¿Están los coches voladores más cerca de lo que pensamos?

Todos hemos visto los coches voladores en películas o los hemos imaginado leyendo a Isaac Asimov. Y aunque parece que forman parte de un futuro muy lejano, lo cierto es que son una realidad que está más próxima de lo que imaginamos.

¿Están los coches voladores más cerca de lo que pensamos?

Todos hemos visto los coches voladores en películas o los hemos imaginado leyendo a Isaac Asimov. Y aunque parece que forman parte de un futuro muy lejano, lo cierto es que son una realidad que está más próxima de lo que imaginamos

La tecnología hace posible que los primeros modelos de coches voladores ya hayan completado sus primeras pruebas surcando el cielo de diferentes ciudades en todo el mundo, a la espera de seguir ajustando los diseños y a que la normativa les permita volar. Las expectativas de lo que ocurrirá los próximos años no pueden ser más emocionantes.

¿Son los coches voladores reales?

Aunque aún no podamos verlos, los coches voladores son ya una realidad. Numerosas compañías automovilísticas, como Toyota, Audi, BMW o Rolls Royce, y de aviación, como Boeing y Airbus, llevan años trabajando en prototipos reales de eVTOLS (aeronaves eléctricas de despegue y aterrizaje verticales). 

Uno de los principales hándicaps que se están encontrando los coches voladores es la dificultad de despegar y aterrizar en vertical. Aunque algunos de ellos ya han realizado las primeras pruebas en el aire con excelentes resultados, aún se tiene que perfeccionar el despegue y el aterrizaje para que no necesiten de una pista como los aviones.

Los coches voladores del futuro

La movilidad área urbana comienza a ser una realidad con coches que están diseñados tanto para circular por carretera como en un momento dado alzar el vuelo. Sin embargo, y aunque ya existen diferentes prototipos con un diseño avanado, aún falta que la normativa se adapte a esta nueva realidad y les permita volar. 

El marco legislativo de diferentes países ya permite la realización de pruebas áreas con coches voladores tripulados por personas. Sin embargo, aún queda algún tiempo para que las leyes les den vía libre para volar de manera continuada. Los expertos consideran que la Unión Europea podría aprobar la normativa que permite la circulación de aerotaxis en 2023, si bien la fecha podría sufrir algún retraso como consecuencia de la pandemia. 

Ante esta nueva realidad será necesario reajustar todo el marco normativo en aspectos que hoy afectan a los vehículos tradicionales, como los seguros de coche o los impuestos que tendrán que hacer frente los usuarios, entre otras cuestiones.

El primer coche volador

AirCar, desarrollado por la empresa Klein Vision, es el primer coche híbrido que ha demostrado que puede circular por tierra y aire. Equipado un motor MMW, este vehículo ha sido el primero que ha completado con éxito un vuelo entre dos aeropuertos.

Creado por Stefan Klein, el vehículo ha realizado un vuelo de 35 minutos, recorriendo los 80 kilómetros que separan los aeropuertos de Nitra y Bratislava, en Eslovaquia. Se estima que el coche podrá volar de forma autónoma unos 1.000 kilómetros a una altura de 2.500 metros, transportando a dos personas. 

Este automóvil es capaz de pasar de coche convencional a coche volador en solo tres minutos y tan solo apretando un botón. Utiliza un motor 1.6 de gasolina, con 140 CV de potencia, aunque la intención es crear un motor de mayor rendimiento para cuando comience sus vuelos comerciales. Klein señala que el primer vuelo efectuado por el vehículo “inicia una nueva era de vehículo de transporte duales, abre una categoría de transporte y devuelve al individuo la libertad asociada a los coches”.

Otros vehículos voladores

Muchos de los proyectos de coches voladores están centrados en crear aerotaxis. La entidad pública Enaire tiene previsto ensayar los primeros taxis voladores entre Barcelona y Santiago de Compostela en 2022

También existen otros proyectos privados que buscan desarrollar vehículos voladores. Boeing se encuentra trabajando en su Boeing NeXt, y Airbus en colaboración con Rolls Royce ha desarrollado el CityAirbus con capacidad para cuatro pasajeros. Por su parte, Uber pretende lanzar el Bell Nexus en los próximos años.

Uno de los prototipos que se encuentran más avanzados el coche volador de Toyota, bajo el nombre de SD-03, y el Terrafugia TF-X, que solo necesita 30 metros de radio para aterrizar y despagar. Puede llevar hasta a cuatro personas y alcanza una velocidad de 320 kilómetros/hora.
El PAL-V Liberty es un girocóptero holandés que pasa de funcionar de vehículo a aeronave en solo diez minutos, alcanzando hasta 3.500 metros de altitud y una autonomía de 400 kilómetros. Su precio actual casi alcanza los 600.000 euros, lo que se convierte en un producto solo al alcance de grandes fortunas. 

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *