¿Piensas en un viaje de estudios para tus hijos? Quizá necesitas ayuda

Es una experiencia única, clave para su futuro. Y también un lío de países, programas, trámites y papeleo que desborda a los padres. Por eso la gran mayoría recurre a una agencia especializada.

Estudiantes en escuela

Si a veces organizar unas vacaciones al lado de casa es complicado, imagínate un viaje de estudios en el extranjero para un menor, y solo. Hay que elegir país, centro educativo, alojamiento, programa de estudios y actividades extraescolares, completar un montón de trámites y hacer un seguimiento constante para comprobar que todo sale bien paso a paso.

Por eso la mayoría de familias recurre a alguna agencia especializada que asesora y organiza toda o la mayor parte de la operación en ambos países. “No solo por la garantía de que esa experiencia vital y académica cumpla todas las expectativas, también por la seguridad de los estudiantes y la tranquilidad de sus padres”, explica Marta Galea, secretaria general de Aseproce (Asociación Española de Promotores de Cursos en el Extranjero).

Los viajes de estudios empiezan a crecer en los años noventa y en el último lustro han pegado un estirón. En 2018 más de 120.000 personas hicieron un curso fuera de España.

El principal objetivo es aprender otro idioma (inglés en el 94% de los casos) de la mejor forma inventada: la inmersión entre nativos para alcanzar un nivel óptimo como requisito indispensable en el éxito profesional. Aunque los beneficios van bastante más allá: “Los adolescentes se abren a personas y culturas diferentes, aumentan su autonomía y mejoran su autoestima en esa edad tan delicada”, añade Galea.   

Desde los seis años ya pueden participar en cursos cortos en España y a partir de los 13 o 14, en el extranjero, con estancias cada vez más largas.

Recomendaciones

Unos consejos, antes de decidir: 

  • Compara tarifas y servicios entre varias agencias y elige siempre una de calidad. 
  • Organiza el viaje con tu hijo o hija, que estén al tanto de todos los detalles.
  • No te plantees la aventura como un castigo por unas malas notas, al contrario.
  • Acude a las sesiones de orientación que organiza la agencia para elegir el programa adecuado. 
  • Ajusta las expectativas: un curso de solo 15 días no forma perfectos bilingües.

La oferta incluye:

  • Cursos de verano de entre dos y cuatro semanas, en grupo y con monitores.
  • Estancias medias de un mes a un trimestre para cursar algunas asignaturas
  • Un año escolar completo que equivale a uno de la ESO o el Bachillerato y garantiza el dominio del idioma.

El alojamiento también varía con el tipo de programa. Puede ser:

  • En el mismo colegio.
  • En una residencia.
  • En una familia de acogida (sobre todo si la estancia es larga).
  • En la casa de un profesor.  

Organizar todo el viaje acumula una buena pila de papeles: no solo programas de colegios y alojamientos o trámites de matriculación, también seguro médico y de viaje según el destino, un permiso paterno en todos los casos y el visado de estudiante que piden algunos países, EE UU, por ejemplo. A partir de 4º de la ESO, hay que prestar mucha atención a los programas lectivos para después convalidar asignaturas y legalizar notas sin problema. Ese proceso requiere la Apostilla de la Haya, una traducción jurada de los documentos y el trámite en el Ministerio de Educación. 

Pero no estás solo en el seguimiento de esta experiencia. Hay agencias organizadoras de cursos que consideran el seguimiento personalizado y la comunicación permanente como servicios clave. Se trata de comprobar que todo va según lo previsto y que tanto los colegios como los alumnos están satisfechos. “Actúan como representantes in situ de los padres, siempre preocupados por la distancia, por ejemplo ayudan al estudiante a adaptarse en esos primeros días a veces difíciles”, explica Marta Galea, de Aseproce. 

Nunca es tarde para aprender

Mujer sujetando carpetas

Están de moda y crece la diversidad de viajes de estudios para adultos que organizan las agencias.

Una de las opciones más demandadas, conocida como Gap Year, es el viaje para recién graduados que perfeccionan su inglés mientras trabajan, sobre todo en Canadá y Australia países bastante receptivos al modelo que conceden visados específicos. Gran Bretaña también tiene un mercado laboral dinámico para intentarlo.

El mercado ofrece además cursos para mayores de 50 años, para ejecutivos que perfeccionan un idioma aplicado a los negocios, las finanzas o algún sector profesional. También son frecuentes los cursos de cara a exámenes como el Toefl o el Cambridge, o estancias universitarias en postgrados, másteres y cursos universitarios de verano. 

Y se abre paso un tipo de viaje que integra los intereses culturales y personales del alumno, desde programas de entrenamiento de fútbol o submarinismo a cursos de gastronomía y enología en Francia o Italia. También actividades como clases de música, cine o danza y relacionadas con la conservación de la naturaleza y el voluntariado.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para ofrecerte una experiencia personalizada y algunas funcionalidades de nuestro sitio web, usamos cookies. Estas cookies nos permiten mejorar nuestra web día a día mediante una analítica avanzada. Para más información, consulta nuestra "política de cookies". Al hacer clic en el botón aceptas la utilización de cookies.

Opciones de Privacidad

Cuando visite nuestro sitio web, utilizaremos cookies para asegurarnos de que puede disfrutar al máximo de la experiencia. Estas cookies pueden contener información sobre el usuario, sus preferencias o su dispositivo. Normalmente dicha información no permite identificarle directamente, sino que está pensada para que pueda disfrutar de una experiencia de navegación más personalizada. Como respetamos su derecho a la privacidad, le ofrecemos la posibilidad de modificar los ajustes predeterminados. Sin embargo, el bloqueo de determinados tipos de cookies puede perjudicar su navegación por el sitio y los servicios que podemos ofrecer. Si desea más información sobre cómo procesamos sus datos personales, consulte nuestra página informativa "política de cookies".

Advertencia: Necesitamos utilizar una cookie para recordar los ajustes que ha realizado en nuestro administrador de privacidad de cookies. Si borra todas sus cookies deberá volver a actualizar sus preferencias en nuestro sitio, si utiliza un dispositivo o un navegador distinto deberá volver a indicarnos sus preferencias.