Todo sobre el bono joven al alquiler

El bono joven al alquiler, también conocido como bono vivienda joven, es una ayuda económica que ofrece el Gobierno de España, bajo gestión de las Comunidades Autónomas. Esta subvención está destinada al alquiler de una casa o de una habitación y los beneficiarios serán personas de entre 18 y 35 años que cumplan ciertas condiciones económicas.

bono joven 2022

El bono joven al alquiler, también conocido como bono vivienda joven, es una ayuda económica que ofrece el Gobierno de España, bajo gestión de las Comunidades Autónomas. Esta subvención está destinada al alquiler de una casa o de una habitación y los beneficiarios serán personas de entre 18 y 35 años que cumplan ciertas condiciones económicas.   

¿Qué es el bono joven al alquiler?

El bono de alquiler renta joven ofrece 250 euros mensuales durante dos años, lo que facilita a personas menores de 35 años vivir en un piso de alquiler, tanto individual como compartido.

El Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto por el que se regula el bono de alquiler renta joven en enero de 2022, y aunque es una iniciativa gubernamental, son las autonomías las que deben convocar y gestionar la ayuda, ya que la competencia en materia de vivienda es autonómica.

Este bono de alquiler de vivienda para los jóvenes tiene un presupuesto de 200 millones de euros anuales, por lo que se calcula que más de 70.000 personas podrán beneficiarse de esta ayuda. Si te planteas una ayuda al alquiler y quién la puede solicitar, debes tener en cuenta que el bono joven al alquiler es compatible con otras subvenciones destinadas a personas vulnerables.

ayuda al alquilar

Requisitos para solicitar el bono joven de alquiler

Para recibir el bono joven al alquiler hay que cumplir ciertos requisitos. Pueden solicitar esta ayuda todos los españoles o europeos con residencia legal en España, siempre que tengan entre 18 y 34 años y no ganen más de 24.318 euros anuales, tanto si trabajan como autónomos como si lo hacen por cuenta ajena. 

La cuantía del alquiler no debe pasar de los 600 euros, si bien una Comunidad Autónoma puede decidir que este precio ascienda hasta los 900 euros si considera que en su región el precio de los alquileres es más caro. Si el interesado en cuestión vive en una habitación de alquiler, su precio no puede ser superior a 300 euros, aunque en ciertas regiones más tensionadas esta cifra puede alcanzar los 450 euros. Además, para pedir el bono joven al alquiler, la vivienda debe ser el domicilio habitual y permanente del solicitante. Es decir, no puede tratarse de una vivienda vacacional.

Si te preguntas qué debes tener en cuenta antes de alquilar un piso, no olvides apuntar en letras mayúsculas en tu agenda este bono para jóvenes en vivienda de alquiler, ya que puede ser una ayuda muy interesante para llegar a fin de mes

Dónde y cuándo solicitar el bono joven al alquiler

El bono joven al alquiler ya ha sido aprobado y se gestionará, de forma presencial y telemática, a través de las oficinas del Departamento de Vivienda de las Comunidades Autónomas, tras la publicación de la convocatoria. 

Las ayudas tienen un carácter retroactivo y se aplicarán desde el 1 de enero de 2022. Hay que tener en cuenta, además, que la ayuda mensual nunca podrá superar el precio que se paga por el alquiler, y que computará como ingreso a la hora de realizar la declaración de la renta.

¿Puedo solicitar el bono joven de alquiler si vivo en un piso compartido?

Se puede solicitar el bono joven de alquiler para piso compartido, pero para que se lo concedan a todos los inquilinos cotitulares en el contrato, deben cumplir con el requisito de ganar menos de 24.000 euros al año

Teniendo en cuenta este condicionante, se puede dar la circunstancia de que, en una misma vivienda, unos inquilinos reciban esta ayuda al alquiler mientras que otros no puedan ser beneficiarios al no cumplir con los requisitos de la convocatoria.

¿Qué otras ventajas puedo tener al vivir de alquiler?

Vivir de alquiler tiene sus ventajas y sus inconvenientes. No es infrecuente, especialmente en el caso de los jóvenes, que tienen que lidiar con un mercado laboral inestable, encontrarse en la tesitura de tener que decir: soy inquilino y no puedo pagar el alquiler, ¿qué hago?

El seguro para inquilinos te puede ayudar en determinadas situaciones, como los daños que puedas causar a la vivienda, a un vecino o a un tercero. También te ofrece una seguridad si tu casero te echa de casa o quieres reclamarle judicialmente la fianza. Este seguro, junto con la ayuda que ofrece el bono joven al alquiler, podría permitirte ver cumplido tu sueño de independizarte. 

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.