Los españoles gastamos sobre todo en hipoteca y recibos

Los hogares españoles gastan anualmente unos 30.000 euros, es decir, alrededor de 12.000 euros por persona. Un tercio de esa cantidad se va para pagar la hipoteca y los recibos de luz, gas y agua. Eso sí, hacer la compra en España resulta más barato que en Europa.

gastos de los españoles

Los españoles gastamos más. Los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) procedentes de la Encuesta de Presupuestos Familiares de 2018 señalan que el desembolso medio por hogar aumentó un 2,3%, hasta los 29.871 euros. Este resultado recoge la subida de precios; si lo eliminamos, el incremento queda en el 1,4%. La mejora de la economía y una mayor predisposición de los bancos a conceder crédito están animando el consumo privado.

Los consumidores que no tienen estudios superiores adquieren más productos de primera necesidad frente a quienes tienen una titulación universitaria

gastos en compras

Más de 10.400 millones en compras ‘online’

Debido al impulso que ha tomado el comercio electrónico, el INE ha incluido datos sobre este tipo de actividad en la Encuesta de Presupuestos Familiares.

El análisis recoge que el 30,3% de los hogares realizó alguna compra por Internet en 2018, frente al 25,7% que lo hizo el año anterior. El desembolso medio fue de 1.856 euros, y el global alcanzó los 10.475 millones. 

El gasto se concentró en tres áreas: ocio y cultura –siendo el más relevante el de la contratación de paquetes turísticos–, transporte, y restaurantes y hoteles. 

También nos gusta comprar en las tiendas online de ropa y calzado, muebles y artículos para el hogar, y en menor medida, de alimentación, alcohol y tabaco. En cuanto a la segmentación geográfica, las webs de comercio electrónico de España facturaron el 49,3% de los ingresos, y el 50,7% restante correspondió a compras que se realizaron en nuestro país, pero tramitadas a través de webs extranjeras. Las compras de fuera están ubicadas de forma mayoritaria en países de la Unión Europea. Por detrás se situó Estados Unidos, aunque a mucha distancia.

Cada ciudadano se dejó unos 12.019 euros el pasado año. La mayor partida, como suele ser habitual, se la llevó la vivienda (pago de hipotecas principalmente) y sus apéndices (luz, gas y electricidad), que acaparó el 31% del conjunto del presupuesto familiar (9.181 euros) y es la que más crece con respecto a 2017, casi un 5%. Este presupuesto supone más del doble de lo que dedicamos a alimentación y bebidas no alcohólicas: 4.108 euros, cifra que representa el 14% del total. Principalmente adquirimos, por el siguiente orden de preferencia, carne, pan y cereales, pescado y marisco, leche, queso y huevos.

La compra, ¿asequible?

Sin embargo, ir al súper en España resultó algo más barato que en Europa. Según los últimos datos de Eurostat, nuestro país obtuvo una puntuación de 95 puntos en 2018 sobre una media de 100 en la compra de comida y bebidas sin alcohol; la partida de cereales y pan es la única que supera la media. Dinamarca, Luxemburgo y Austria fueron los países con los precios más caros, y Bulgaria, Polonia y Rumania, los más baratos.

Lo que cuesta moverse

El transporte nos restó a los españoles 3.790 euros de los ingresos en 2018 (en gran medida por el combustible, la compra de vehículos, y el mantenimiento y reparación de autos); pero en ocio y cultura, y en restaurantes y hoteles destinamos más: 4.600 euros. Muy lejos quedaron los 461 euros para enseñanza.

La compra de bebidas alcohólicas, tabaco y ropa fue la que más cayó: algo más del 3%.

“Me preocupan algunos de estos datos. La tasa de ahorro de los españoles [renta menos consumo] está en mínimos históricos y hay muchas familias que no pueden llegar a fin de mes”, explica Gaietà García, profesor de marketing de la EAE Business School. “Los precios de los alimentos han subido, pero en toneladas cae; es decir, se come menos porque es más caro y/o porque no se puede. Además, la hipoteca es lo que más se lleva del presupuesto”, añade.

La incidencia de los estudios

El informe del INE de 2018 distingue el gasto entre perfiles por habitantes de los hogares. Por ejemplo, las personas sin estudios superiores gastaron más en necesidades básicas que los que sí tienen titulación superior. Estos últimos destacaron sobre los anteriores por salidas a restaurantes y hoteles, y por ocio y uso del coche.

Según BBVA, la evolución del gasto de los consumidores resulta fundamental para la economía española. En 2018 llegó a suponer el 57% del PIB.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para ofrecerte una experiencia personalizada y algunas funcionalidades de nuestro sitio web, usamos cookies. Estas cookies nos permiten mejorar nuestra web día a día mediante una analítica avanzada. Para más información, consulta nuestra "política de cookies". Al hacer clic en el botón aceptas la utilización de cookies.

Opciones de Privacidad

Cuando visite nuestro sitio web, utilizaremos cookies para asegurarnos de que puede disfrutar al máximo de la experiencia. Estas cookies pueden contener información sobre el usuario, sus preferencias o su dispositivo. Normalmente dicha información no permite identificarle directamente, sino que está pensada para que pueda disfrutar de una experiencia de navegación más personalizada. Como respetamos su derecho a la privacidad, le ofrecemos la posibilidad de modificar los ajustes predeterminados. Sin embargo, el bloqueo de determinados tipos de cookies puede perjudicar su navegación por el sitio y los servicios que podemos ofrecer. Si desea más información sobre cómo procesamos sus datos personales, consulte nuestra página informativa "política de cookies".

Advertencia: Necesitamos utilizar una cookie para recordar los ajustes que ha realizado en nuestro administrador de privacidad de cookies. Si borra todas sus cookies deberá volver a actualizar sus preferencias en nuestro sitio, si utiliza un dispositivo o un navegador distinto deberá volver a indicarnos sus preferencias.