Estrategias para mejorar la salud financiera

La gestión del dinero es una de las principales fuentes de estrés, tanto a nivel particular como empresarial. Contar con suficientes ingresos aporta tranquilidad, pero gozar de una buena salud financiera es fundamental. Para lograrla el primer paso es tener claro qué es la salud financiera y los pasos que puedes dar para conseguirla.

Se entiende por salud financiera el bienestar que se alcanza a través de una óptima gestión de la economía, ya sea personal o empresarial. El objetivo final es poder hacer frente a los imprevistos y afrontar tu futuro financiero con plenas garantías.

plan financiero

La gestión del dinero es una de las principales fuentes de estrés, tanto a nivel particular como empresarial. Contar con suficientes ingresos aporta tranquilidad, pero gozar de una buena salud financiera es fundamental. Para lograrla el primer paso es tener claro qué es la salud financiera y los pasos que puedes dar para conseguirla.

Se entiende por salud financiera el bienestar que se alcanza a través de una óptima gestión de la economía, ya sea personal o empresarial. El objetivo final es poder hacer frente a los imprevistos y afrontar tu futuro financiero con plenas garantías.

¿Qué es la salud financiera de una persona?

La salud financiera personal es imprescindible para vivir cómodamente y sin estrés. Se considera que una persona goza de una buena salud financiera cuando puede cumplir holgadamente con las obligaciones relacionadas con sus finanzas y su economía le permite tomar decisiones que no le comprometen a corto y medio plazo.

En general, se puede decir que la salud financiera de una persona es buena si cuenta con ingresos frecuentes, gasta menos de lo que gana, puede pagar sus facturas a tiempo, posee ahorros líquidos y activos a largo plazo, puede planificar gastos en el futuro y cuenta con un historial crediticio saludable.

Muchas personas no saben cómo gestionar su economía y deciden escoger un buen asesor financiero que les ayude con los productos más adecuados a su perfil. Hoy en día existen interesantes productos de ahorro e inversión, y profesionales debidamente cualificados y con experiencia que te pueden acompañar en todo el proceso inversor.

salud financiera

¿Qué es la salud financiera de una empresa?

La salud financiera de la empresa permite conocer si la compañía es viable a corto y medio plazo. Los emprendedores y empresarios deben conocer la situación real de su negocio y realizar chequeos continuos para saber cómo actuar en cada momento y prevenir problemas futuros.

Para saber cómo está la salud financiera de una empresa hay que analizar aspectos como su liquidez, si es suficientemente solvente, si presenta eficiencia operativa o si está teniendo la rentabilidad que necesita. Es fundamental que la compañía utilice el dinero responsablemente y no asuma riesgos que puedan ponerla en peligro. 

En cualquier caso, la educación financiera es imprescindible para poner en marcha o mantener un negocio. Si no se poseen los conocimientos necesarios, conviene dejar la salud financiera de la empresa en manos profesionales.

¿Cómo hacer el plan financiero de una empresa?

El plan financiero habla de cifras y es la parte más compleja del plan de negocios. Representa la fase final del estudio de viabilidad de cualquier proyecto empresarial. Si tienes dudas sobre cómo hacer el plan financiero de una forma realista, debes llevar a cabo al menos los siguientes pasos:

  • Analiza tu negocio: piensa dónde te encuentras y hacia dónde te diriges de una forma objetiva. 
  • Calcula los fondos que necesitarás: es importante que determines los fondos que necesitarás para posicionarte, tanto si vas a poner en marcha tu empresa como si lo que buscas es consolidarla en el mercado. Lo ideal es plantearse, al menos, un periodo de cinco años.
  • Calcula la disponibilidad de capital: deberás predecir la disponibilidad de capital para el tiempo que hayas estimado, con un análisis en profundidad de las opciones a tu alcance y concretando posibles fuentes de financiación.
  • Control de los recursos disponibles: este paso consiste en verificar los recursos que tienes en tu mano y su correcta utilización.
  • Busca solución a factores externos: una buena salud financiera consiste en anticiparse a futuros problemas. Por ello es necesario concretar qué factores externos pueden desviarte de tus objetivos y diseñar tantas soluciones como sean necesarias.
  • Concreta un sistema de compensación: deberás determinar un sistema de compensación para tus trabajadores basado en el desempeño, con el que puedas motivar al equipo e impulsar su productividad.

El plan financiero te permitirá tener una visión más clara de tu futuro financiero y, en caso necesario, concretar el plan de financiación más adecuado, tanto a corto como a medio y largo plazo. Además, te ayuda a analizar el volumen mínimo de ventas necesarias para ser rentable y tener claros los futuros factores que te pueden afectar, así como sus posibles soluciones. En resumen, con un buen plan financiero podrás comprobar tu salud financiera y concretar tus necesidades presentes y futuras.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.