El ahorro del céntimo: ¿Se puede ahorrar más de 600 euros?

La necesidad de ahorro es cada vez más acuciante entre la población. En la búsqueda de nuevas fórmulas para conseguirlo, el ahorro del céntimo encuentra numerosos y entusiastas seguidores. Se trata de un método muy fácil de seguir que comienza con el ahorro de 1 céntimo y permite ahorrar más de 650 euros en un año.

ahorro centimo

La necesidad de ahorro es cada vez más acuciante entre la población. En la búsqueda de nuevas fórmulas para conseguirlo, el ahorro del céntimo encuentra numerosos y entusiastas seguidores. Se trata de un método muy fácil de seguir que comienza con el ahorro de 1 céntimo y permite ahorrar más de 650 euros en un año. 

¿En qué consiste el ahorro del céntimo?

El método del ahorro del céntimo consiste en ahorrar céntimos todos y cada uno de los días del año. Comienzas el primer día metiendo 1 céntimo en una hucha y vas añadiendo un céntimo cada día con respecto a lo que ahorraste el día anterior. Así, el segundo día deberías meter en la hucha 2 céntimos. El tercero, 3 céntimos, y así progresivamente. 

De esta manera el día 30 deberías tener 30 céntimos, y el último día del año, tras meter los 3,65 euros que te corresponderán, habrás logrado ahorrar 667,95 euros. Si te parece poco, puedes poner como cantidad base 5 céntimos. De esta manera, al cabo de un año habrás logrado reunir un total de 3.339,75 euros.

Hay que tener en cuenta que, si bien en enero solo tendrías que ahorrar 24,8 euros mensuales, lo que supone una cantidad asequible, en diciembre tendrías que destinar a la hucha un total de 500 euros, lo que puede suponer un problema teniendo en cuenta que coincide con los gastos de Navidad. 

Otra posibilidad es empezar el método del ahorro del céntimo al revés, ahorrando la cifra más alta el primer día del año, y restando un céntimo cada día que pasa. De esta manera, terminarás el 31 de diciembre teniendo que mete un solo céntimo en la hucha. 

metodo ahorro centimo

¿Cuándo empezar el método de ahorro del céntimo?

El ahorro del céntimo está pensado para que comiences a ahorrar el primer día del año y termines el 31 de diciembre. Esta fórmula es perfecta para poner en práctica el reto del ahorro que muchas personas se plantean como propósito de año nuevo.

Si el año ya está empezado, puedes empezar el ahorro del céntimo en la fecha que desees, teniendo en cuenta que tendrá que pasar un año completo hasta que veas logrado el reto. Lo mejor es elegir una fecha significativa, como la de un cumpleaños o un aniversario, para recordar exactamente cuándo has comenzado y poder hacer los cálculos de cuánto dinero llevas ahorrado, lo que resulta muy motivador.

Este método, que puede parece muy fácil, también conlleva ciertas desventajas. La más importante es que la cantidad a ahorrar va aumentando mes tras mes. Además, resulta un engorro tener una hucha llena de céntimos y puedes encontrarte con dificultades de cambio en los bancos. Una opción para paliar este problema es utilizar la hucha virtual que ofrecen diferentes entidades bancarias. Con esta opción resulta más cómodo transferir una cantidad mensual en vez de diaria. 

Otros métodos de ahorro en casa

Si el ahorro del céntimo no te resulta una buena idea, existen otras posibilidades de ahorrar dinero sin salir de casa. Utilizar bombillas eficientes, apagar las luces, no abusar de la calefacción y el aire acondicionado, y evitar las compras por impulso pueden suponerte un ahorro considerable a final de mes. 

Pero si lo que buscas es una mayor rentabilidad con fórmulas de ahorro e inversión, tienes a tu disposición diferentes soluciones adaptadas a los nuevos tiempos con los que sacar el máximo partido a tu economía. Una de estas fórmulas de ahorro es el Plan de Ahorro Automatizado Caser AhorroBot, una innovadora propuesta sin trámites, gestiones ni permanencia. 

El Plan de Ahorro UL, por su parte, te permite elegir la política de inversión que mejor se adapta a ti: 50% renta fija y 50% renta variable, o bien 100% renta variable. La ventaja es que puedes cambiar de estrategia cuando quieras y recuperar tu dinero en cualquier momento y sin penalización.

En cambio, el Plan de Ahorro UL Caser SuperInversión es la mejor opción si buscas las oportunidades de la renta variable. Es un plan sin permanencia, en el que tú decides cómo realizar las aportaciones. Y por último, el Plan de Ahorro Caser Cling Cling te permite ir ahorrando poco a poco e invertirlo a través de un plan de ahorro digital muy sencillo. 

Ya sea con el ahorro del céntimo o utilizando un plan de ahorro e inversión, lo que necesitas para tener éxito en tu política de ahorro es la constancia. 

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.