Ahorra en gasolina en tus viajes en carretera

El coche es un medio de transporte muy cómodo para desplazarse, pero con los precios del combustible disparados muchas personas se preguntan cómo ahorrar en gasolina, especialmente en largos viajes. 
Existen algunos trucos para ahorrar combustible que son sencillos de llevar a cabo. Solo hay que integrarlos en las rutinas habituales y la forma de conducir para comenzar a notarlo en nuestro bolsillo. 

ahorro combustible

El coche es un medio de transporte muy cómodo para desplazarse, pero con los precios del combustible disparados muchas personas se preguntan cómo ahorrar en gasolina, especialmente en largos viajes. 
Existen algunos trucos para ahorrar combustible que son sencillos de llevar a cabo. Solo hay que integrarlos en las rutinas habituales y la forma de conducir para comenzar a notarlo en nuestro bolsillo. 

Cómo ahorrar gasolina en viajes largos

Ahorrar gasolina en carretera, especialmente cuando tenemos que recorrer una gran distancia, no supone un gran esfuerzo para el conductor. Estos son algunos consejos que permiten el ahorro en combustible cuando realizamos un viaje:

– Mantenimiento previo: antes de ponernos en carretera conviene llevar el vehículo a un taller profesional para que revisen su estado. Estas labores de mantenimiento, que incluyen el remplazo del aceite cuando corresponda, deben realizarse de manera periódica. 

Mantener una velocidad constante: si cambiamos de velocidad constantemente, el vehículo realiza un mayor esfuerzo y consume más combustible. Lo ideal para ahorrar en gasolina es no dar frenazos ni acelerones bruscos, ni cambiar de marcha si no es necesario. Hay que tener en cuenta que a partir de 100 km/h los vehículos tienden a consumir más.

Restringe el peso de tus maletas: a la hora de realizar un viaje hay veces que no dudamos en portar más equipaje del que necesitamos por la simple comodidad que supone llevarlo en el maletero. Sin embargo, cuanto más peso lleves en el vehículo, más gasolina consumirá. 

Limita el aire acondicionado: no se trata de pasar calor en verano, pero si usas el aire acondicionado de manera intermitente puedes ahorrar hasta un 10% en gasolina respecto a su uso de manera continuada. En cualquier caso, tener puesto el aire acondicionado a gran velocidad es mejor opción que tener abiertas las ventanillas.

– Elige el mejor modo de conducción en un coche automático: si utilizas el modo Sport consumirás más gasolina que si usas el modo Drive, ya que el primer modo de conducción supone llevar el motor más revolucionado. 

– Comprueba la presión de tus neumáticos: las ruedas pierden presión a medida que circulamos. Si tienen menos aire del recomendado, la resistencia a la rodadura es mayor y el vehículo consume más.

– Planifica tu ruta previamente: antes de salir de viaje conviene tener claro qué ruta es más corta o cuál es la que en esos momentos tiene un tráfico más fluido. Alargar diez minutos un viaje de una hora provoca un aumento del consumo de gasolina en torno al 14%.

ahorrar gasolina

Trucos para ahorrar en gasolina

Si te preguntas cómo ahorrar gasolina en un coche, la respuesta es tan fácil como aplicar prácticas eficientes. Estos son algunos trucos para conseguirlo: 

– Revisa lo que llevas habitualmente en el maletero: para ahorrar gasolina en carretera revisa lo que transportas habitualmente en el maletero, ya que en muchas ocasiones tendemos a usarlo como almacén. 

– Usa marchas largas: siempre que puedas utiliza marchas largas y si la situación lo permite y sientes que el coche no va a perder efectividad puedes saltarte alguna marcha, pasando, por ejemplo, de primera a tercera.

– Acelera suavemente tras iniciar la marcha: tras un semáforo o una parada en un atasco presiona suavemente el acelerador para que el vehículo comience a moverse progresivamente. En las paradas prolongadas, apaga el motor. 

– Optimiza el cambio de marchas: si tu coche es de gasolina, no pises el acelerador cuando arranques el vehículo. A los dos segundos de haber iniciado la marcha en primera, pasa a la segunda velocidad. 

– Aprovecha las bajadas: aprovechar los descensos para realizar el cambio de marchas o levantar mínimamente el pie del acelerador es muy útil para ahorrar en gasolina. En cambio, las subidas hay que hacerlas aprovechando al máximo la marcha.

– Abre las ventillas en vez de encender el aire acondicionado: si circulas por ciudad, abrir las ventanillas supone un mayor ahorro en gasolina que tener encendido el aire acondicionado. 

En cualquier caso, aunque tu intención sea ahorrar en gasolina, conviene no apurar el depósito al máximo. Aunque si te quedas sin combustible, debes tener en cuenta que los mejores seguros de moto y los seguros de coche incluyen asistencia en viaje por este motivo, lo que te puede salvar de más de un apuro.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *