¿En qué consiste la nueva ley para perros peligrosos?

La nueva ley para perros peligrosos pretende eliminar el listado que determina las razas que suponen un potencial peligro para la sociedad y sustituirlo por un registro que valore el comportamiento de cada animal de forma individual. Con la nueva normativa se eliminaría así la Ley 50/1999 sobre animales potencialmente peligrosos, y cerca de 100.000 perros en España dejarían de ser considerados como tales.

¿En qué consiste la nueva ley para perros peligrosos?

La nueva ley para perros peligrosos pretende eliminar el listado que determina las razas que suponen un potencial peligro para la sociedad y sustituirlo por un registro que valore el comportamiento de cada animal de forma individual. Con la nueva normativa se eliminaría así la Ley 50/1999 sobre animales potencialmente peligrosos, y cerca de 100.000 perros en España dejarían de ser considerados como tales.

Cambios en la legislación para perros potencialmente peligrosos

La reforma en la que se está trabajando pretende no solo establecer un registro del comportamiento de cada perro, sino también ofrecer a sus dueños la posibilidad de recibir formación para aprender a manejar correctamente a su mascota.

Además, la nueva normativa propone crear un Registro Nacional de Animales de Compañía, donde habrá que inscribir a todos los perros durante sus primeros tres meses de vida. Se creará también un Registro Nacional de Inhabilitación para la Tenencia de Animales de Compañía que impedirá que cualquier persona condenada por maltrato pueda tener un animal a su nombre.

Por otra parte, también se pretende poner en marcha un Registro de Centros Profesionales Autorizados para que los propietarios de perros que lo deseen puedan recibir consejo por parte de profesionales de comportamiento y educación canina debidamente cualificados.

Otro aspecto que trae consigo la nueva ley para perros peligrosos es la puesta en marcha de un Registro de Centros de Bienestar Animal, para garantizar la profesionalidad del sector, y un Registro Nacional de Criadores para evitar el intrusismo profesional.

Objetivos de la nueva normativa de perros potencialmente peligrosos

La nueva ley para perros peligrosos pretende “eliminar los perjuicios injustos por la raza concreta con la que ha nacido el perro”, según se señala desde la Dirección General de los Derechos Animales del Gobierno de España. Del mismo modo, se da respuesta a una petición histórica por parte de los propietarios de estos animales, que señalan que el carácter del perro viene determinado por múltiples factores y no solo por su raza.

En España existen actualmente ocho razas de perro consideradas potencialmente peligrosas, pero se permite a las Comunidades Autónomas añadir más razas a este listado. Con la nueva ley para perros peligrosos se pretende homogenizar las diferentes normativas regionales y hacer una única legislación válida para toda España.

¿A quiénes afectará la nueva ley sobre perros peligrosos?

Las ocho razas de perro consideradas potencialmente peligrosas en España son el Staffordshire Bull Terrier, Pit Bull Terrier, American Staffordshire Terrier, Rottweiler, Fila Brasileiro, Dogo Argentino, Akita Inu y Tosa Inu. En España existen unos 100.000 perros de estas razas, según la Real Sociedad Canina Española (RSCE).

El cuidado que se ofrece a los perros es uno de los aspectos que más definen su carácter. Llevados por el cariño que sienten hacia sus animales, son cada vez más las personas que deciden contratar un seguro de mascotas o un seguro específico para perros potencialmente peligrosos, que no solo les presta asistencia veterinaria, sino que ofrece un marco de protección frente a los perjuicios que puede ocasionar a terceros y orientación de profesionales especializados en el cuidado animal.

Otros aspectos que se modificarán

La nueva normativa ha supuesto el impulso necesario para comenzar a rediseñar otros aspectos relacionados con los animales de compañía. Entre otras cuestiones se pretende modificar el Código Civil para que se reconozca a los animales como seres sintientes, así como una modificación del Código Penal para aumentar las penas por delitos de maltrato animal, que actualmente se fija en un máximo de 18 meses. De igual manera, ya se está planteando también un cambio en la normativa referente a los perros de asistencia, que propondrá criterios homogéneos en lo concerniente a su acceso a espacios públicos.

Con todas estas modificaciones el objetivo es avanzar hacia el abandono y el sacrificio cero. Y en el caso de la nueva ley para perros peligrosos, proponer una reeducación de aquellos animales que lo requieran por su comportamiento, independientemente de la raza a la que pertenezcan.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *