He perdido el teléfono móvil. ¿Qué hago?

Perder el teléfono móvil, ya sea por robo o descuido, es algo que causa mucha preocupación. Un móvil perdido es la puerta de acceso a una gran parte de nuestra vida: no solo fotos personales, sino también un gran número de datos personales, identidad online y tarjetas bancarias, entre otra información importante. Por todo ello es necesario saber cómo actuar antes y después de que te lo roben o lo pierdas.

movil perdido

Perder el teléfono móvil, ya sea por robo o descuido, es algo que causa mucha preocupación. Un móvil perdido es la puerta de acceso a una gran parte de nuestra vida: no solo fotos personales, sino también un gran número de datos personales, identidad online y tarjetas bancarias, entre otra información importante. Por todo ello es necesario saber cómo actuar antes y después de que te lo roben o lo pierdas.

¿Cómo localizo un móvil perdido?

Los primeros minutos desde que nos damos cuenta de que no tenemos el terminal con nosotros son de gran confusión. Lo habitual es que nos entren dudas acerca de si hemos dejado el móvil olvidado en algún lugar o si nos lo han podido quitar en un descuido. 

Rastrear un móvil perdido es relativamente fácil y es lo primero que debemos hacer cuando nos demos cuenta de que no tenemos nuestro dispositivo. Existen aplicaciones que nos pueden ayudar en este sentido, aunque ni siquiera serán necesarias, ya que los teléfonos inteligentes están provistos de facilidades de geolocalización que nos serán muy útiles. 

Google te ofrece la posibilidad de acceder a “Encontrar tu móvil” para poder localizarlo, además de otras funciones muy útiles que te permiten bloquear el móvil perdido a distancia, llamar a tu número, cerrar la sesión, borrar los datos, cambiar la contraseña o ponerte en contacto con tu operador. 

seguro movil

Móvil perdido: ¿qué hacer antes y después de que ocurra?

Ante la posibilidad de perder el móvil hay varias cosas que puedes hacer previamente al momento fatídico y que pueden ayudarte a encontrarlo. Lo primero es apuntar el IMEI del móvil. Para ello solo tienes que buscar en la caja original del teléfono o en la factura, o simplemente pulsando la combinación *#06#. Entregar el IMEI del teléfono a la Policía en el momento de presentar la denuncia es clave para recuperar el dispositivo en el caso de que aparezca.

Además, debes siempre proteger el acceso al teléfono a través de un pin, contraseña o biometría. Hay personas que no lo hacen, por comodidad en el uso diario. Pero un móvil perdido sin protección supone el acceso directo a toda la información del teléfono. 

Si sospechas que te han robado el móvil, y tras intentar localizarlo, debes proceder al bloqueo de la tarjeta SIM. Con este sencillo gesto evitarás que puedan utilizar el dispositivo para hacer llamadas de tarificación especial. Para bloquear la tarjeta SIM debes contactar con la compañía telefónica y comunicar el robo. En esa misma llamada puedes solicitar una nueva tarjeta SIM para así asegurarte de poder utilizar tu número posteriormente en otro dispositivo. 

¿Tengo que ir a la Policía para denunciar un móvil perdido?

Tras borrar los datos del dispositivo, y cambiar tus contraseñas de redes sociales y acceso a bancos por cuestiones de seguridad, se recomienda acudir cuanto antes a la Policía para denunciar la desaparición del móvil. En Comisaría tendrás que describir el dispositivo, y entregar el código IMEI y cualquier otro dato que pueda servir para describir el terminal y recuperarlo en el caso de que aparezca. 

Por último, cabe recordar que si has sido víctima de un robo y tienes una póliza con esta cobertura, la denuncia ante la Policía te servirá para presentársela a tu seguro.

¿El seguro cubre la pérdida de mi móvil?

El robo del móvil es un hecho traumático que nos hace sentir vulnerables. Nadie piensa que le va a ocurrir. Por eso es necesario plantearse qué hacer si me roban el móvil. ¿Lo cubre mi seguro?

El seguro para móviles no contempla la pérdida del terminal si se ha producido como consecuencia de un olvido o de un hurto, es decir, si te han quitado el móvil al descuido, sin el uso de fuerzo o algún tipo de violencia física o verbal. Esta situación se puede dar, por ejemplo, cuando estás en una aglomeración de personas y un carterista te mete la mano en el bolso o en el bolsillo del pantalón y se lleva tu smartphone sin que te des cuenta.

En cambio, el seguro de móvil puede contemplar el robo entre sus coberturas opcionales, así como también se puede optar a la protección con la que contrarrestar las posibles llamadas fraudulentas hechas con tu dispositivo, tanto si son al extranjero como si están realizadas a teléfonos con tarificación especial.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.