicado en cada póliza, esto es especialmente interesante en las ocasiones en las que el perfil de los conductores que usan el vehículo no es similar. 

¿Puedo conducir un coche sin estar en el seguro?

Muchas personas, a la hora de ponerse al volante de un vehículo que no es el suyo, se preguntan: ¿puedo conducir un coche sin estar en el seguro?. La respuesta hay que buscarla en el perfil del tomador y beneficiario de la póliza de seguro del vehículo y el de la persona que lo va a conducir.

En general, las compañías de seguro establecen una edad mínima de 25 años como criterio para que un conductor pueda acogerse a la protección legal como conductor ocasional. En muchos casos, además, necesitará tener dos años antigüedad en el carnet de conducir, si bien las condiciones pueden variar de una póliza a otra.

conducir sin seguro

¿Cómo cubre el seguro al conductor que no es el titular?

Una situación habitual en los hogares es que cuando el hijo obtiene el carnet de conducir, los padres le permiten la utilización de su vehículo. Para garantizar que este conductor ocasional esté protegido por el seguro es necesario incluirlo en la póliza, aunque esto implique un incremento de su coste. De esta manera, la familia tendrá la garantía de que no habrá ningún problema con la compañía de seguros si se produce cualquier incidente con el vehículo. En el caso de los conductores noveles, conducir un coche sin estar en el seguro no es recomendable.

Quizá te estés preguntando si puede asegurar el coche una persona distinta al propietario. En este caso no habrá ningún problema. De hecho, en cualquier póliza aparecen tres figuras, la del tomador del seguro, el propietario del vehículo y el conductor, y no todas ellas tienen por qué coincidir. La póliza puede incluir a un conductor habitual y a un conductor ocasional, o incluso varios conductores ocasionales, y todos ellos estarán cubiertos en caso de que ocurra un accidente. 

Conviene revisar las condiciones de la póliza para comprobar las especificaciones acerca de los conductores y las coberturas que se contemplan. En cualquier caso, si se produce el caso de que el conductor no incluido en la póliza no es responsable del siniestro, el seguro a terceros del conductor responsable del accidente se haría cargo de los daños, tanto materiales como personales, ocasionados. 

Tipos de conductores para los seguros de coche

Al igual que existen 6 tipos o modalidades en tu seguro de coche, también se distinguen entre varios tipos de conductores en función de la frecuencia con la que usan el vehículo.

  • El conductor habitual: es el que suele conducir el vehículo y habitualmente el tomador del seguro. 
  • El conductor ocasional o segundo conductor: quien también conduce el coche, pero no habitualmente, sino en algunas ocasiones. Puede haber más de un conductor ocasional en la póliza y el hecho de que sea un conductor novel o menor de 25 años puede incrementar la prima, ya que la aseguradora considerará que tiene un mayor riesgo de accidente.
  • Conductor compartido: esta figura se utiliza en el caso de que el vehículo sea conducido indistintamente por dos o más conductores. En este caso, para calcular el precio de la prima la compañía de seguros analizará el perfil de todos ellos. 

Muchas personas, por desconocimiento o con el fin de ahorrarse un dinero, deciden no incluir a los conductores ocasionales en el seguro, especialmente cuando su edad o experiencia no coincide con la del conductor habitual. Pero en este caso conducir un coche sin estar en el seguro no es una buena idea. La única manera de tener plena seguridad de que la persona que está al volante está protegida por las coberturas incluidas en el contrato en el caso de tener un accidente es que esté incluida en la póliza como conductor habitual, conductor ocasional o conductor compartido.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.