Principales síntomas de que nuestro perro está enfermo

Las mascotas son un miembro más de la familia. Alegres y divertidos, los perros nos hacen la vida más agradable y se convierten en excelentes compañeros en nuestro día a día. Por eso, cuando los vemos tristes, apagados y sin ganas de comer sospechamos que pueden estar enfermos.

Principales síntomas de que nuestro perro está enfermo

Las mascotas son un miembro más de la familia. Alegres y divertidos, los perros nos hacen la vida más agradable y se convierten en excelentes compañeros en nuestro día a día. Por eso, cuando los vemos tristes, apagados y sin ganas de comer sospechamos que pueden estar enfermos.

Para velar por la salud de nuestras mascotas debemos estar atentos a las pequeñas señales que nos ofrecen pistas de que algo no marcha bien. Cuando un perro está enfermo sus síntomas pueden ser de lo más variado.

¿Un perro enfermo siempre tiene la lengua blanca?

Si nuestro animal de compañía tiene la lengua blanca y está apagado podría indicar un descenso de los glóbulos rojos. Por tanto, y especialmente en los perros enfermos, son síntomas que no hay que pasar por alto. 

Los perros sanos suelen tener la lengua rosada. Si esta pálida podría deberse a una enfermedad como anemia o leucemia, o una hemorragia interna. Las garrapatas o el envenenamiento también pueden hacer que la lengua de nuestra mascota presente un tono más blanquecino de lo normal.

¿Cómo puedo velar por la salud de mi mascota?

Ofrecer al perro una alimentación de calidad, tener sus vacunas al día, y proporcionarle cuidados y un tiempo de ocio de calidad es la fórmula más efectiva para que su salud no se resienta.

Por mucho que cuidemos a nuestro perro, es inevitable que en algún momento nuestra mascota se sienta indispuesta. El perro enfermo puede presentar síntomas, pero en muchos casos no son muy evidentes, por lo que no siempre sabemos interpretarlos. Existen seguros de mascotas que incluyen asistencia veterinaria con consultas y revisiones, consultas de urgencias y con especialistas, y asesoramiento telefónico 24 horas. Ante la duda, lo mejor es siempre consultar al profesional.

Bultos y protuberancias

A veces ocurre que estamos acariciando a nuestro animal de compañía y notamos un abultamiento extraño. Puede tratarse desde una verruga a un quiste sebáceo, pero lo más conveniente es acudir al veterinario, ya que podría tratarse de algo más grave, como un tumor, que habría que analizar.

Mi perro enfermo se esconde

Los perros suelen esconderse cuando sufren dolor o malestar. Lo hacen porque buscan un lugar tranquilo, donde dejar de estar expuestos y no ser molestados. Sin embargo, no siempre que se esconden es porque están enfermos.

Si tu animal busca un rincón solitario puede que esté disgustados o presente alguna disfunción cognitiva. Por eso, cuando tenga este comportamiento lo mejor es observar sus reacciones y comprobar la posible presencia de otros síntomas que nos puedan dar pistas de su estado de salud. Y ante la duda, consultar al veterinario.

Sacudidas de cabeza, legañas o parpadeos constantes

Cuando el perro se siente incómodo suele sacudir la cabeza, lo que puede indicar un problema en sus orejas, habitualmente un cuerpo extraño que tiene introducido o una infección. De igual manera, las legañas pueden ser un síntoma de conjuntivitis que hay que tratar para evitar complicaciones mayores. El parpadeo continuo, sin embargo, sugiere que se le ha introducido un cuerpo extraño en el ojo.

Mocos, tos y mal aliento

Los animales, como los humanos, se constipan, lo que puede hacer que tengan mocos y tos. Pero estos síntomas no se deben siempre a un catarro. Cuando un perro lleva varios días con tos, hay que acudir al veterinario para que descarte otras enfermedades, como las coronarias.

En cambio, si tiene mal aliento, lo más probable es que tenga un problema dental que puede solucionarse con una limpieza de boca.

Mi perro está enfermo: vomita y no quiere comer

“Mi perro está enfermo y no come”: esta frase la suelen escuchar los profesionales veterinarios con relativa frecuencia porque la inapetencia es uno de los síntomas más claros de que tu mascota está enferma. Si se acompaña de vómitos, nos estará indicando de que algo está ocurriendo en su aparato digestivo.

Si el animal vomita pero está alegre debemos retirarle la comida unas horas, especiarle las tomas de agua y vigilarle. Si los vómitos vuelven a repetirse, lo mejor es solicitar el consejo de un veterinario, para que establezca un diagnóstico.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *