5 formas de ahorrar dinero sin darte cuenta

Tener ahorros siempre resulta conveniente para poder hacer frente a cualquier imprevisto que nos pueda surgir. Existen muchas formas de ahorrar dinero, pero las más sencillas son las que nos permiten hacerlo sin que casi nos demos cuenta. No nos costará esfuerzo y tendremos ese colchón económico que necesitamos para hacer frente a los gastos inesperados que resulta inevitable afrontar cada cierto tiempo.

5 formas de ahorrar dinero sin darte cuenta

Tener ahorros siempre resulta conveniente para poder hacer frente a cualquier imprevisto que nos pueda surgir. Existen muchas formas de ahorrar dinero, pero las más sencillas son las que nos permiten hacerlo sin que casi nos demos cuenta. No nos costará esfuerzo y tendremos ese colchón económico que necesitamos para hacer frente a los gastos inesperados que resulta inevitable afrontar cada cierto tiempo.

1. Controlar el consumo de energía

Dado que la electricidad supone una gran parte de nuestros gastos mensuales, entre las mejores formas de ahorrar dinero en casa casi sin que nos demos cuenta está el control del ahorro de energía en la vivienda. Para ello, cuando vayamos a comprar un electrodoméstico debemos asegurarnos que cuente con una calificación A+ o superior.

Utilizar la domótica para ahorrar en la factura de la luz siempre es una buena idea. La automatización de toldos, persianas y cortinas, la regulación de la climatización y los sistemas de iluminación eficiente pueden hacer que ahorres hasta un 30% de la factura energética.

Además, debemos apagar las luces siempre que no sean necesarias y desenchufar los electrodomésticos cuando no los estemos utilizando. Poner la lavadora y el lavavajillas cuando estén llenos, y planchar cuando tengas una gran cantidad de ropa acumulada también te ayudará a ahorrar.

2. Reutilizar los productos

Vivimos en una sociedad que tiende a deshacerse de los productos cuando se estropean, lo que supone un desembolso económico mayor que su reparación. Por eso, entre las mejores maneras de ahorrar dinero se encuentra el arreglo y la reutilización de los artículos que tenemos en hogar.

Si los buscas, existen profesionales especializados en el arreglo de cualquier tipo de artículos. Incluso puedes reconvertir una prenda de ropa que no utilizas en un modelo distinto con unos arreglos. Otra opción es venderla en el mercado de segunda mano. Y también puedes ahorrar dinero aprovechando las rebajas y comprando en invierno lo que te vas a poner en verano y viceversa.

3. Planifica previamente

Dentro de las mejores formas de ahorrar dinero en el hogar, la planificación es, probablemente, las más efectiva. Deja de poner como excusa la falta de tiempo y apunta todos los gastos que tienes al mes para ver de forma global qué aspectos son prescindibles.

También puedes investigar los precios de diferentes supermercados, tiendas de ropa, gasolineras, y compañías telefónicas o eléctricas para elegir adecuadamente cuál es la que más te conviene. Además, conviene ir al supermercado con una lista de la compra elaborada previamente según los menús semanales que hayas previsto. Así conseguirás no echar al carro los caprichos que hacen subir tus gastos de manera innecesaria.

4. Utiliza la tecnología a tu alcance

Si eres de los que prefieren hacer una revisión o planificación de tus gastos tomando papel y boli, adelante. Pero si eres más tecnológico, entre las mejores formas de ahorrar dinero de una manera muy sencilla es utilizar una aplicación digital que te permita hacer un seguimiento de tus ingresos y gastos para así establecer la política de ahorro ajustada a tus intereses.

Existen herramientas online o apps que te permiten acceder a un resumen mensual de tu consumo y así conocer en qué gastas la mayor parte de tu dinero. También puedes utilizar comparadores online para tomar la mejor decisión de compra.

5. Actúa con responsabilidad

Realizar una buena gestión de tu dinero y actuar de manera responsable son dos maneras de ahorrar dinero rápido. Debes evitar un uso continuado de la tarjeta de crédito, que aunque resultan cómodas generan intereses y no te permiten tener una visión global de los gastos que estás teniendo.

Comer en casa o con comida casera en el trabajo, aprovechar las rebajas, comprar marcas blancas y utilizar tarjetas de fidelidad también es una manera de ahorrar sin casi darte cuenta. Además, no puedes olvidar tener contratado un seguro de hogar, que más que un desembolso supone una inversión, ya que te permitirá no tener que desembolsar una gran cantidad de dinero ante imprevistos como un robo o un incendio.

De igual manera, debes evitar hábitos como el tabaco o el alcohol, que además de suponer un importante gasto en tu cuenta corriente perjudican seriamente tu salud. Eliminarlos de tu vida puede suponerte un importante ahorro económico a medio o largo plazo. ¡Solo tienes que echar cuentas!

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.