¿Es más rentable alquilar un piso o convertirlo en piso turístico?

Los propietarios de un inmueble pueden plantearse convertir el local en un piso turístico o bien alquilarlo como vivienda de forma permanente. Ambas opciones tienen sus ventajas y sus inconvenientes y son válidas siempre que se cumplan ciertos requisitos. Pero a la hora de hacer cálculos, y si lo que interesa realmente es la rentabilidad, las viviendas con fines turísticos ofrecen excelentes resultados para sus propietarios.

licencia apartamento turistico

Los propietarios de un inmueble pueden plantearse convertir el local en un piso turístico o bien alquilarlo como vivienda de forma permanente. Ambas opciones tienen sus ventajas y sus inconvenientes y son válidas siempre que se cumplan ciertos requisitos. Pero a la hora de hacer cálculos, y si lo que interesa realmente es la rentabilidad, las viviendas con fines turísticos ofrecen excelentes resultados para sus propietarios.

¿Todas las viviendas pueden tener fines turísticos?

Para convertir un local en un piso turístico, ya sea un chalet o un apartamento, tienes que tener en cuenta que existen ciertos condicionantes. Por ejemplo, no se consideran pisos turísticos a las viviendas que se ceden sin contraprestación económica, o si el inmueble es contratado por un tiempo superior a un mes continuado a la misma persona, si bien la normativa puede variar según las Comunidades Autónomas. 

Asimismo, tampoco se considera vivienda de uso turístico a la que está situada en el medio rural o si forma parte de un conjunto formado por tres o más apartamentos en un mismo inmueble o en inmuebles contiguos o situados en un radio de un kilómetro. 

apartamento turistico

Requisitos para convertir mi vivienda en apartamento turístico

Para convertir un local en un piso turístico existen ciertos requisitos que hay que tener en cuenta, como los siguientes:

– El propietario debe disponer de licencia de ocupación y la vivienda debe cumplir unas mínimas condiciones técnicas y de calidad.

– Las habitaciones deben tener ventilación al exterior o a patios y las ventanas deben contar con un sistema de oscurecimiento, salvo que la vivienda esté situada en un edificio catalogado como Bien de Interés Cultural que impida acometer estas intervenciones.

– La vivienda debe estar suficientemente amueblada y dotada de todo lo necesario para su uso, en función de las plazas ofertadas.

– Los usuarios deben tener acceso a un botiquín de primeros auxilios y a información turística sobre las posibilidades que ofrece la zona (lugares de ocio, restaurantes, comercios, aparcamientos, servicios médicos y medios de transporte), así como planos de la ciudad y guía de espectáculos, en soporte físico o electrónico.

– Se pondrá a disposición del usuario Hojas de Quejas y Reclamaciones, y se anunciará en un lugar visible.

– La vivienda contará con un servicio de limpieza a la entrada y salida, así como ropa de cama, lencería y menaje. 

– Cada electrodoméstico contará con sus instrucciones para consultar su correcto uso.

– Se informará a los visitantes sobre la admisión de mascotas, la restricción para personas fumadoras o el uso restringido de ciertas estancias. 

– Se facilitará a los usuarios un número de contacto con atención permanente a la hora de resolver consultas, dudas y problemas de forma inmediata. 

¿Cómo tramitar mi licencia de apartamento turístico? 

La licencia de apartamento turístico es un documento necesario para alquilar un inmueble con este uso. Sin embargo, los pasos que hay que dar para alquilar de forma legal una vivienda con uso turístico cambian de una Comunidad Autónoma a otra, por lo que conviene preguntar en cada caso cuáles son los trámites necesarios.  

Para convertir un local en un piso turístico, en la mayoría de las Comunidades Autónomas te solicitarán que la vivienda tenga una cédula de habilitalidad o licencia de ocupación. Además, en muchas otras te obligarán a presentar una declaración responsable, que en la mayoría es un trámite gratuito, si bien en otras puede estar condicionado al pago de una tasa. Asimismo, habrá que inscribir la vivienda en el registro de alojamientos turísticos.

Además, cada Comunidad Autónoma establece sus propios requisitos a la hora de tramitar la licencia, que en algunos casos hacen referencia a los sistemas de refrigeración o a la contratación de un seguro de responsabilidad civil. Por ello, lo mejor es consultar al ayuntamiento y al organismo competente autonómico qué requisitos hay que tener en cuenta a la hora de tramitar la licencia de apartamento turístico. 

Muchas personas prefieren la fórmula de convertir un local en piso turístico porque les da miedo decantarse por un contrato de alquiler de larga duración y que inquilino no pague puntualmente. En este caso, existe un seguro de impago de alquiler que te garantiza el cobro del alquiler si el arrendatario no paga y, además, te ayuda a encontrar al mejor inquilino para que la situación de impago no se llegue a dar.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.