Día Mundial de los Animales: adoptar a un perro de raza no es un capricho

Una manera solidaria de ayudar a los perros abandonados, y también a los que se jubilan después de años de servicio en la policía o como guías de invidentes, es la adopción. Pero hay otras fórmulas para colaborar con las protectoras. Incluso en fechas señaladas.

importancia de la adopción de perros

Cada año se abandonan en España cerca de 140.000 animales, la gran mayoría perros encontrados o recogidos en las calles que acaban en refugios y en protectoras antes de recalar en un nuevo hogar. Casi el 45% serán adoptados y disfrutarán de una segunda oportunidad en sus vidas caninas.

Lo mismo sucede con los perros guía de la ONCE ya retirados, y con los perros policía que se jubilan. En este caso, mediante un meticuloso proceso de adopción se intenta encontrar una familia adecuada a las necesidades y al tipo de carácter del ejemplar en cuestión, siempre asesorados por el guía que es quién mejor conoce al animal.

Espíritu humanitario: adoptar o acoger animales

Adoptar un perro es una buena opción para alguien que quiere incorporar una mascota a su vida. Por adopción se entiende la adquisición del animal de forma definitiva por parte de un particular. Otra vía para ayudar y cuidar a estas mascotas es la de la acogida temporal. En este caso, la propiedad es de la protectora, que cede al animal durante un periodo de tiempo concreto, los gastos corren a cargo de la asociación y la casa de acogida se limita a los cuidados del día a día a la espera de que el perro encuentre su hogar definitivo. Por norma general, solo se entregan perros en acogida en caso de enfermedad, edad (animales muy viejos o cachorros que necesitan estar en una casa), problemas de comportamiento o por alguna incautación.

Antes de entregar un perro en adopción o dejarlo al cuidado temporal de una familia, las protectoras comprueban que los interesados cumplen una serie de requisitos. “En el caso de la adopción, miramos el tiempo que van a poder dedicarle al animal, la capacidad económica para asumir a un miembro más de la familia, el tipo de vida que llevan… Solo damos perros que ejerzan el papel de animal de compañía”, explica Fernando Sánchez, presidente de la Asociación Salvando Peludos.

Apadrinar a un perro, otra manera de ayudar

como apadrinar un perro

Aunque los precios varían, adoptar un perro cuesta en torno a los 160 euros. Esa cantidad incluye todo el protocolo sanitario necesario, lo que implica la colocación de un microchip, analíticas de sangre y heces, esterilización y vacunas (de rabia y polivalente). De esta manera, se garantiza que el animal cumple todas las garantías. Además de la adopción y de la acogida temporal, existen otras posibilidades de colaborar con las protectoras. Una de ellas es el voluntariado. También existe la posibilidad de apadrinar un animal a través de esas instituciones: mediante el pago de una cuota mensual, el perro permanece en la protectora y la persona puede acudir a verlo o a pasearlo, de manera que se genera entre ellos un vínculo más especial. Desde las asociaciones insisten en que la adopción es la mejor fórmula para hacerse con una mascota. No obstante, si se decide comprar un perro, la transacción debe hacerse siempre a través de vendedores autorizados y en criadores legales para evitar el mercadeo entre particulares.

En el caso de la acogida temporal, pesa más el tiempo que la persona puede dedicar al animal, que suele estar delicado de salud, que el aspecto económico. Todo está orientado a seleccionar el perro ideal para la familia que lo solicita, que puede encontrar en la fórmula un buen recurso como regalo (tiene fecha de caducidad, lo cual resulta ideal en caso de capricho) en fechas señaladas.

Las razas más adoptadas

Las razas pequeñas son las más solicitadas a la hora de adoptar. Los ejemplares que pesan menos de 10 kilos como el bichón maltés, el yorkshide y el chihuahua tienen una demanda alta. La cosa cambia con los perros grandes como los mastines, galgos, podencos, pastores alemanes y los de caza.

“La gente tiene la idea de que en un piso es mejor tener un perro pequeño, y la realidad es distinta. Si el animal es grande y tranquilo, puede vivir perfectamente en un espacio pequeño. Todo va a depender de su carácter”, argumenta Sánchez.

Se elija el que se elija, hay que pensar en suscribir un seguro de perros para poderle dar las mejores atenciones. Si optamos por adoptar un Perro Potencialmente Peligroso, también puedes suscribir la póliza. Aquí podemos resolver tus dudas sobre seguros para razas peligrosas.

El experto invita a tener en cuenta otros aspectos a la hora de elegir un perro de raza:

  • La edad del animal. Si en la casa hay niños, lo mejor es adoptar un perro adulto o que esté más centrado, porque peques y cachorros no suelen constituir una buena combinación.
  • El tamaño. Los más grandes son más caros de mantener, obviamente.
  • La salud y el historial clínico. Hay razas concretas de ejemplares pequeños, como el bulldog francés, que sufren patologías respiratorias y suelen requerir bastante gasto sanitario.
  • El pelaje. Razas como el bichón maltés o el yorkshide suponen una inversión alta en peluquería.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para ofrecerte una experiencia personalizada y algunas funcionalidades de nuestro sitio web, usamos cookies. Estas cookies nos permiten mejorar nuestra web día a día mediante una analítica avanzada. Para más información, consulta nuestra "política de cookies". Al hacer clic en el botón aceptas la utilización de cookies.

Opciones de Privacidad

Cuando visite nuestro sitio web, utilizaremos cookies para asegurarnos de que puede disfrutar al máximo de la experiencia. Estas cookies pueden contener información sobre el usuario, sus preferencias o su dispositivo. Normalmente dicha información no permite identificarle directamente, sino que está pensada para que pueda disfrutar de una experiencia de navegación más personalizada. Como respetamos su derecho a la privacidad, le ofrecemos la posibilidad de modificar los ajustes predeterminados. Sin embargo, el bloqueo de determinados tipos de cookies puede perjudicar su navegación por el sitio y los servicios que podemos ofrecer. Si desea más información sobre cómo procesamos sus datos personales, consulte nuestra página informativa "política de cookies".

Advertencia: Necesitamos utilizar una cookie para recordar los ajustes que ha realizado en nuestro administrador de privacidad de cookies. Si borra todas sus cookies deberá volver a actualizar sus preferencias en nuestro sitio, si utiliza un dispositivo o un navegador distinto deberá volver a indicarnos sus preferencias.