Trucos para ahorrar dinero con la subida de la factura de la luz

Con la subida de la factura eléctrica algunas personas se han planteado la posibilidad de trasnochar o madrugar para planchar o pasar la aspiradora y así ahorrar en la luz de casa. No es necesario llegar a esos extremos. Con cambiar ligeramente de hábitos y mantenerlos en el tiempo podremos ahorrarnos unos cuantos euros.

Trucos para ahorrar dinero con la subida de la factura de la luz

Con la subida de la factura eléctrica algunas personas se han planteado la posibilidad de trasnochar o madrugar para planchar o pasar la aspiradora y así ahorrar en la luz de casa. No es necesario llegar a esos extremos. Con cambiar ligeramente de hábitos y mantenerlos en el tiempo podremos ahorrarnos unos cuantos euros.

¿Cómo ahorrar en la factura de la luz con la subida de la electricidad?

Uno de los cambios más importantes que se han introducido es la división del horario en tres tramos. Las horas punta, en las que la electricidad es más cara, van desde las 10 a las 14 horas y de 18 a 22 horas. Las horas llanas, con un precio intermedio, se prolongan desde las 8.00 a las 10, de 14 a 18 horas, y de 22 a las 00.00 horas. Por su parte, las horas valle, cuando el coste es más económico, discurren entre las 00.00 y las 8.00 horas, y los fines de semana y festivos.

Con estos tramos horarios, el primer paso para ahorrar en la luz está claro: trasladar el consumo de energía en el hogar a las horas más económicas. Para ello no es necesario poner el lavavajillas o la lavadora de madrugada. Bastará con programar los electrodomésticos que tengan esta opción o bien dejar las tareas que supongan un mayor consumo para los fines de semana, siempre que sea posible.

Además, estas son algunas otras medidas para ahorrar en la luz con las nuevas tarifas:

  • Llega a un acuerdo con todas las personas con las que convives. El cambio de hábitos es una tarea de todos y solo tendrá éxito si todo el mundo está implicado en la tarea de ahorrar electricidad.
  • Cocina tus menús en el fin de semana para utilizar la tarifa más económica. Después, basta con que vayas sacando las diferentes recetas que has preparado durante la semana. Además de resultarte más barato, también te será más cómodo.
  • Revisa la potencia contratada, ya que puede ser más de la que realmente necesitas. Además, puedes reajustarla aumentando la potencia en las horas valle si, por ejemplo, quieres cargar un coche eléctrico por las noches o en fines de semana.
  • Opta por la energía solar e instala placas fotovoltaicas en tu vivienda, si tienes oportunidad. Al disponer de tu propia energía para autoconsumo verás cómo la factura se rebaja considerablemente. En un breve espacio de tiempo habrás amortizado la inversión.
  • Compra un modelo de máxima eficiencia energética cuando adquieras un nuevo electrodoméstico. Contratar con un seguro de hogar te permitirá ganar en tranquilidad, especialmente si contempla la cobertura de avería en electrodomésticos.

¿Cómo ahorrar en la luz de casa?

Quizá te estés preguntando cómo ahorrar con pequeños gestos. ¡Es muy fácil! Para ahorrar en la luz basta con cambiar pequeños hábitos y ser constante. Es probable que cuando empieces a aplicarlos no observes una gran diferencia, pero al final de año comprobarás que te has ahorrado una considerable cantidad de dinero:

  • Apaga las luces cuando salgas de las habitaciones. Algo aparentemente sencillo y que todos sabemos, pero no siempre aplicamos.
  • Desenchufa todo lo que no estés utilizando. Por ejemplo, la televisión o ese cargador de móvil que permanecen siempre enchufados a la red, incluso cuando no los estás usando.
  • Sustituye las bombillas de tu casa por bombillas led, que además de tener una vida útil más larga consumen menos energía y, por tanto, contaminan menos.
  • Reduce el número de bombillas. Revisa tu casa y observa en qué habitaciones hay un exceso de luz que no necesitas. Retirar una bombilla en ocasiones no se percibe a la vista y, sin embargo, te ayuda a ahorrar.
  • Mantén las estancias a una temperatura de confort, ajustando la calefacción y el aire acondicionado con un termostato. Un grado arriba o abajo puede suponer hasta el 7% del consumo.
  • Aprovecha al máximo la luz natural y el calor residual del horno y las placas vitrocerámicas. También puedes utilizar domótica en casa para ahorrar en la factura de la luz.  
  • Utiliza los electrodomésticos a temperaturas más bajas. Recuerda que el lavavajillas y la lavadora presentan un elevado consumo.

Solamente aplicando estos pequeños gestos en tu rutina del día a día podrás contrarrestar la reciente subida del precio de la luz sin tener que levantarte de madrugada para hacer las tareas más pesadas de la casa, como planchar, cocinar o poner lavadoras.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *